Glifosato, Mentiras y blogs ecologistas

Parece que la última noticia del cambio de categoría del glifosato según la IARC a 2A ha abierto la temporada de los expertos en glifosato. Aquí parece que todo el mundo sabe mogollón. Me han llamado especialmente la atención varios artículos. Este de Joaquín Araujo en «El Mundo» del que no voy a comentar demasiado porque con la primera frase he tenido bastante.

Algunos llevamos casi cuarenta años dando y dándonos de comer sin usar un solo gramo de producto alguno producido por la industria química.

Solo le recomendaría que se repasara la lista de pesticidas autorizados en la agricultura ecológica y quien ha producido las las gafas que lleva en la foto.

 

Otro artículo que si que he conseguido leerme es este que habla del millón de firmas contra el glifosato. Parece ser que ahora los temas científicos se debaten por iniciativa popular, bien, vale, veremos que pasa si recogen un millón de firmas contra la ley de la gravedad, y así volaremos todos. Yo tenía la esperanza de que dentro del mundo del ecologismo quedara algún ser racional, alguien que se preocupara de argumentar sus afirmaciones y de no soltar lo primero que se le ocurriera sin documentarse. Debo estar equivocado y el rigor periodístico del ecologismo debe ser como el de Sálvame, pero en verde, de forma que vale todo. Comentemos el artículo.

640px-1930s_gas_mask
Alarmando que es gerundio.

 

 

La decisión de la Agencia para la Investigación sobre el Cáncer de la OMS de considerar al herbicida más popular y globalmente utilizado en el mundo, el glifosato, como una substancia “probablemente cancerígena para humanos” (grupo de substancias 2A de la IARC), ha encendido todas las alarmas. Las de los ciudadanos asustados, que han empezado a recoger firmas solicitando la retirada del productoLas de los ciudadanos asustados, que han empezado a recoger firmas solicitando la retirada del producto,

En esta categoría se encuentra trabajar en una peluquería, en una freiduría, utilizar un solarium o la hierba mate, producto que en sudamérica se consume por millones de litros. ¿Dónde hay que firmar para que prohíban estas actividades y productos que llevan más años en esta categoría?¿Salimos a la calle a cerrar peluquerías?

CB6o4oBWYAASFTJ

 

pero también las de la famosa multinacional Monsanto, propietaria de la patente, que ve peligrar su negocio más rentable y niega la existencia razones científicas convincentes para llegar a tales conclusiones.

Mentira. La patente caducó en el año 2000. Pásate por cualquier todo a 100 y verás garrafas de glifosato de marca china.

Molécula de glifosato

 

Los primeros llevan recogidas en unos pocos días casi un millón de firmas. Evidentemente tenemos miedo, y por pura precaución debería ser una prioridad mundial realizar con urgencia estudios serios, rigurosos y determinantes con la finalidad de garantizar la salubridad del planeta y, mientras tanto, restringir al máximo la utilización de este polémico producto.

Los estudios serios, rigurosos y determinantes llevan décadas hechos. Tómate el tiempo de leerlos. Aquí te paso el enlace.

El glifosato es la base del RoundUp, la fórmula química clave del imperio transgénico de Monsanto que les reporta ganancias de 6.000 millones de dólares al año. La empresa dice que el informe de la OMS no ha tenido en cuenta otros muchos estudios donde se demuestra exactamente lo contrario, su inocuidad.

La empresa, la EFSA, la FDA y todas las agencias gubernamentales, más que nada, por qué sin ese informe no se autoriza. Insisto, vuelve a leerte los estudios que te he enlazado. Son 1936.

Enlace permanente de imagen incrustada

Desdice las conclusiones de los 17 de los mejores expertos en oncología del mundo que revisaron a fondo estudios independientes aunque, eso sí, excluyendo aquellos realizados por las empresas que buscaban la aprobación del veneno para poder seguir vendiéndolo. A estas alturas, la independencia de algunos expertos pagados por las multinacionales está más que en entredicho.

