Existen algunos temas en los que en vez de ir hacia adelante parece que vayamos hacia a atrás. Normalmente cuando un tema científico entra en conflicto con uno religioso, el científico suele tener las de perder a nivel social, hasta que la evidencia es tan obvia que la religión trata de amoldarse y asimilar la evidencia científica a su discurso. No obstante en otros aspectos la religión lo que trata de hacer es disfrazarse de ciencia y pretender que en el fondo el conjunto de dogmas que componen una religión describen el universo de forma más acertada y tienen una base científica a la que tarde o temprano llegará la ciencia. El problema es que lo que suele pasar es que la ciencia acaba descartando las visiones religiosas (que por algún extraño motivo siempre son metáforas cogidas por los pelos y que se pueden interpretar de diferentes maneras, ya que la myoría de las religiones asumen que existe un Dios omnisciente, lo menos que se le puede pedir es que hable claro).

Leer más

El pasado viernes 28 de Febrero acudí como ponente invitado a la jornada “Mengem sa? IX Jornada de Protecció vegetal”, organizadas por la Institució Catalana d’Estudis Agraris (ICEA) y l’Associació Catalana de Ciencies de l’Alimentació (ACCA). La jornada constaba de diversos debates y ponencias con los temas de “consumidor”, “seguridad y valor nutritivo” y “Producción” (en esta última participé como ponente).

La mesa de debate “Consumidor” (a la que acudí en calidad de espectador) dejó dos titulares interesantes. Al ser preguntados por el público sobre el tema de la alimentación ecológica los representantes de la diversas empresas de alimentación dijeron que la ofrecían, pero que la demanda era más bien escasa. De hecho el representante del mercado de la boquería dijo que en una reciente reunión en Helsinki se había constatado que la tendencia es al estancamiento a nivel europeo puesto que nadie compra una lechuga ecológica a 1,25 si la convencional vale 50 céntimos. La respuesta fue que no lo entendían puesto que ferias como biocultura están llenas. Se podría replicar que las ferias del libro están llenas de gente paseando, pero las ventas son las que son. Alguien puede ir a biocultura, pero comer ecológico todos los días… como que no. También se quejaron sobre un presunto incumplimiento sobre el etiquetaje de transgénicos a lo que los productores respondieron que nada de nada, que si utilizan OGM lo etiquetan. Aunque les emplazaron a mi charla de la tarde.

Enlace permanente de imagen incrustada
Abel Mariné presentando mi intervención.

Mi charla sin novedades, salvo el inmenso honor de ser presentado por una institución en el mundo de la nutrición como Abel Mariné. Llevaba una figura con imágenes de etiquetas donde se explicita que contienen OGM, dando por contestada la pregunta de la mañana.

El debate posterior fue peculiar. Participabamos Judit Arnó, especialista del IRTA en control biológico de plagas, Pere Cabiscol, de la empresa Fruits de Ponent, Joan Rubió, de la empresa Recaredo que cultiva productos biodinámicos y Daniel Valls, presidente de CCPAE, organismo encargado de la certificación ecológica en Cataluña, además de un servidor. El moderador fue Emili Montesinos, catedrático de producción vegetal de la Universidad de Gerona. Lo suyo sería que os pusiera el vídeo del debate, pero no puedo, porque desde la parte ecológica de la mesa no quisieron que se grabara, por lo que me toca contarlo.

SNC02794
Producto conteniendo soja OGM correctamente etiquetado

La impresión que tengo es que la gente que se dedica a la agricultura ecológica vive en una burbuja de autocomplacencia y tienen una percepción de la realidad diferente a la del resto. Hicieron afirmaciones del estilo “que la agricultura ecológica tiene menos emisiones de CO2″ y “Es más respetuosa con el suelo” cuando les dije que lo de las emisiones de CO2 no es general, ya que el uso de técnicas para el control de plagas poco eficientes muchas veces implica más tratamiento o utilización de plásticos, simplemente, lo negaron… hasta que el moderador les tuvo que dar los datos concretos. También dijeron, literal “que no hay ningún dato que diga que la agricultura ecológica es más insegura”… parece que no se enteran de las alarmas. Aunque a mi lo que más me sorprendió es la facilidad para autocolgarse medallas. Según ellos la agricultura ecológica es la que más se preocupa por el suelo y por el medio ambiente y su origen es en los años 20. Cuando les pregunté si se refieren a los trabajos de Steiner, creador de la antroposofía y de la agricultura biodinámica, que hablaba de astrología, calaveras enterradas, etc… resultaba que si. Parece ser que la agricultura ecológica nace con Steiner, que no era agrónomo, sino creador de sectas. Si esa es la base de la agricultura ecológica, mal empezamos. Curiosamente olvidan todos los trabajos de ingeniería agronómica que se hicieron en centros como el Rothamsted en Inglaterra y todos los avances que se han hecho para disminuir el impacto ambiental, tanto en el tema de los fitosanitarios, como en riego como en nuevas variedades. Se quejan de la poca investigación que hay en Agricultura Ecológica, cuando realmente lo que hacen es ignorar y despreciar todos los avances tecnológicos en agricultura. Una contradicción.

