Transgénicos sin Miedo, el libro que siempre quise escribir.

Ha hecho falta 3 intentos previos en Destino y otro anterior en otra editorial, pero por fin sale a la calle el libro que he escrito con más ganas e ilusión (sin desmerecer a ninguno de los anteriores, por supuesto). “Transgénicos sin Miedo“. Después de 20 años investigando, dar charlas, debatir, escribir artículos de investigación y divulgativos y conocer a los científicos más relevantes en este campo por fin puedo plasmar todo ese trabajo y experiencia en un libro de divulgación. Ya está aquí “Transgénicos sin Miedo”. El libro tiene dos partes, una en la que hablo de la tecnología y explico qué es, de donde viene y para qué sirve y otra en la que abordo todo el debate social y la oposición a los OGM, tratando de no eludir ninguna cuestión del debate.

portada_transgenicos-sin-miedo_jm-mulet_201703211836

Os paso un fragmento de la introducción:

Una cosa es cierta. La palabra «transgénico» suena fatal, casi tan mal como «nuclear» o «tóxico». Cuando ves una noticia en la prensa donde aparece la palabra «transgénico» o su sinónimo «organismo genéticamente modificado» en la mayoría de los casos van a hablar de riesgos, de peligro o de rechazo social. Lo mismo pasa cuando quieres informarte y buscas algún libro o blog que hable del tema. En la mayoría de los casos vas a encontrar informaciones muy preocupantes sobre peligros para la salud o para el medio ambiente. Hemos visto a determinadas organizaciones haciendo campañas muy agresivas contra esta tecnología que incluyen imágenes de patatas convertidas en escorpiones, campos cultivados devastados o el boicot a compañías que venden productos que incluyen transgénicos. También hemos visto ciudades o regiones que se declaran libres de transgénicos o la promulgación de leyes para frenar el desarrollo de esta tecnología.

A nivel personal, cuando dices que eres científico normalmente la gente te muestra un cierto respeto salpimentado con un punto de admiración, más que nada porque en España tenemos muy pocos en comparación con otros países y la rareza siempre puntúa alto. Sin embargo, cuando dices que trabajas con plantas transgénicas pierdes de un plumazo todo lo que habías ganado en reconocimiento social, y ya no eres tan majo como antes. Eso de los transgénicos suena muy mal. El problema es que si preguntas por qué es malo un transgénico y qué problemas crea, a la gente le cuesta encontrar una respuesta medianamente coherente.

Y de hecho, surgen preguntas incómodas. Si esta tecnología es tan mala y crea tantos problemas, ¿por qué se sigue usando? ¿No sería más fácil prohibirla? O más fácil, si fuera tan mala, nadie querría utilizarla. En la vida, como en las buenas novelas, las cosas no son blancas y negras, y muchas veces los malos no son tan malos como los pintan, ni los buenos, tan buenos. Los transgénicos no son más que una tecnología, que como todo tiene una utilidad: hay algunas cosas para las que sirve y otras para las que no. Y como todo, una tecnología no es mala o buena per se, todo depende del uso que hagas de ella. Sin embargo, en este caso concreto la información que circula habla mucho de sus problemas (reales o inventados) y poco de sus beneficios. También tenemos un problema añadido: sobre transgénicos hemos oído hablar mucho a los políticos o a los activistas, y muy poco a los científicos, con lo que se ha creado un problema comunicativo que ha favorecido la propagación del miedo y de noticias alarmistas, que muchas veces no son ciertas. Hablar de transgénicos y no decir lo que el público espera oír no deja de tener sus riesgos, como recibir amenazas de muerte o tener que salir escoltado de alguna charla.

DBQJ0ocXUAEf4Dt

En este enlace podéis descargar el primer capítulo.

y la nota de prensa:

«Hoy por hoy, no podríamos vivir sin transgénicos. La gente que alerta sobre los supuestos peligros de los transgénicos, realmente nos sabe lo que son. De hecho, muchas camisetas con la leyenda “no quiero transgénicos” están hechas con algodón transgénico.

Los alimentos transgénicos son los más evaluados de la historia, así que si pidiéramos los mismos controles a los alimentos no transgénicos, tendríamos que vaciar los supermercados. La mejor prueba de que el miedo no tienen fundamento es la cantidad de aplicaciones que utilizamos a diario basadas en esta tecnología.

El miedo a los transgénicos es fruto de la mala información.»

Y aquí una entrevista con Pepa Fernández hablando del tema.

