Post escrito por Pablo Romero, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Las propiedades psicoactivas y medicinales de la Cannabis, conocida popularmente como marihuana, eran ampliamente conocidas por civilizaciones antiguas, luego a comienzos del siglo XX la planta fue declarada ilegal en la mayor parte del mundo usando como argumento las propiedades psicoactivas, opacando por largo tiempo sus usos medicinales. En los últimos 10 años varios gobiernos han permitido el consumo en distintos grados y cada vez son más los países en los que se permite el consumo con fines medicinales, sin embargo en la mayoría de los países aún mantiene el estatus de ilegalidad y no se hace distinción entre usuarios medicinales y recreativos.

Plantación legal de cannabis medicinal en Chile
Plantación legal de cannabis medicinal en Chile

Leer más

Post escrito por Andrea Torruella, alumna del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

¿Cómo nos alimentaremos si nuestras cosechas se pierden? ¿Qué comeremos? ¿Habrá suficiente comida para todos? El rendimiento de nuestras cosechas se ve afectado por muchos motivos, como: sequía, cambios en la salinidad del suelo, el frío y las enfermedades mediadas por virus, entre otros factores. Estas últimas en especial, provocan grandes pérdidas debido a la dificultad para controlarlas y a su rápido avance. Esto es un problema al que debemos prestar gran atención, no solo debido a las pérdidas económicas, sino también por la creciente demanda de alimentos a la que nos enfrentamos.

La población humana actualmente es de 7.495 millones y se espera que para el 2050 seamos 9.000 millones, lo que quiere decir, que incrementar la producción de alimentos para alimentar a todas esas personas, y aún hoy no lo hemos logrado. 973 millones de personas sufren hambre o malnutrición según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), por lo que debemos mejorar y aumentar los rendimientos de las cosechas si queremos que haya suficientes alimentos en el futuro.

1299668316f65f3c90124f6d7708b78f

Leer más

Post escrito por Sergio Legido Peña, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Cada uno de nosotros se constituye por los diferentes genes heredados de nuestros padres, que juntos componen nuestro genoma. Si, ese “libro de instrucciones” de la vida que nos da forma. Este genoma, se entremezcla con aquello que nos rodea, nuestro ambiente, para dar lugar a nuestras características (fenotipo).

4

Gracias a ello, cada uno de nosotros somos diferentes, con nuestros más y nuestros menos, pero siempre ligados a un origen; nuestros padres. Sin embargo, ¿Es posible que todo esto vaya a más?

Como ya sabemos, nuestra información genética está comprendida por el DNA heredado de nuestros padres. No obstante, sobre esta base, pueden existir modificaciones. Estas modificaciones, realizadas sobre dicho “manual”, constituyen la epigenética, que se define como la modulación de la expresión de los genes sin alterar el contenido de nuestro genoma, es decir, sin alterar la secuencia de nuestros genes.

Leer más

El pasado jueves hice un Facebook live en El País Semanal para hablar de transgénicos, pero sin miedo. Fue un debate muy interesante presentado por Sara Cuesta y con mucha participación por redes sociales. Aquí os lo dejo.

Podéis seguir todas mis colaboraciones en “El País Semanal” aquí.

Post escrito por Teresa Fortún, alumna del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

¿Alguna vez has oído hablar de mutantes que no sean los superhéroes de los comics, o los personajes de ciencia ficción de la literatura y el cine? Pues existen, y en mi caso son mi pan de cada día…y con suerte lo que me dé de comer.

Imagen 1 Leer más

Post escrito por Irene García Maquilón, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Que el cambio climático es un hecho no es ninguna novedad (exceptuando la opinión de Trump). La continua emisión de gases de efecto invernadero es una de las principales causas. Y sí, somos culpables de la aceleración de este proceso natural; pero, además del calentamiento global, el derretimiento del Ártico o la subida del nivel del mar, el cambio climático afecta a los organismos que nos dan de comer y nos permiten respirar: las plantas.

Te preguntarás cómo puede afectar el cambio climático a las plantas, o más concretamente, a la agricultura. Pues bien, para entender esto no hace falta irse muy lejos; cada uno de nosotros puede apreciar en sus propias carnes las variaciones del clima durante las últimas décadas. Desde que se iniciaron los registros, llevamos superando el año más caluroso de la Tierra desde hace tres, siendo 2016 el año más cálido del que se tiene constancia. Y no lo digo yo, lo dice la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Variación global de la temperatura en las últimas décadas. Fuente: OMM.
Variación global de la temperatura en las últimas décadas. Fuente: OMM.

Leer más

Post escrito por Joan Freixas, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

¿Se puede controlar el desarrollo de los óvulos? ¿Cómo se controlan los óvulos? ¿Cómo se regula el proceso? ¿Qué utilidad tiene? En esta publicación intentaremos ir resolviendo una a una todas las cuestiones en lo que se refiere al funcionamiento de una parte importante del órgano femenino de las plantas y al papel positivo y negativo de las hormonas vegetales en la formación de los óvulos.

¿Pero qué son los óvulos? Quizás debería haber empezado hablando del gineceo de la flor, también conocido como pistilo, que es el órgano reproductor femenino de la planta encargado de la formación de semillas y frutos. Este órgano está principalmente compuesto por tres partes: el estigma, el estilo y el ovario. Ahora bien, destacamos el ovario que comparte similitud con el órgano reproductor femenino humano. Asimismo, es donde se forman y albergan los óvulos (Fig. 1) con el gameto femenino u oósfera, portadoras de una parte de la información genética del parental.