La conclusión es una reevaluación, sin estudios previos. Lo de la falta de independencia de los estudios ¿puedes demostrarlo o es una acusación gratuita? Por qué según tu teoría de la conspiración están comprados los científicos y los que evalúan. Personalmente como científico, me ofende bastante esta afirmación, entre otras cosas por qué yo tengo un artículo publicado sobre el glifosato que hice en mi tiempo libre sin ningún tipo de financiación. Y también parece olvidar que cuando se ha visto problemas con algún pesticida han sido los científicos los que han dado la voz de alarma, nunca los ecologistas, y se han retirado por datos sólidos sobre sus efectos, no por recogida de firmas. Por ejemplo la rotenona, que se retiró en el 2007 por su elevada toxicidad. Por cierto, se utilizaba en agricultura ecológica.

Pero ¿el malo no era Monsanto?

 

Hace cincuenta años, el pesticida DDT de Monsanto se usaba en todo el mundo, hasta que el esencial libro de Rachel Carson Primavera Silenciosa demostró su peligrosidad en personas y medio ambiente. Para cuando se prohibió llevaba décadas matándonos.

¿Hoy estás poco inspirado o querías batir un récord? Primera, el DDT nunca ha sido de Monsanto sino de la alemana Geigy que lo fabricaba desde 1879, por lo que su patente lleva más de un siglo caducada. Segunda: Nunca ha matado a nadie puesto que inhibe una ATPasa específica de insectos. Y tercera, para cuando se prohibió había salvado a millones de vidas de la malaria y la fiebre amarilla, pero claro, tú no te enteraste porque vives en un país rico.

El grupo de expertos de la OMS ha dictaminado ahora que existen “pruebas suficientes de que el glifosato puede causar cáncer en animales de laboratorio y hay pruebas limitadas de carcinogenicidad en humanos (linfoma no Hodgkin)”. Para esto último se basaron en estudios de exposición a glifosato de agricultores en Estados Unidos, Canadá y Suecia. Si hicieran estos mismos estudios en Sudamérica, donde se planta el mayor volumen de soja transgénica resistente a glifosato del planeta, los resultados serían aún más graves, pues allí la fumigación aérea y la falta de control está mucho más extendida.

Cherry picking. 1938 estudios, la mayoría avalan la falta de efecto. Y estas asumiendo otra falacia, la del residuo, es decir, que el estudio que no se ha hecho es el que da la confirmación definitiva… o no, o igual si que se ha hecho y no te has enterado.

Un excelente artículo de mi compañera de 20 Minutos Amaya Larrañeta explica con todo detalle los pros y contras del popular veneno; qué, cómo, dónde, para qué y cuáles son sus efectos y posibles alternativas. Os lo recomiendo.

Lo de veneno lo he pasado la primera vez, la segunda no. Lo de llamarlo veneno, es que estás poco inspirado ¿no? El éxito del glifosato se basa en que inhibe la ruta de biosíntesis de aminoácidos aromáticos, la famosa ruta del shikimato. Ruta propia de plantas y que no existe en animales, de ahí su especificidad y baja toxicidad e impacto ambiental. Para que te hagas una idea, la cafeína, el paracetamol y la aspirina tienen un IC50 de toxicidad más peligroso que el glifosato. Nada majete, no bebas café que te vas a morir.

¿Un Veneno?

 

Se han encontrado residuos de glifosato en aire, agua y alimentos. También en la orina de los europeos y en la leche materna de las norteamericanas. En algunas zonas agrícolas con grandes plantaciones de transgénicos donde se usa este herbicida, los casos de cáncer y malformaciones congénitas se han disparado.

Con una vida media de 22 días poco van a encontrar. Por cierto, aquí lo importante no es qué, sino cuanto. Los métodos de análisis cada vez son más sensibles. Concreta los datos, por favor.

En realidad este herbicida es tan popular como la cocacola. Es con el que se fumigan las cunetas de carreteras en toda España para controlar las malas hierbas, pero también el que podemos comprar en cualquier tienda para eliminar los matojos del jardín. El usado en grandes plantaciones de maíz, pero también en las pequeñas huertas de los pueblos. La mayoría no tiene ni idea de su peligrosidad potencial. Pero al menos un millón de personas sí que estamos más que preocupadas. 

Pues ya que veo que te gusta preocuparte, te rogaría lo hicieras con fundamento. El Paraquat y las atrazinas se siguen usando en campo y son mucho más tóxicos y menos específicos ¿Cuándo empezamos con las firmas? El espinosad que se utiliza en agricultura ecológica es tremendamente tóxico para las abejas, el cobre, también utilizado en agricultura ecológica que no es biodegradable ni específico… ¿sigo?

