Post escrito por Andrea Martín, alumna del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Los seres vivos hemos sufrido (o disfrutado) de 3.500.000.000 años de evolución, y como se suele decir, la vida da muchas vueltas, y si es a nivel genético aún más.

Durante tooooooooodo ese tiempo, desde las primeras protocélulas hasta nosotros, los seres vivos hemos ido ganando funciones. Piensa en la cantidad de cosas que nos separa de, no sé, algo como una ameba o una bacteria. Todos esos rasgos, caracteres, órganos… cosas que en definitiva tú tienes y una bacteria no (y viceversa ¡ojo!, que las bacterias también hacen muchas cosas), se deben a que durante nuestro camino evolutivo cada uno fue adquiriendo y seleccionando, eligiendo, diferentes fragmentos de ADN según las ventajas que estos dieran. Es decir, con el tiempo, cada uno fue ganando y perdiendo genes, adaptándose así a su entorno, las bacterias a sobrevivir hasta en Chernobyl y tú a correr delante de los leones, pura presión de selección.

img1
Nosotros frente a una ameba, las diferencias son evidentes… ¿no?

Leer más

Post escrito por MIGUEL EZQUERRO URZANQUI, alumno del máster de biotecnología molecular y celular de plantas que organiza el IBMCP.

Hace 500 años los conquistadores españoles llegaban a América. La leyenda cuenta que en el siglo XVI, uno de los reyes de lo que actualmente es el norte de Colombia se cubría el cuerpo con polvo de oro y realizaba ofrendas en una laguna sagrada durante las celebraciones de la cosecha. Este hecho, dio pie a múltiples expediciones en busca del legendario reino conocido como el Dorado. Estoy seguro de que esos conquistadores sufrieron los malintencionados efectos del virus de la gripe en algún momento de su vida, como casi todos nosotros en pleno siglo XXI. Y es que todos los virus son malos. ¿O no?

imagen1

¿Qué pensaríais si os dijera que gracias a un virus puede que un día lleguemos a comer una ensalada dorada y que encima nos ayuda a no envejecer?

Leer más

Post escrito por Julián Calleja, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Todos los organismos vivos necesitan de las proteínas para poder contarlo un día más, y son estos organismos, mediante un no tan conocido camino, los que se encargan de producir esas proteínas que necesitan.

La historia de la “fabricación” de las proteínas empieza con el ADN, una copia de seguridad de la receta para producir proteínas. Este ADN, dependiendo del organismo, puede estar encerrado en un núcleo o no (en el último caso la región se llamaría nucleoide), eucariotas y procariotas respectivamente. Pero ambos tipos de organismos tienen en común un paso intermedio entre la lectura de esa receta y la preparación de las proteínas. Este paso, es simplemente un transporte de la receta hacia la fábrica de proteínas, el ribosoma, y es llevado a cabo por una “copia en sucio” del ADN, el ARN (más específicamente el mRNA, la ‘m’ es de mensajero).

Para rizar el rizo, este mRNA realmente sale del ADN como pre-mRNA, y es una copia directa del ADN (se genera en un proceso llamado transcripción). La receta que guarda este pre-mRNA contiene información de sobra y muchas florituras, por lo que antes de llegar al ribosoma (que es un tipo muy serio al que no le gusta esos adornos) elimina aquello que sobre y se queda con la receta más básica posible, el mRNA (a este fenómeno de quitar aquello que no interesa, se llama splicing).

dogma

Leer más

Post escrito por Alberto Fuster, alumno del máster de Biotecnología Molecular y Celular de Plantas que organiza el IBMCP.

Seguramente todos tenemos o hayamos tenido alguna planta en casa. Hasta los más hábiles con eso de la jardinería se habrán tenido que enfrentar año tras año a las temidas plagas. Que si pulgones en el rosal, taladro en los geranios, cochinilla en las plantas de interior… El listado es interminable y su efecto en nuestras plantas muchas veces fatal. Si esto es lo que pasa en las plantas ornamentales podemos imaginar los efectos devastadores que tienen las plagas en las cosechas. La producción se ve diezmada y el rendimiento económico del agricultor reducido a la mínima expresión.

Imagen 1 Algunas de las plagas más comunes en plantas ornamentales y cultivos.

Los mecanismos internos que decantan la balanza por el desarrollo de las respuestas de defensa o por la inducción del crecimiento son complejos y están gobernados por múltiples hormonas y unas proteínas, los factores de transcripción, que controlan la expresión de los genes implicados en estos procesos. Las proteínas DELLA median en esta decisión gracias a que son muy promiscuas, interaccionan físicamente con muchos de esos factores de transcripción impidiendo que realicen su función o favoreciéndola. De esta manera bloquean el crecimiento de las plantas mientras estas se ven afectadas por las plagas.

