Estoy cursando el Máster en Biotecnología Molecular y Celular de Plantas en la Universidad Politécnica de Valencia. En la asignatura de Comunicación Científica se nos pidió que escribiésemos un post acerca de nuestro Trabajo Fin de Máster, proyecto de laboratorio que llevamos muchos meses desarrollando mis compañeros y yo. La nota se basa en el número de visitas y comentarios recibidos. Claro, para escribir acerca de tu proyecto y recibir el mayor número de visitas tienes que venderlo, tienes que convencer a los lectores de que lo que haces es lo más importante.

Al intentar pensar cómo vender mi proyecto me di cuenta de que no quería venderlo, que no tenía por qué venderlo. Mi trabajo no me parece más importante ni más bonito que el del resto de mis compañeros, me parece lo que es: CIENCIA y APRENDIZAJE. Este es mi último trabajo del máster y quizás de mi periodo educativo como estudiante (que no como investigadora, espero), y aún a riesgo de jugármela, he decidido hablar de lo que me apetece. Por una vez en mi vida quiero hablar de lo que me apetece y no de lo que me piden, así que lo siento JM pero no voy a hablar de nuestro proyecto (JM además de ser el que pone la nota en esta asignatura es la persona que dirige mi Trabajo Fin de Máster). De todas formas, el que quiera saber de qué va mi proyecto me lo puede preguntar, contestaré encantada.

No es original lo que quiero decir, ni siquiera novedoso; pero me gustaría aprovechar esta oportunidad para poder expresar lo que realmente siento.

De lo que quiero hablar es de CIENCIA, de cómo una simple estudiante que aspira a investigar ve la Ciencia. Siempre se dice que para hacer Ciencia hay que publicar, publicar en revistas científicas, cuanto más prestigio tengan mejor, mejor es tu trabajo. Para publicar tienes que vender tu investigación a la revista en cuestión y para investigar tienes que tener dinero, dinero que consigues vendiendo lo importante que es lo que investigas.

Estoy harta la verdad…no he empezado en este mundo y lo que veo no me gusta. A veces me da la sensación de que la Ciencia se tiene que prostituir para conseguir algo de dinero o abrirse paso para salir a la luz, por lo menos en este país. Sé que es necesario obtener financiación, o más bien imprescindible, pero me da pena que siempre haya que andar adornando y buscando la aplicabilidad de lo que se quiere investigar. Está muy bien encontrar buenas aplicaciones y mejorar o buscar soluciones a los problemas de la sociedad o del Medio Ambiente. La satisfacción tiene que ser inmensa. Pero, ¿por qué hay que aplicarlo todo? ¿Por qué siempre esa visión tan antropocéntrica para que concedan un proyecto? Con lo bonito que es el saber por saber, el conocer lo que nos rodea, comprender y admirar lo que la Naturaleza nos ofrece, disfrutar de ella y compartir con el resto lo que se va descubriendo. La Naturaleza es increíble y la Ciencia es el camino para descubrirla, una novela que engancha y nunca acaba.

Me gustaría que cada grupo investigase lo que le apetece y no tener que vender su importancia, sino exponer su belleza. Me gustaría que dejasen de poner obstáculos a la Ciencia y ofreciesen peldaños, la aplicabilidad que buscan brotaría del trabajo científico aún sin ser buscada. Me gustaría tenerlo fácil para formar parte de este mundo que no me gusta, que implica venderte, competir, dar tumbos por el mundo y encima mal pagado. Me gustaría formar parte de este mundo porque quiero investigar, aportar mi granito de arena al conocimiento de la Naturaleza. Porque saber cómo funciona un gen, cómo se desarrolla una enfermedad o cómo las plantas son capaces de sobrevivir en ambientes hostiles y aun así regalarnos la vida dándonos de comer y de respirar es apasionante.

Serge Haroche

Y por último, me gustaría montar algún día ese IBMCP II que tan guay sería, con esas 5 personas que tienen tantas ganas como yo de hacer CIENCIA ;).

Maria V. Barja Afonso

Muy buenas, soy un pringado estudiante del master del IBMCP. He de hablaros del trabajo que realizo a diario porque no tengo más remedio gustosamente. No voy a contaros mis resultados ya que no tengo casi nada, además son cosas súper importantes, con contratos multimillonarios detrás y que cambiarán la vida a millones de personas, y cobro millones por mantener mi boca cerrada. No debí decir eso… aquí va un tostón para disimular y dar el esquinazo a mis superiores:

<coñazo>

Las giberelinas son una clase de fitohormonas que participan en la regulación de numerosos procesos importantes del crecimiento y desarrollo de las plantas como el mantenimiento del letargo de las semillas o la reducción de la proliferación y expansión celular. Una pieza clave de la ruta de señalización de la hormona son las proteínas DELLA, que son reguladores transcripcionales de localización nuclear que reprimen las respuestas a giberelinas. Aunque las DELLA no se unen directamente al DNA, son capaces de interaccionar con un alto número de proteínas reguladores de diversas familias, típicamente factores de transcripción, lo que explica que sean capaces de controlar tan amplia variedad de procesos. Mi investigación consiste en encontrar proteínas que interactúen con las DELLA y caracterizar dichas interacciones para entender mejor cómo las DELLA contribuyen a regular el crecimiento y el desarrollo de las plantas

</coñazo>

Ahora sí. Mi trabajo consiste en saber si dos proteínas (las DELLA y una serie de proteínas) interaccionan físicamente o no, es decir, si se pegan. Para ello hay dos técnicas ampliamente utilizadas en la biotecnología de plantas, que son las que estoy empleando en mi proyecto:

Doble híbrido en levadura

Empezaremos por decir que un vector es una secuencia de DNA circular que contiene diferentes genes, es decir, diferentes fragmentos de secuencia que darán lugar a diferentes proteínas. Podemos modificar el contenido de estos vectores, así como introducirlos en un organismo u otro (bacterias, levaduras, plantas…)

Figura 1
vectorstock.com

Leer más

La alternancia entre día y noche, y la estacionalidad suponen cambios drásticos en las condiciones ambientales. Estos cambios continuos han moldeado en gran medida la forma de vida de los diferentes organismos de nuestro planeta, especialmente los cambios en luz y temperatura.

Nosotros tampoco nos libramos de esta alternancia de ciclos de día y noche, ya que organizamos nuestra vida diaria en torno al tiempo que marcan los relojes en nuestras paredes, muñecas o dispositivos digitales. Sin embargo, nuestras propias células ya cuentan con un reloj interno que regula de forma muy precisa muchas de las funciones fisiológicas y metabólicas que tienen lugar a lo largo del día. Este reloj interno es lo que denominamos reloj circadiano, o reloj biológico, aunque quizás este término sea confuso…

Image1
Este no es el “reloj biológico” del que hablamos… (Fuente: H. Caldwell Tanner)

Leer más

Parece chocante la pregunta, pero SI que es posible. Gracias a la capacidad que tienen las células vegetales de dar lugar a un nuevo individuo a partir de una de ellas. A esto se denomina “totipotencia”. Esto no ocurre en todas las células animales, ya que esa capacidad solo la poseen una célula (el zigoto); pero en plantas es relativamente más fácil.

Leica Picture
Formación plántula

El tejido más empleado es la hoja, en el cual las células poseen mayor capacidad de dar un nuevo individuo que las células del tallo o la raíz. También se puede dar lugar a una planta a partir de otras partes como: tallo con una rama lateral, a partir de ápice caulinar o meristemo. El ápice caulinar es la zona que se encuentra en la parte superior del tallo, que se encuentra protegido por unas hojas de pequeño tamaño por el cual continua el crecimiento de la planta y meristemo (parte superior del ápice caulinar, con gran capacidad de dar cualquier tipo de tejido, serian como las células madre en animales). A la regeneración de una planta a partir de una hoja se llama regeneración adventicia. Se dice que es adventicia porque se desarrolla en un lugar distinto del habitual y cuya presencia no es común.

Leer más

Cuando sales de paseo, ¿alguna vez te has puesto a pensar que las plantas se encuentran constantemente expuestas a una gran variedad de situaciones de estrés y cómo es que logran defenderse del ataque de patógenos? La verdad, es que las plantas han generado un sistema de defensa a través de respuestas metabólicas y fisiológicas que les permitan adaptarse mediante la síntesis de metabolitos secundarios y la expresión de genes de defensa. Csb3 es un factor de susceptibilidad a Pseudomonas syringae. Por lo tanto, se espera que un mutante de este factor sea resistente a esta bacteria. Para entender mejor lo anteriormente comentado, podríamos comparar al mutante de csb3 con Hulk. Este súper héroe de Marvel, después de una mutación, pasó de ser un hombre normal, a ser un súper hombre que en situaciones de estrés poseía una fuerza descomunal y habilidades sobrenaturales. Ocurre lo mismo en las plantas, el mutante del gen de Arabidopsis, csb3 se activa y proporciona mayor resistencia frente al ataque de Pseudomonas syringae., el cual, en este ejemplo vendría a ser el villano de Hulk, es decir representa a “la abominación”. Ahora, imagínate que podríamos encontrar la fuente de poder de Hulk y transferírsela a otros seres humanos como mecanismo de defensa. Para esto, primero debemos saber cómo funciona y en dónde se origina. Pues bien, en el laboratorio donde trabajo, estudiamos el Hulk de las plantas, los mecanismos moleculares de este mutante y su supresor, es decir, al gemelo malo de Hulk. Este supresor se caracteriza por ser susceptible a Pseudomonas syringae. Esta investigación se realiza con el fin de entender la relación planta-patógeno o en otras palabras cómo Hulk vence a diario a la Abominación comprendiendo como funcionan tanto Hulk como su gemelo malo.