 

Me parece vergonzoso que alguien pueda utilizar un medio de comunicación para decir una sarta de inexactitudes o mentiras como las contenidas en este artículo. Pintar una mentira de verde no la hace verdad, simplemente deslegitima la presunta seriedad del movimiento ecologista.

Corolario:

¿De dónde sale esta campaña del glifosato cuándo objetivamente hay pesticidas mucho más problemáticos? Se juntan varios factores, pero los principales es que fue un invento de Monsanto, el malo carismático de la película, y que se utiliza para las plantas OGM. Sin estos dos factores nadie se preocuparía por el glifosato como no se preocupa por el glufosinato, que es de Bayer y cuyas plantas transgénicas resistentes no se comercializan todavía aunque son las que utilizo yo en el laboratorio (les falta carisma para que recojan firmas). Y este miedo interesado se alimenta por el hecho de noticias como esta que son publicadas a toda plana, pero en cambio cuando llega el desmentido, no se publica. Aprovecho yo aquí para hacerlo.

 

Enlace permanente de imagen incrustada



281 Comentarios

  1. Comparto tu indignación a este paso y teniendo en cuenta que todo es veneno (depende de la dosis) deberíamos prohibirlo todo y volver a la Acadia Pastoril donde ls ecologistas tocan la flauta rodeados de chinches, garrapatas, virus, bacterias, etc. pero eso si no son «químicos» y menos de Monsanto.

    1. Pues las chinches pulgas y garrapatas y demás insectos hematófagos prosperan por que los pastos y los bosques que los repelen estan siendo exterminados precisamente desde hae mucho… el aroma de las resinas de varias coniferas y varios hierbas repelen muchas plagas precisamente

    2. Ni hablar de todo lo que mata la Penicilina, realmente NOCIVA para el ambiente, por lo que recomendaría a los ecologistas seguir sus impulsos puristas y no probar antibiotico alguno. El hambre, como la pulmonía no es saludable, pero es una plaga mas extendida. Ahora habría que responder ¿Quien salvó más vidas? ¿Flemming o Monsanto??

    3. Eso de que la dosis la hace el veneno, en parte no es tan cierto, ya que por ejemple en corrosión, en olores, ya no se mide con la dosis y los contaminantes, debido a los efectos sinérgicos que hay entre los contaminantes.
      En salud ambiental pasa lo mismo hay tantos tipos de contaminantes y efectos sinérgicos que la dosis no hace el veneno, si no el cómputo de todos los efectos.
      Se debería hacer como en corrosión y en olores, mirar las consecuencias y menos las dosis.
      En las dosis de contaminantes muy severos como ftalatos, polifenil A, parabenos para embarazadas, etc debería endurecerse la normativa muchísimo.
      No quiere decir prohibir los químicos, pero sí los que se ha demostrado que son muy tóxicos y nocivos.

      1. Lo de la «salud ambiental» se estça cnvirtiendo en un refugio de magufos y quimiófobicos.

        Sin ir más lejos si hablas con cualquier dermatólogo te dirá que los parabemos no son el aditivo más problemático ni de lejos.

  2. No me ha quedado muy claro – y supongo que a algunos de los que, como yo, no somos muy duchos en ciertas cuestiones científicas – lo referente a lo que el autor del blog de 20 minutos llama » las conclusiones de los 17 de los mejores expertos en oncología del mundo que revisaron a fondo estudios independientes «. ¿En qué consiste exactamente esa revisión? ¿A qué se refiere J.M. Mulet cuando dice que «es una reevaluación, sin estudios previos»? ¿En qué medida se suele valorar dentro de la comunidad científica esas «reevaluaciones»? ¿Son algo comparable a un metaanálisis?