Fig. 1. Ubicación detallada de los óvulos dentro del ovario del gineceo.
Fig. 1. Ubicación detallada de los óvulos dentro del ovario del gineceo.

Leer más

Post escrito por Samuel Minguillón, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

A simple vista las plantas pueden parecer muy diferentes a las personas pero sin embargo poseen estrategias muy humanas (por decirlo de alguna forma), pero ¿sabías que las plantas pueden oler? Y que, al igual que nosotros, ¿poseen poros en su “piel”?.

Pues bien, vamos a ir parte por parte: sí, lo que has leído, las plantas son capaces de “oler” diferentes compuestos, y aunque te parezca extraño curioso lector puede que ahora mismo estés llevándolos puestos, ya que son el principal componente de muchas colonias y perfumes. Verás, las plantas producen estos compuestos volátiles no solo para que las usemos el sábado por la noche, si no para comunicarse entre ellas o repeler insectos. Espera, espera Samuel ¿que las plantas se comunican entre ellas?, efectivamente, estos compuestos que liberan al aire hacen las veces de WhatsApp para las plantas, con ellos son capaces de darse el chivatazo de que un patógeno anda cerca y así se pueden preparar para lo que pueda pasar. Esto es lo que en el laboratorio llamamos comunicación entre plantas o Interplant Communication (que en inglés todo suena mejor) ¿Interesante no? Pues vamos ahora con la siguiente parte.

imagen1

Leer más

Post escrito por Víctor Moles Casas, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Cada año perdemos gran parte de la producción agrícola de alimentos a causa de las plagas de insectos.

Para combatir este problema se han desarrollado varios métodos, algunos de los cuales seguramente habréis oído hablar como la fumigación de cultivos con pesticidas, o las temidas plantas transgénicas las cuales, (con algunas pocas excepciones) están prohibidas en Europa.

Otras estrategias para hacer frente a las plagas de insecto que quizás resulten menos conocidas y de las cuales hablaré en este post, ya que he trabajado con ellas, son la técnica del insecto estéril o los insectos modificados genéticamente.

La técnica del insecto estéril, consiste en esterilizar un gran número de insectos con dosis bajas de radiaciones y posteriormente liberarlos al medioambiente. Por lo general, se liberan insectos macho ya que es frecuente que las hembras causen daños en los cultivos o transmitan distintas enfermedades a los humanos como ocurre con algunos mosquitos. Una vez liberados, los insectos estériles compiten con el resto de insectos para aparearse con las hembras. El resultado es que la población de insectos se va reduciendo en cada generación hasta que la plaga es eliminada.

La técnica del insecto estéril ha sido aplicada con éxito para acabar con distintas plagas, pero aun así tiene limitaciones. El mayor problema es que los insectos irradiados pueden tener problemas de salud y un nivel de forma física menor que el del resto de insectos. Estos, en caso de ser liberados, van a tener problemas para competir por las hembras lo que causará que la población de insectos no se reduzca de forma efectiva. FIGURA1

Para solucionar los problemas que plantea el uso de la radiación en la técnica del insecto estéril, se han desarrollado insectos transgénicos cuya descendencia muere en las primeras etapas de vida. Para obtener estos insectos, se inserta una copia de un gen autolimitante que actúa formando una proteína que altera la actividad de otros genes lo que lleva a la muerte del insecto. Este proceso se puede evitar subministrando en la dieta del insecto un antibiótico que inhibe el gen autolimitante, lo que permite la reproducción y el mantenimiento del insecto en el laboratorio hasta que llegue el momento liberarlo al medioambiente.

Una vez que los insectos transgénicos son liberados, el gen autolimitante pasa a su descendencia. Esta al no ser capaz de obtener el antibiótico no tendrá posibilidades de sobrevivir, por lo que la plaga se irá reduciendo hasta desaparecer sin dejar rastro.

El uso de insectos modificados genéticamente para el control de plagas representa una serie de ventajas respeto a otros métodos de control tradicionales como los pesticidas ya que permite el control de una determinada plaga de forma específica es decir, sin afectar a otros insectos. Además la alternativa planteada es segura ya que los genes con los que se modifican los insectos no permanecerán ni se dispersarán por el medioambiente. Por otra parte, las proteínas producidas resultan tóxicas únicamente para el insecto de manera que si estos fueran ingeridos por otros animales no les causaría ningún efecto perjudicial.

La eficacia de esta herramienta en la supresión de poblaciones específicas de insectos ha sido demostrada en diversos ensayos como el que fue realizado en la ciudad de Piracicaba (Brasil) en el que se redujo en un 80 % la población del mosquito transmisor del Dengue, A. aegypti.

FIGURA2

En nuestro país, esta tecnología podría ser aprovechada para controlar la mosca del olivo, una plaga que causa la perdida de buena parte de la cosecha de aceitunas. Aun así, parece que tras el rechazo del gobierno al autorizar los ensayos correspondientes esto va a ser, como ocurre con las plantas transgénicas, una idea más que se queda a medio camino.

Hace unas semanas nos llegaba la desagradable noticia que se habían detectado las primeras infecciones de Xylella fastidiosa en la península, concretamente en Guadalest (Alicante). A Mallorca había llegado a finales del 2016. Esta bacteriana, conocida como el Ébola del olivo, tapona los canales por los que circula la savia y la planta se seca afectada por la enfermedad de Pierce. La bacteria se transmite de árbol a árbol utilizando insectos como vectores.

Xylella-fastidiosa-1508x706 c.jpg
Xylella fastidiosa

Leer más