HULK

Post escrito por Sofía Moya Jiménez.

La actividad humana en lo que respecta a la industria química, farmacéutica, del papel o la actividad minera produce una serie de residuos contaminantes, que sin una buena gestión pueden llegar a incorporarse al ecosistema. Poniéndoles nombres y apellidos, podemos referirnos al arsénico, al cadmio, o al mercurio, como algunos metales pesados que entre otros son liberados por la industria como desechos, y que acaban llegando hasta nosotros a través de la contaminación de los suelos.

Contaminacion metales pesadosLeer más

Las plantas presentan una enorme diversidad de formas en la naturaleza, que refleja la variación en el tamaño, forma y posición de sus órganos. El número y la disposición de estos órganos son la base de la arquitectura de la planta. Nuestro laboratorio está interesado en entender el control de la arquitectura de la inflorescencia, la región donde se forman las flores. Queremos conocer las redes genéticas que regulan el desarrollo de la inflorescencia y cómo han evolucionado.

imagen1
Pequeña muestra de la variedad de flores que existen en la naturaleza

Leer más

Pues sí, ellas también quieren viagra®. Por ellas, quiero decir las plantas. Y por viagra®, quiero decir óxido nítrico, que a fin de cuentas hace lo mismo (en animales). Pues como ellas quieren, nosotros les damos. Por nosotros quiero decir el laboratorio donde trabajo (de gratis, que es lo que hay). Bueno, mejor empiezo por el principio.

En mi laboratorio estudiamos el papel que cumple en las plantas esta especie de viagra® gaseosa que es el óxido nítrico. Las plantas ya de por sí tienen la viagra® en su interior, como una especie de hormona, pero para estudiar mejor sus efectos y su función nosotros les chutamos verdaderas sobredosis. “¿Cómo, si se trata de un gas?”, os preguntaréis. Bueno, para eso tenemos unas cámaras de gas herméticas e insonorizadas (desde luego a las plantas no se las oye gritar) donde las metemos y las gaseamos. A veces les gusta, a veces no. Pero es divertido. Y en caso de escapes, los hombres disponemos de una máscara de gas (alias “The Mask™”) para tranquilidad de las mujeres. También tenemos unas plantas mutantes muy feas que son deficientes en viagra®. Como se ve que las plantas necesitan la viagra® (son muy adictas), estos mutantes suelen ser muy paliduchos y débiles, con las hojas más amarillas que verdes.

Viagra_in_Pack

Leer más

Estimados lectores.

Empieza la temporada de cursos de verano, y este año he sido invitado por tres universidades distintas a participar en diferentes cursos.

Abrimos el fuego del 7 al 9 de Julio en la Universidad de Burgos donde Luis Alfonso Gámez ha organizado el curso titulado ‘Ciencia, pseudociencia y pensamiento mágico en tiempos de incertidumbre‘ con el programa siguiente, que podeis descargar aquí:

triptico_ind_2_2_Burgos-Pseudociencia-1

Y aviso que el día 6 de Julio haremos el prologo del curso en forma de un Enigmas y Birras en el”Bardeblás” (C/La Puebla 29, 09004) a las 19:00, con la participación de Fernando Frías, Guillermo Quindós y moderado por L.A. Gámez.

Leer más

Hace unos meses escribí un duro artículo sobre la actitud de Greenpeace y el arroz dorado. A raíz de ese artículo contacto conmigo Victoria Ley, miembro de la ONG española Adelante África, que realiza su labor en Uganda, para hablarme del problema en primera persona. Espero que este post que me envía Victoria sirva para que muchos se replanteen su actitud.

En Uganda hay muchos niños, se ven en las calles, en el campo, jugando, trabajando. Los niños de Uganda son alegres y sonríen, y están bien educados. Su mirada es profunda y oscura. Hoy es domingo y todos los niños del orfanato de Omwaana Tugende están con sus mejores ropas preparados para ir a la iglesia. Están eufóricos, saltan, corren, va a ser un gran día. En una esquina del jardín hay una niña sentada en un banco. Cuando me acerco veo sus ojos llenos de lágrimas, pero me sonríe. Le pregunto qué le pasa y mira la herida que tiene en el pie; lleva varios días con ella y no acaba de cicatrizar. No podrá ir a la iglesia, se perderá la gran fiesta y se quedará sola. Los niños en Uganda lloran, pero sin hacer ruido. No exigen que solucionen sus problemas inmediatamente, quizá cuando alguien pueda lo hará, o lo intentará. Aceptan lo que les pasa, y quizá no sirva para mucho llamar la atención. Es una gran fiesta; todo el mundo está muy elegante. Corbatas y pajaritas, zapatos de charol, sombreros, pelucas y vestidos impecables que no se sabe cómo han salido tan limpios y planchados de esas chozas de barro.

Sin título-1

Leer más