    1. todas las mejores soluciones las quieren dejar en manos de empresas que grneran productos sintéticos que naturalmente no son lo mismo que los remedios mas apegados a los mecanismos bioógicos que podrian ser mucho mas amigbles, justifican que sus productos son buenos pro que son efectivos para lo que son recomendados, pero no siempre analizan los impactos de toxicidad colaterales…
      ___ Otro ejemplo sería tambien que hay muchos productos farmacéuticos y cosméticos que contienen ingredientes dañinos, tóxicos para la salud, pero son buenos por que los resultados para lo que estos se recomendados ya sea «suprimir cuadros sintomáticos o remedios estéticos, higiene o maquillaje, son bastante efectivos, «pero no todos» publican los efectos secundarios a corto mediano o largo plazo en el impacto remanente a la salud a travéz de su utilización o simplemente se pasan por desapercibidos muchas veces y «la gente generalmente ni se inmuta precisamente, por que no se percatan en lo absoluto y como que nadie sabe de donde provienen ciertas enfermedades y deficiencias de funcionamientos organicos….
      _Hay listas muy largas de este tipo de productos y empresas que lucran de esta forma y cooperan con otras industrias como la de la» medicina» y las «farmacéuticas» Y precisamente … «Lo sintético no resulta siempre mejor que lo que se obtien de la naturaleza «

      1. Para Rafa Segu: Sin la medicina de ahora habrían muerto MILLONES DE PERSONAS. Mi hermano esta vivo gracias a la medicina, ya que es asmático desde niño. Sin contar con las personas con cáncer, sida, hepatitis, diabeticos y un largo etc… que dependen de la medicina moderna. ¿Que harías tu?. Darles plantas que a veces no son eficaces y acabar con TODAS LAS PLANTAS DEL MUNDO solo para curar a los humanos o dejar morir a la gente, por falta de tratamiento (vuelta a la prehistoria). ¿Y los enfermos mentales?, les quitas la medicación y no va a ver suficientes policías para parar a todos cuando entren en un brote psicótico. Pero eso la gente como tu no lo piensa, solo sueltas el típico: «las malvadas farmacéuticas » y » “Lo sintético no resulta siempre mejor que lo que se obtiene de la naturaleza “. Me gustaría verte curando a un esquizofrenico paranoide con plantitas.

        1. De hecho tu comentario esta impregnado de mucha subjetividad, con eso de «mi hermano está vivo gracias a la medicina» y por lo tanto es un argumento falaz para defender una postura. Porque si nos basáramos en esa clase de subjetividades te aseguro que no son pocos los que podrían refutar tu comentario con un «pues mi madre/hermano/hijo/sobrino/amiga, etc ya no está vivo/a a causa de el uso de agro-tóxicos en mi localidad». Por otra parte es bastante iluso e hipócrita suponer que los avances de la medicina y la ciencia han salvado al mundo de enfermedades con un tubo de ensayo y mucho estudio e inteligencia. Ya que la gran mayoría de los productos farmacéuticos son fabricados a partir de plantas u otros productos obtenidos de la naturaleza. Y muchos medicamentos han sido descubiertos al observarse que tal producto natural tenía determinadas propiedades. Ya que aludes a la psiquiatría en la actualidad se conoce que el uso de aceite de cannabis es efectivo en el tratamiento sintomático de múltiples afecciones, particularmente neurológicas como la epilepsia. No digo que el descubrimiento de muchas medicinas no haya proporcionado mayores beneficios que efectos adversos, pero tampoco se puede «hacer la vista gorda» de muchísimos otros que han tenido efectos adversos claramente nocivos. Solo por ponerte un par de ejemplos: 1962 se hace de público conocimiento que el fármaco talidomida que administrado a embarazadas produce focomelia en la descendencia. Entre 2003 y 2004 se retira del mercado Vioxx, (o Rofecoxib un anttiinflamatorio) por reportarse numerosas muertes y eventos cardiovasculares, a lo que se puede agregar como frutilla del postre que la compañia que lo comercializaba conocía sus efectos cardiotóxicos. Entonces, no seamos ingenuos, no nos dejemos comprar por un par de palabras bonitas y la voz paternalista de un científico que aprovecha la ostentación de sus títulos para imponer su palabra como verdad absoluta, solo porque hay quienes no conozcan del tema.
          Por otra parte, un argumento igualmente falaz es el que utiliza el autor del post, al proponer que por el hecho de que otros alimentos de uso diario tengan efectos adversos, riesgos o contaminantes igual o mayormente nocivos, debamos ser indiferentes a la contaminación por glifosato. Este post parece hecho por un auspiciante de Monsanto. ¿Realmente escribe tanto por su amor a lo sintético? ¿Por qué no contesta con argumentos sólidos a quienes lo critican con fundamentos científicos?

