Reseña de “Tesla y la Conspiración de la Luz”

Una de las cosas buenas de tener un blog y que alguien lo lea es que de vez en cuando te envían libros para hacer reseñas. Si encima da la casualidad que el libro es de uno de tus géneros favoritos (Ciencia-Ficción) y basado en uno de los personajes más fascinantes de la historia (el serbio Nikola Tesla), miel sobre hojuelas, y encima la editorial me lo envió antes de que fuera publicado, así que lo pude leer directamente sobre las pruebas de imprenta.

Steamboy, un clásico del Steampunk

El libro se enmarca dentro del poco reivindicado género del Steam-Punk, es decir, ciencia ficción pero con aire retro, principalmente del siglo XIX y de la revolución industrial. De ahí el nombre, por Steam (vapor). Si alguien quiere familiarizarse con este género le recomiendo la película de animación japonesa Steam-Boy.

En los últimos años Tesla se ha convertido en un personaje icónico, casi un prototipo de genio incomprendido que murió en la miseria, olvidado por todos y cuyo legado hay que reivindicar. Es cierto que tuvo una azarosa vida, pero no creo que sea un genio olvidado o que nunca se le haya reivindicado. No hay que olvidar que el máximo honor que se le puede otorgar a un científico es que una unidad lleve su nombre, como Newton, Pascal, Joule, Ohm, Ampere o Coulomb. Tesla tiene el honor de pertenecer a ese selectísimo club, mucho más duradero y reconocido que el de los premios Nobel. La unidad de inducción magnética es el Tesla, que, poca coña, equivale a 10.000 Gauss (unidad que lleva el nombre de uno de los matemáticos más influyentes de la historia).

La trama de la novela se basa en fabular sobre el destino de Nikola Tesla después de sus desavenencias con Edison y que muchos de sus inventos fueran explotados por el propio Edison o por Marconi. La acción se desarrolla en el periodo de entreguerras, pero donde los inventos injustamente robados a Tesla han propiciado un desarrollo tecnológico inimaginable. La mayoría de personajes que aparecen en la trama son reales, como Hugo Gernsback, J.P. Morgan, Astor y por supuesto, el propio Tesla. La acción, trepidante, se basa en un grupo que trata de llevar el caos a nivel mundial y reivindicar la figura de Tesla, y no quiero contar más para no destripar la historia, pero me lo he pasado genial leyéndola.


10 Comentarios

Participa Suscríbete

Isabel García RuizIsabel García Ruiz

Hace poco descubrí a Tesla a través de otro libro que me fascinó “3327 Yo Soy La Luz Del Mundo” ¿Lo conoces? Desde entonces soy una auténtica “devoradora” de cualquier cosa que tenga que ver con él. Por lo que en breve buscaré el libro del que hablas en tu Blog. Que por cierto, me ha encantado, así que de aquí en adelante trataré de seguirte.

Un saludo y enhorabuena por tu trabajo.

AlbertAlbert

Sí, Tesla fue un personaje fascinante, además de gran inteligencia poseía una memoria prodigiosa y una capacidad para hacer cálculos mentales fuera de lo común.
Si a todo ello sumamos una personalidad bastante excéntrica, su rivalidad con Edison y Marconi y que investigaba en lo que en su época era la frontera de la ciencia, (ondas electromagnéticas, energía eléctrica,…), se creó una atmósfera misteriosa en torno a él que ha dado pábulo a que los magufos del presente lo idolatren como su ídolo de “pensamiento alternativo y antisistema”, “inventor de artilugios imposibles” y “víctima de todo tipo de conspiraciones”
Si os interesa el tema, os aconsejo el siguiente enlace:
http://mitosytimos.blogspot.com.es/2...-libre.html

MauricioMauricio

Muchas gracias, lo pongo en mi lista de libros pendientes (y orgulloso de que sea un autor español).

MauroMauro

Bueno, vamos a ver, “el máximo honor que se puede otorgar a un científico será lo que él decida o quiera”. Habrá científicos que querrán gloria (una estatua, condecoraciones, medallas o que se le ponga nombre a su invento) pero habrán otros que querrán pasta, y habrán otros que quieran las dos cosas. Y cualquiera de esas cosas sería totalmente legítima. Creo que lo importante es intentar no idealizar nada.
Hay otra observación que me gustaría hacer porque el tema de la propiedad intelectual es interesante: “Si un científico descubre algo y no lo transforma (por el motivo que sea) en un bien o servicio que sea demandado por otras personas, NO ESTÁ HACIENDO NADA y no tiene ningún derecho a exigir nada a nadie. Lo único que estará haciendo es recreación para satisfacción propia. Y si mañana otra persona (que podría ser el carnicero de mi barrio que es casi un analfabeto) es capaz de transformar ese invento o descubrimiento en un bien o servicio altamente demandado por millones de clientes y empieza a ganar lo que no está ni escrito, todo, repito, TODO el dinero que gane será suyo y si no quiere darle un duro a nadie, estará en su derecho, por muy maravilloso o inteligente que haya sido aquel científico que, desgraciadamente, murió en la indigencia”

AlbertAlbert

“Si un científico descubre algo y no lo transforma (por el motivo que sea) en un bien o servicio que sea demandado por otras personas, NO ESTÁ HACIENDO NADA…”
La frase me ha dejado anonadado. Iba comentarla pero no me sale,… :-(

Doctor MapacheDoctor Mapache

Albert, I know what you feel bro, iba a poner algo aquí sobre el personaje de la frase pero conociendo al autor del blog, me iba a dar un tirón de orejas por obsceno.

Juan GallegoJuan Gallego

“No esta haciendo nada”.no se de que habla este tipo si todo el mundo sabe que la conspiracion que hubo en contra de Tesla fue de su mismo inversor,estoy hablando del magnate de las entidades bancarias,J.P.Morgan.gracias a ese tipo la humanidad no disfruta del servicio de electricidad gratuito.leé e informate un poco capo.

Soraya

Es un gran libro, que suerte haberlo podido leer antes que ninguno. Me parece que el texto es espectacular y que el autor ha querido hacer un fantástico homenaje a Tesla y que mejor manera que crearle unos hechos como los que aquí cuenta 😉 Un besote.

LourdesLourdes

El libro es fascinante!!!!
No hace falta acotar nada
Saludos cordiales desde Paraguay

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>