Entrevista a José Miguel Mulet

13 Comentarios

Participa Suscríbete

pvlpvl

En mi opinión, en Occidente la moral dogmática cristiana con sus dogmas de fé y sus pecados capitales ha sido sustituida por la moral dogmática “progresista” que a su vez conlleva sus propios dogmas de fé y pecados capitales.
Lo anterior ha producido paradójicas situación en las que pensadores “racionalistas” tan abiertamente progresistas como el caso del físico A. Sokal han tenido que poner de manifiesto el dogmatismo irracional de correligionarios ideológicos, convirtiéndose en el blanco de la ira de los dogmáticos.
Desconozco la ideología del autor del art, pero de lo que no tengo duda, por lo que (le) he leído al respecto, es que sus críticas al irracionalismo anticientífico, tanto en este como en otros temas, también le ha convertido en blanco de los mismos progresistas dogmáticos.
Me llama la atención que no suele ser frecuente citar expresamente que la ideología común que engloba a todos estos grupos dogmáticos (ecologistas, antiglobalización, antivacunas, postomodernistas, etc, etc), que lleva a los más extremistas en su irracionalismo , a que el autor del autor del art reciba amenazas de muerte o a tener que salir escoltado de alguna charla, es generalmente la progresista. De hecho, por ejemplo Sokal ha tenido que justificar sus acciones como un intento de que el progresismo como ideología no siga desprestigiándose por culpa de los impostores intelectuales postmodernistas.
Antaño, en Occidente, la base religiosa común que profesaban los los enemigos del racionalismo, ya fueran católicos, luteranos o calvinistas era el cristianismo dogmático que veía en las nuevas teorías científicas al nuevo anticristo, y fue necesario dar la batalla sin complejos contra dicha “ideología religiosa” para que el racionalismo, o al menos la libertad de pensamiento y el debate libre de ideas, pudiera prosperar.
Creo que hasta que no se dé este mismo paso respecto al progresismo dogmático que domina el pensamiento colectivo actual en Occidente, principalmente por los propios intelectuales progresistas que se convierten en el foco de la ira de sus correligionarios más cerriles cuando se atreven a cuestionar los dogmas, no se ganará esta batalla.

AitorAitor

pvl… Muy interesante tu comentario.
Muy previsor ante los posibles comentarios que pueden surgir sobre el libro de Mulet.
Una buena idea para ponerse a pensar antes de escribir:
Ver si el propio comentario no es una repetición inconsciente del “dualismo religuoso” que pueden habernos inculcado d de forma mas o menos inconsciente.
Es imaginable que habrá más o menos polémica. El deseo de ser “consolado y escuchado” es algo innato a la especie humana.
La religión; como bien dice pvl , además de sacarle provecho; lo lleva y seguirá usandolo por los siglos de los siglos. (-In sæcula sæculorum. -Amén.)

Dicen que día a día se va abriendo paso el Cognotivismo y , su fase más adelantada, el Postcognotivismo:
https://en.wikipedia.org/wiki/Postcognitivism

Por otra parte, hoy en día ya no se lleva eso de escribir artículos en Internet, con mayor o menor descaro para la polémica, y esperar cientos y cientos de comentarios. ¡Y mucho menos en Naukas!
Son polémicas y artículos de los que pasan las nuevas generaciones. Gilipolleces de clase o cosas sabídas y repetidas… Pasan.
Cosas viejas, repetitivas y de viejos. De políticos. De periodistas. De tertulianos de TV,. De tertulianos de foros y otros medios de Internet, etc.
Lo mismo que “pasan” esos millones de españoles jóvenes que se han ido a trabajar al extranjero e intentan adaptarse y disfrutar la vida que les ha tocado, al igual que les tocó a sus padres y a sus antepasados.

Y, finalizando ya, pidiendo disculpas anticipadas al tonto del pueblo, discapacitados de cualquier lugar del mundo y otras personas que no son culpables o conscientes de su salud física y/o mental:
“Cosas del tonto de la peña, que es más tonto que el tonto del pueblo. ”

Volviendo al libro de Mulet:
– Gracias J. M. Mulet, ya tengo otro libro tuyo para leer este verano.
– Es un libro muy didáctico y polivalente. Leyendo tu capítulo de gentileza, creo que es comprensible y legible para todas las edades.
– He viso o me ha parecido ver que pones las cosas en su momento actual. Creo que no se te ha colado el clásico comecocos de decir: “Los españoles de hoy en día somos malos porque lo fueron nuestros antepasados.”
– …
En fin: ¡Gracias por seguir escribiendo libros. Gracias por la cultura.!
Saludos.