          1. Este comentario es una absoluta estupidez. Si tan buena es la vida natural y si las grandes empresas solo quieren matarnos… por qué no te vas a la cueva y dejas internet? O es que windows o Apple son buenas y Monsanto mala?

  3. Se olvida de un detalle:
    Es cierto que la patente del Glifosato caducó y que uno puede comprar Glifosato de marca blanca hecho en China. Pero, ¿y los transgénicos resistentes al Glifosato de Monsanto?

    Da igual que el Glifosato lo compres en el chino, la semilla resistente al Glifosato se la tienes que comprar a Monsanto SÍ o SÍ. Pero si se prohíbe el Glifosato, ¿qué mercado tendría Monsanto para sus transgénicos? Así que no insinúe eso de que Monsanto apenas tiene interés comercial en el Glifosato.

    1. Pues a ti se te olvida mencionar que el principal consumidor de esas semillas es Argentina que está fuera del tratado internacional de patentes por lo que las estuvieron utilizando si pagar royalties.

      Por cierto, esas patentes estan empezando a caducar.

        1. A los royalties no los paga nadie que yo conozca, y son muchos cientos de sembradores de soja (o soya). Monsanto intentó demandar a los exportadores tratando de detener en los puertos de Europa y China embarques de soja transgénica que decía eran de su variedad. No tuvo éxito. En Argentina la justicia no les presta atención en sus reclamos.

    2. El gran problema para la agricultura si se prohíbe el glifosato es que no se podrá hacer siembra directa. En Argentina, más precisamente en la región pampeana, los campos están recuperándose de la erosión gracias a la siembra directa y a prácticas adecuadas como la rotación de los cualtivos.

  4. Buenos días, quería precisar que, aunque estoy de acuerdo con el punto de vista de J.M.Mulet, lo de la vida media de 22 días lo comenta varias veces sin ser rigurosamente exacto.
    Un documento que él mismo enlazó hace tiempo establecía que dicha vida media variaba, entre otras cosas, en función del tipo de suelo. Creo recordar que en suelos arcillosos es donde llegaba a permanecer más tiempo (hasta medio año), existiendo a su vez vidas medias de incluso sólo 2 días bajo otras condiciones. Siendo así, para conseguir el valor medio (siempre que se respeten las dosis de aplicación especificadas), habría que tener en cuenta en qué suelos y condiciones se aplica en todo el mundo. Al parecer en Herbicide Handbook, 8th ed.; Vencill, W. K. Ed.; Weed Science Society of America: Lawrence, KS, 2002; p 231-234, se sugiere 47 días como valor medio.
    Por lo demás, gracias por este artículo tan necesario (lo esperaba desde la famosa declaración de la IARC, ¡y todo mi apoyo en la lucha contra la moda esta anti-glifosato!

      1. se me ocurre que la temperatura debe influir tambien… en una charla a la que concurrí, se hablaba de otros valores,aunque claro,si preguntabas, todos los datos provenian de la zona del permafrost. ese es el tipo de engaños que usan. en ese ambiente, una mamut perdura por miles de años, bien congelado. y el glifosato tambien.

  5. Lo de Monte Maiz es todo un tema y es la prueba del comportamiento de la gente, a todos los que les he dicho que el estudio no es serio y que fue desmetido, como mucho pude sacarles un «igual algo habrá». Supongo que es la forma en que funciona la mente magufa e irracional del creyente.

    1. Como residente de Córdoba, Argentina (provincia donde está Monte Maíz), mucho de esto ayuda que el Gobierno de la provincia tenga una interesante cortina de humo para no prestar atención a otro conocido cancerígeno (y en serio, eh): El arsénico (http://goo.gl/JB9oKx).
      Por ejemplo, si el causante fuese el glifosato (que ya se estableció que no es), deberían estar cuanto menos concentrados en la zona de mayor exposición al mismo. No pasa (http://goo.gl/Uzjaxs).

      Pero bueno, Glifosato, Monsanto tratando de instalarse en la provincia con un serio caso de violencia por parte de los ambientalistas, y demás ruido, distrae, y es más fácil de vender que ‘no, miren,no hacemos instalaciones de agua nueva porque no tenemos ni agua ni dinero’

  6. Si el glifosato es menos tóxico que el café bébete todos los días una taza campeón,aver los años que duras.
    Mentiras y estupideces las de este articulo vaya jajaja.