SNC02795
Dar charlas tiene sus cosas buenas. Gentileza de Jose y Virginia de http://www.hermeneus.es/huertodejovi

Otra paradoja es que parece que tienen un léxico propio un poco peculiar. El término de agricultura ecológica ya de por si es bastante erróneo ya que la agricultura nunca es ecológica, pero ahora se refieren a la agricultura convencional como “agricultura química”. Durante una intervención del público una asistente dijo que ellos hacen agricultura ecológica y que, al contrario que la agricultura química, ellos utilizan productos como polisulfato, cobre, caolín o cloruro de calcio. Le pregunte si eso que había mencionado no son productos químicos, dijo que sí, pero tradicionales (parece ser que tienen una tabla periódica distinta y por eso no son “química”). También le tuve que incidir que esa agricultura “química” es la que da de comer a todo el mundo, y no la biodinámica o la ecológica.

Los participantes que representaban a la agricultura convencional se quejaron del exceso de control en comparación con la ecológica. Por ejemplo, el uso del caolín para preparados de fitosanitarios tiene un control exhaustivo, que no tiene cuando se utiliza en agricultura ecológica, de la misma manera, en producción convencional el número de aplicaciones de cobre está limitado y en ecológico es mucho más alto. Como lo dijeron os lo cuento.

SNC02797
Ya tengo vino ecológico y biodinámico, gentileza de “Mengem sà?”

De la misma forma la base que tiene el reglamento de producción ecológica es que todo sea natural (el de la biodinámica son las paridas de Steiner, incluyendo calaveras y cuernos de la abundancia). Pero eso se pervierte. Por ejemplo, el cobre se autoriza por ser natural, aunque actualmente la mayoría del cobre de la agricultura viene de la chatarra… es decir, que ha sido manufacturado e industrializado.

Por último contaros que el detalle que tuvo la jornada con los ponentes fueron tres botellas de vino blanco, cada una representando un tipo de producción: una convencional, una ecológica y una biodinámica. Ya os contaré que tal. Últimamente se ha convertido en costumbre que después de las charlas alguien me regale algo de comer. Aprovecho estas líneas para agradecer a @Burgobarri la cesta de verduras que me regaló en Bilbao el lunes pasado y a Virginia y Jose, del huerto de jovi, la bolsa con verduras y huevos del jueves en el eeep-Valencia. Ya me lo he zampado casi todo y estaba delicioso.

De propina os dejo el aparente debate que tuve con Abel Mariné en el programa “Matí a 4 Bandes” en radio4 (en catalán).

Ir a descargar Por cierto, “Comer sin Miedo” parece que está funcionando muy bien. Llevamos 55 días entre los 100 más vendidos de Amazon y esta semana está 4 en la lista de los 10 más vendidos del suplemento “El Cultural” de “El Mundo”.

Bueno, pues después de haber recorrido la mayoría de los eeep de España, y algún acto afín en el extranjero, por fin me toca ser profeta en mi tierra (de adopción) y este jueves 27 de Febrero estaré hablando de miedos alimentarios, a cuenta de “Comer sin Miedo” en El escépticos en el Pub de Valencia, en el pub Ben’s Inn, en la plaza de Honduras a las 20:00.

Leer más

El próximo lunes a las 19:30 estaré en la Biblioteca de Bidebarrieta (C/ Bidebarrieta 4, Bilbao). Presentando “Comer sin Miedo” con todos los amigos que os acerqueis. El acto está organizado por la editorial Destino, Bidebarrieta Kulturgunea, Círculo Escéptico y EL CORREO. La presentación correrá a cargo de Luis Alfonso Gámez. Luego hablaré un rato sobre mitos y falacias alimentarias y responderé a las preguntas del público. Aquí teneis la convocatoria oficial en la web de “El Correo”.

Pues ya sabéis, bilbaínos y alrededores (término que a la derecha de la ría comprende el mundo, el sistema solar, el universo conocido y parte del desconocido; a la izquierda todavía abarca más territorio) el lunes que viene a las 19:30 nos vemos en Bidebarrieta.