PD.
¿La letra “Itálica” no es para usarla solo en textos de dos o tres líneas, pero no en textos largos.?

pvlpvl

Aitor: efectivamente el fenómeno religioso, entendido en sentido amplio como la creencia dogmática en “algo” y el rechazo visceral a todo lo que lo cuestione, parece ser una constante de la especie humana.
El contenido “formal”de los dogmas va variando en el tiempo, pero la actitud mental de los dogmáticos es constante en el tiempo, variando entre el creyente moderado hasta el fanático iluminado, con la única diferencia entre ellos de las barbaridades que están dispuestos a hacer en defensa de su dogma particular.
Sin darse cuenta de lo anterior es casi imposible comprender como pudieron ser posibles acontecimientos históricos como las carnicerías de la Guerra de los 30 años, o el Holocausto nazi (por poner dos ejemplos separados en el tiempo) o sucesos “cotidianos” actuales tan “absurdos” como que un profesor de biotecnología sea amenazado de muerte por el mero hecho de defender pública y razonadamente que los transgénicos no son tan malos como los pintan.

Pedro

Yo pondría más énfasis en el “pensamiento colectivo”; es decir, la gente cree lo que creen los de su alrededor. Si “todo el mundo” dice que los transgénicos son malos y, además, aquellos que se oponen se hacen visibles mediante manifestaciones, etc resulta difícil ir contracorriente.

Hace no muchos años, p.e., si uno defendía en público en España que el precio de los pisos iba a bajar podía exponerse a todo tipo de comentarios.

AitorAitor

Tienes razón Pedro…
¡Ahí te quiero ver… Muy inteligente tu comentario.!

Es un tema que entra dentro de la Psicología cognitiva, que parece ser la forma más dinámica y las más adecuada para estudiar el “Cognotivismo”.
Aunque no estaría de más el echar una ojeada a la Sociologia y a la dinámica de la evolución social y antropologica.

Usar o aceptar como un mantra el término “cognotivismo” es algo que suena raro. Es como si fuera un invento y tuviera su inventor y sus fieles para propagar su doctrina.

Por cierto me ha salido esto en probervia.net:
¿Qué es la mayoría? La mayoría es un absurdo: la inteligencia ha sido siempre de los pocos.
— Friedrich Schiller (1759-1805) Poeta y dramaturgo alemán —

El hombre es el único animal con capacidad de observarse a sí mismo y que ha sido dotado de la dolorosa capacidad de haber querido siempre saber el porqué.
— Nadine Gordimer (1923-2014) Escritora sudafricana. —

Son pensamientos de unas personas en una época determinada. Es interesantísimo ver el entorno personal y social en el que han sido dichos.
http://www.proverbia.net/buscarfrase...#038;page=1

Gracias por tu comentario.

PD.
Hay una cosa y una idea a la que últimamente estoy intentando poner guapa y bonita:
Es la idea de “protestar por protestar”, “carta dirigida a… “, “toda la verdad sobre…” y que por lo general equivale a “dar voces”, “dar la lata”, “pinchar a los demas,” “hacer encerronas o cencerradas”, etc.

Es el clásico de toda la vida… Tirar piedras a los tejados, romper cristales, robar cosas, garbanzos, uvas, tronchos…, hacer trastadas y otras muchas “tonterias” de personas más o menos aburridas, piscopatas, buenas-malas, etc.
Por lo general estas últimas accciones… Eran la terapía final, más o menos consentida por el pueblo.
Aunque algún daño crónico si que puede quedar. Véte tu a saber, a buscar y a descorrer los velos de la realidad para encontrar alguna solución…
¡Se hace y se seguirá haciendo. Lo que fue es, y lo que es será.!

Pero no me sale la idea condensada y autoexplicativa… Tengo la imagen persistente y antigua de que “salir al campo a tirar el pantalón” es una forma de tarapía y forma de verse desnudo ante el mundo.
Y “erre” que “erre” …
¡Qué no termino de condensar por escrito la idea.!

DavidDavid

Modifica la nota de prensa, que tiene un par de erratas.
Muchas ganas de leer tu libro. ¡Enhorabuena!