        1. El café es un alimento, el estiércol de vaca no. Es fácil encontrar la diferencia a poco se se busque un poco en Internet.

          No se pueden defender las formas científicas (en lo que llamáis ciencia las formas lo son TODO) y luego no tener formas a la hora de responder.

          Saludos,
          Pedro.

          1. La comparación de alimentos con cosas que no lo son no la hago yo. La hace el autor en la entrada que ha publicado (que es a quien respondo). De hecho lo único que intento es hacer notar la diferencia porque la comparación me parece poco afortunada

            He respondido en este comentario porque es el primero en el que se dice.

            En cualquier caso, dado que lo único que se argumenta es que el Glifosato tampoco es un alimento, entiendo que están de acuerdo mi argumento. Comparar dos cosas distintas es complicado. Entre otras cosas porque un alimento suele ser de ingesta voluntaria (hay casos en los que no, claro) mientras que los productos intermedios en el proceso de obtención del alimento seguramente no lo sean (yo desconozco si lo que ingiero ha sido tratado o no con determinados productos).

            Saludos,
            Pedro.

      1. Que estupido y desinformado eres J.M. Mulet.
        Se nota que no sabes ni un ápice de nada. Gracias a gente como tu, el mundo como está. Es leer tus comentarios y ver tu falta de cultura y de conocimiento.
        No hace más falta que ver tu foto para saber el tipo de persona que eres.
        Mejor tu come caca y tomate tus chupitos de glifosato igual y te mejoras de tus daños cerebrales. Y no es para ofender, pero leer comentarios como los tuyos es ver y constatar los daños de los transgenicos en una persona. Si así quedas por consumir transgenicos y venenos, queda comprobado sus efectos en la muerte de neuronas.

    1. El glifosato tiene menos toxicidad aguda que la CAFEÍNA si no sabes distinguir entre cafeína y café (el café expreso tiene menos del 2% de cafeína) ya veo por que es que la gente traga las patrañas de los «indignados» y «ecologistas» sin masticar.

      1. A ver premio Nobel: El café te lo bebes, el glifosato no. Si trabajas en el campo puedes tener cierta exposición, menos que beberte un café, si vives en la ciudad ni eso. Por lo tanto, ese menos del 2% de cafeína es muchísima más carga tóxica, y además por vía oral, que la supuesta toxicidad del glifosato. ¿lo pillas?

  7. Buenas tardes
    Gracias por el artículo y la información. Veo que tratas al movimiento ecologista como si fuese la prensa rosa y Sálvame. Pues bien, no sé lo que será para ti un ecologista, pero también los hay que somos científicos y ecologistas a la vez, y no es un caso particular, ya has citado una, el de R. Carson. Y gracias a la presión ecologista (y científica) en muchas partes del mundo se están resolviendo muchos problemas, desde los humanos a otras especies, animales y plantas, no a todo se le echa Glifosato.

    Quería preguntarte, ¿hay una dosis limite de exposición al herbicida en humanos? ¿Cómo afecta a los ecosistemas acuáticos? Si tienes unos enlaces por ahí sería de gran ayuda.

    Un saludo.

    1. Bueno, tu mismo puedes juzgar los dos artículos que he enlazado. Los estudios que pides los encontraras enlazado en el texto.

      Y si, el movimiento ecologista ha hecho grandes logros, como por ejemplo, que mucha gente puede vivir a costa de él.

      1. «Con una vida media de 22 días poco van a encontrar».

        Por ejemplo (hay muchos más estudios) : http://www.scielo.org.co/pdf/bio/v27n4/v27n4a14.pdf
        Las cinéticas de toxicidad del glifosato grado
        técnico y del Roundup® fueron determinadas a
        las 24, 48, 72 y 96 horas de exposición. Se
        encontró que ambas presentaciones eran tóxicas
        para las células mononucleares de sangre
        periférica humanas.

        Sobre ecosistemas otro tanto. Quizá no de como para un café pero sí como para una declaración de toxicidad en todos sus artículos. No obstante, la culpa es del ecologismo.