Entre presentación y presentación de “comer sin miedo” (espero en unas semanas retomar el ritmo habitual de actualizaciones) he encontrado un hueco para leer el libro que me ha regalado José Ramón Alonso, prestigioso neurocientífico y compañero en Naukas. El libro viene nada más y nada menos, que con el aval de haber ganado el premio prismas de la casa de las ciencias de Coruña (2012) en la categoría de mejor libro inédito, uno de los pocos que premia la divulgación científica en este país y que en otra edición ganó mi compañero de departamento José María Seguí Simarro (2010).

Leer más

Cuando uno empieza a leer “El Dios de Darwin” no puede más que sentirse atrapado por personajes como la zoóloga Karen Nieto, autista que dedica la mayoría de su tiempo a estudiar los atunes con la única compañía de una asistente a la que contrata porque no habla su idioma, o por Tonio, eminente profesor de Berkley que es invitado a tomarse un año sabático por acudir travestido a sus clases. En cierta forma el libro es lejanamente deudor de toda la literatura de conspiraciones y tramas que aunque tiene un origen muy anterior, se puso de moda con “El Código da Vinci”. No obstante está escrito desde el punto de vista del racionalismo y el escepticismo y por suerte huye de todo el tufo conspiranoico y sobrenatural que campa a sus anchas por toda la literatura de códigos secretos y manuscritos ocultos.

Leer más

Por mucho triunfalismo que exhiban los entusiastas de la agricultura ecológica las cifras siguen bajo mínimos. Realmente representa una fracción ínfima de la alimentación en España, donde no llega al 4% la gente que consume casi todos los días producto ecológico y siendo muy generosos no llega al 20% los que lo consumen una o dos veces por semana. De la misma manera la superficie agrícola destinada a cultivo ecológico sigue siendo ínfima (un 5% del total).

A pesar de estas cifras modestas están llegando noticias que desde Alemania (el principal consumidor) se está presionando a la comisión Europea para que ponga en vigor una nueva normativa de producción ecológica que sustituya a la actual del 2007 y que esto vaya acompañado de una aplicación más rigurosa. Bueno, pues si esta propuesta triunfa, ya os digo que la agricultura ecológica será como el fin de una estrella, se convertirá en una estrella de neutrones o en una enana blanca o en un agujero negro (gracias @darksapiens), como suele pasar con todos los movimientos que pretenden ser tan ortodoxos y puros que son incapaces de cumplir los requisitos de pureza que exige su propia normativa.

La agricultura ecológica ¿implosionará?

Leer más

Estimados lectores, antes que nada pedir disculpas por no estar actualizando el blog en la frecuencia acostumbrada, pero el lanzamiento de “Comer sin Miedo” esta ocupando todo el tiempo que le puedo dedicar a la divulgación, que nunca es mucho ni el suficiente.

Bueno, pues parte de esta labor ha sido conceder entrevista a diferentes medios de comunicación, entre ellos, programas de Radio, que a provecho para compartir:

En RNE Nacional, a hombros de gigantes, con Manuel Seara, al que tuve la inmensa fortuna de desvirtualizar:

1016391_586723374737343_829413383_n

También en Radio Nacional he participado en el programa “La Biblioteca Pública” con Manuel Sollo:

Con Carlos Herrera tuve una agradable charla desde los estudios de Onda Cero en Valencia hablando, entre otras cosas, de lo que nos pasa cuando te comes una ensalada en un país exótico:

31

Y con Javi Nieves en la COPE fueron 7 minutos, pero intensos:

7562_586721421404205_78109484_n

Espero en unos días recuperar la normalidad y volver al ritmo habitual de publicación… mientras os dejo lectura ¿Qué tal “Comer sin Miedo”?

Estimados lectores. Me es grato anunciaros que el próximo jueves 16 de enero llegará a todas las librerías mi segundo libro, “Comer sin Miedo”, publicado por la editorial Destino (grupo Planeta) en el que hablo de mitos, falacias y mentiras sobre la alimentación en el siglo XXI. El libro estará disponible en papel, y en digital, tanto en formato epub como en formato MOBI.

¿Tenemos motivos para decir que la comida de ahora es peor que la de nuestros abuelos? ¿La industrialización de la comida nos está envenenando? ¿Qué dieta es la mejor? ¿Consumir comida ecológica es más sano? En el libro he tratado de contestar a estas cuestiones de forma rigurosa y a la vez divertida, o por lo menos, yo me he divertido escribiéndolo. Que quereis que os diga, a la gente le gusta que en su alimento aparezca la palabra “natural”, o “sin conservantes”, a mi en cambio, me preocupa. No entiendo la demonización de la intervención humana en los alimentos, puesto que hoy la comida es más segura que nunca en la historia de la humanidad y por fin tenemos el privilegio de poder comer sin miedo.

Leer más