OscarRMOscarRM

jejeje, “aunque fuera verdad”

Teniendo en cuenta que si fuera verdad al glifosato lo deja por los suelos, lo que sí invalida a todos los transgénicos con el gen de resistencia al glifosato.

¿Revista de perfil bajo?¿Nature? ¿International Journal of Biological Sciences?
Después de llamar a Nature revista de perfil bajo, pues su articulito y Naukas son más bajos todavía.

Aun así, ¿quimiofobia? No señor, sensatez. Investigue usted la estafa de Dupont sobre los PFOA y como falsearon los datos, los resultados y todo para decir que eso es inocuo cuando realmente es cancerígeno. Si es usted de verdad científico debería escribir sobre las estafas científicas de la industría química y biotecnológica.

BacillusBacillus

Obviamente tu formacion cientifica es nula. Seguramente ni te hayas leido los articulos que pones.
Cuando sepas a distinguir la revista Nature, del Nature publishing Group que engloba revistas de bajo indice de impacto como scientific reports -esa que tu confundes con nature- vienes a dar lecciones sobre bibliometria.
Y ya puestos, seguir poniendo bibliografia donde Seralini es uno de los coautores como articulos relevantes pues eso… es como dar por bueno un articulo sobre buenas practicas en Hacienda publica con Messi y Ronaldo (ya que no sabes de ciencia lo mismo si sabes de futbol) como firmantes.

OscarRMOscarRM

Obviamente tu sintaxis es nula… “Cuando sepas a distinguir”
Eso que dices de que nature.com engloba a revistas de bajo perfil… también engloba a la revista Nature… Así que creo que tu comprensión lectora es nula. Ahora que de desprecio e insultos bajo el anonimato vas bien servido. ¿Este es el debate de los protransgénicos?

Pero eso sí, atacar a investigadores de universidad por no estar de acuerdo en las conclusiones es como le pasó a Galileo. Así os va a los protransgénicos, intentado, además, omitir el término transgénico como un tabú y usar el eufemismo OGM para engañar a los consumidores. jejeje
Pero no pasa nada, sigan confiando en los estudios “independientes” de las multinacionales sobre transgénicos.

Carmina MuñozCarmina Muñoz

Antes de nada, felicitarte por tu último libro. Acabo de leerlo hace apenas unos minutos y no podía esperar a decirte que me parece brillante, no he podido soltarlo desde que lo compré. Tus libros (los tengo y he leído todos) nunca dejan de sorprenderme. Me resulta absolutamente admirable la documentación que debes haber utilizado para escribirlo (para escribir cada uno de ellos), he de reconocer que con cada pie de página tenía que resistirme lo inenarrable para seguir con la lectura y no darle al enlace correspondiente, aunque confieso que no lo he conseguido siempre, la curiosidad siempre me vence y al ser un poco freak del control, necesito siempre todos los datos, un poc más.
Se trata de un libro muy serio, muy bien documentado, muy clarificador, muy necesario y que evidencia el dominio que tienes sobre el tema. Este libro es quizá menos accesible para la población general que tus libros anteriores ya que en la primera parte del libro das un buen repaso a la biología, a las técnicas usadas en genética… No es una crítica, muy al contrario, me parece enteramente necesario y he disfrutado con cada palabra.
Te sigo desde hace tiempo, y te admiro profundamente. Aunque seguimos disciplinas hermanas (yo me dedico a la medicina) no estoy muy “puesta” en tu campo, pero intento leer todo lo que cae en mis manos sobre biotecnología de los alimentos,incluso hasta el punto de plantearme cursar estudios en este campo. Mi marido me dice (cuando me emociono y le cuento en un grado de excitación considerable lo que estoy leyendo en ese momento) que soy una escéptica practicante. Yo no tengo ningún blog, ni escribo libros divulgativos, pero acribillo a mis conocidos con todas las lecturas interesantes que caen en mis manos (entre ellas, tus libros) Creo que la reflexión en este último (espero no hacer spoiler) sobre que el científico debería estar disponible para responder preguntas es muy interesante, ya que los activistas o ecologistas o simplemente los magufos de turno siempre lo están. Los científicos, en parte, son responsables de ese resurgimiento del pensamiento magico y/o irracional, porque es importante hacer pequeños o grandes descubrimientos, pero también es importante la divulgación y la educación de las personas de la calle.
Muchas gracias por tu trabajo, por tu dedicación y por tus esfuerzos por acercar el conocimiento científico a la gente corriente. Gracias por conseguir que dejemos de lado el miedo.

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>