Imagen 2
Las diferentes hormonas y las variaciones que desencadenan en los niveles de los factores de transcripción determinan cuando se inhibe el crecimiento para favorecer las respuestas de defensa y viceversa

El objetivo de mi trabajo final de máster consiste en modificar estas proteínas DELLA para conseguir que cesen de interaccionar con algunos de los factores de transcripción de manera que las plantas no dejen de crecer cuando son atacadas por los patógenos. Para conseguirlo obtengo variantes de estas proteínas introduciendo algunos errores al zar en su secuencia. Mediante un ensayo en levadura evalúo, frente una larga lista de factores de transcripción, si estas han dejado de interaccionar o por el contrario siguen haciéndolo. Si las proteínas son capaces de unirse, las levaduras podrán crecer. No habrá crecimiento cuando la proteína DELLA haya perdido la capacidad de interaccionar.

Imagen 3

(Imagen 3) Ensayos realizados en levadura para evaluar la pérdida de capacidad de interacción de DELLA con los factores de transcripción.

Aunque mi proyecto finalizará con la caracterización y estudio de las versiones de DELLA obtenidas. El objetivo a largo plazo de todo esto es llegar a introducir en plantas de interés agronómico la proteína DELLA ideal para conseguir que estas no detengan su crecimiento y sean más productivas cuando se vean afectadas por una plaga.

Como todos los años por estas fechas empezamos con la ronda de posts de los alumnos del máster en biotecnología molecular y celular de plantas que organiza el IBMCP. Abre el fuego Daniela Barro Trastoy.

Desde hace ya algunas décadas, los biotecnólogos de plantas han estado investigando cómo aumentar el rendimiento de los cultivos mediante la mejora de ciertos rasgos agronómicos (resistencia a plagas, tolerancia a sequía, etc.) o cómo mejorar la calidad de los alimentos. Así, se han ido generando conocimientos sobre la biología de las plantas, además de aplicaciones en base a estos conocimientos, con el fin de mejorar el aprovechamiento de los recursos naturales. El trabajo de investigación que estamos llevando a cabo en el grupo de Señalización Hormonal del Desarrollo de Frutos y Semillas del IBMCP, al cual me he incorporado para realizar mi Trabajo Final de Máster, se encuentra dentro de este contexto. Básicamente, estamos investigando cómo aumentar la producción de semillas en cultivos en los que sea interesante lograr este objetivo. La idea es la siguiente…

Las semillas se producen debido a la maduración de los óvulos fecundados tras la polinización. Por lo tanto, si conseguimos que las plantas desarrollen más óvulos, cabría esperar que éstas produjeran más semillas. Ya se han identificado hace tiempo numerosos genes que determinan el desarrollo de los óvulos en plantas, pero todavía no se conocen bien los mecanismos moleculares implicados en la determinación de su número. En relación a esto, en el laboratorio donde estoy han observado que ciertas hormonas vegetales influyen en este proceso.

Figura 1
Figura 1. Diagrama de una planta de Arabidopsis thaliana (planta modelo) y de la morfología de su flor y sus frutos (extraído y modificado de los libros Biochemistry & Molecular Biology of Plants de Bob B. Buchanan, 2015; y Plant Physiology and Development de Lincoln Taiz, 2015)

Leer más

En diciembre del 2016 participé en el evento “El País con tu futuro” organizado por el periódico El País, en el que tratamos de motivar a los más jóvenes para que puedan decidir su futuro profesional. Yo les hablé de las bondades de trabajar en biotecnología vegetal. Es el futuro, o ya casi el presente. Aquí os dejo el vídeo.

C0xyxB4WEAAjE42

Nadie dijo que hablar de transgénicos sea fácil. La semana pasada estuve en Hoy por Hoy, el programa que presenta Gemma Nierga (junto a Pepa Bueno), hablando de transgénicos con Javier Gregori y Toño Fraguas. Parece que ambos periodistas no son muy favorables a esta tecnología. Aquí os dejo el audio.

Este sábado a las 12:00 estaré participando en el V encuentro de novela criminal “Las Casas ahorcadas”, organizado por Sergio Vera en Cuenca. Como habréis adivinado, estaré hablando de ciencia forense y presentando mi penúltimo libro “La Ciencia en la Sombra

Y a modo de introducción os paso esta entrevista que me hicieron en la Cadena SER en Cuenca.

Leer más