        1. Los estudios in vitro de toxicidad no suelen ser concluyentes dado lo delicada que es una célula, de hecho cosas tan simples como cambiar el ph del caldo de cultivo l agregar agua puede matar todo el cultivo debido a un choque hipotónico, ni hablar de la cafeína o el licor. Es esta la razón por la que para determinar el LD 50 se suelen usar animales multicelulares y ademas mamiferos (por la similitud del sistema circulatorio, defensivo, linfatico y renal) y aun asi esto es limitado, hay animales como los perros y gatos que son mucho mas sensibles a la cafeína por ejemplo)

          Ese experimento apenas si sirve como una prueba de concepto para hacer estudios posteriores en animales multicelulares, pero no sirve para sacar conclusiones acerca de la toxicidad ni aguda ni mucho menos cronica. Curiosamente la inmensa mayoría de las pruebas in vivo sobre la toxicidad del glifosato indican a lo mismo: Es mas seguro y ambientalmente amigable que otras alternativas similares.

          La verdad es que no entiendo la manía con el glifosato, sacarlo del mercado no va a acabar con los transgénicos y los cultivos resistentes a glifosato no son los únicos existentes. Sin mencionar que quitarnos al glifosato de encima implicaría volver a herbicidas mucho mas tóxicos. Muchos me dirán que «se pueden crear cosas menos toxicas que el glifosato» bueno, presentemelo por que seria genial.

        1. Interesante aportación, he utilizado «ecologistas» entre comillas por no utilizar «ecologuays» por distinguirlo de los verdaderos ecologistas, a los que no niego su buena intención. No obstante en el momento en que uno tiene que inventarse los datos para hacer más vendible su mensaje y decir cosas como que el DDT lo inventó monsanto creo que ellos mismos son los que pierden su respeto.

          Y respecto a que los «ecologistas» viven de ello, he justificado bastante este punto en mi blog, por ejemplo:

          http://www.losproductosnaturales.com/2012/05/ser-solidario-es-rentable.html

          o más recientemente:

          https://jmmulet.naukas.com/2014/06/16/greenpeace-el-capitalismo-salvaje-y-la-tasa-tobin/

          1. Gracias por la respuesta. Puede que haya asumido que tus lectorxs son fieles y acumulan las aclaraciones de un artículo a las de los siguientes. Una persona que sólo lea esta entrada puede pensar que se están metiendo a todas esas personas, ecologistas y ecologuays en un mismo saco. Si una persona pierde su respeto lo pierde ella, a mi modo de ver, y no tanto la otra categoría a la que pudiera pertenecer, ¿no? Porque la persona que pueda perderse el respeto también puede ser hombre, andaluz, cristiano, ingeniero… y no se concluye por ese caso que los hombres, andaluces, cristianos, o ingenieros son de esta o aquella manera…
            Enhorabuena de nuevo por la publicación de comentarios no tan favorables, chapó ahí.

        2. Un curioso uso del lenguaje, eso de empezar a usar x en algunas palabras no lo había visto hasta ahora. Lo que no se porqué no pone «ecologistxs».

          1. Buena apreciación. El uso de la x se utiliza para evitar la preconcepción a nivel de género de personas no especificadas. Si hablo de personas que se dedican a la pintura, puede haber pintores o pintoras, pero si no sé exactamente si son lo primero o lo segundo, para no aplicar el masculino generalizador, aplico una x en lugar de la vocal que determinaría el género (femenino o masculino). En el caso de pintorxs con la x no se sabe si es una cosa o la otra.
            En cambio, ecologista es una de esas palabras que se escribe igual independientemente del género al que te refieres, como con periodista. No hay ecologistos, es «el ecologista» y «la ecologista».

          2. Javier M. Blanco:
            Me ha gustado mucho tu carta. Y sí, los lectores habituales conocemos el uso que JM hace sobre el término «ecolo…».
            Por poner una pega, que ya te han comentado, no me gusta el uso de las x (ni @ ni similares) para referirse a ambos géneros. Para eso la lengua española dispone del género neutro, que es independiente al masculino o femenino. Muchas veces coincide con el masculino, pero otras veces con el femenino (léase ecologista). Resulta curioso como nos fijamos en el uso sexista del género neutro cuando es igual que el masculino, sin embargo ningún varón se sobresalta cuando es descrito por un género neutro femenino (yo soy guitarrista, y me molestaría mucho que me llamaran guitarristo y más que escribieran «guitarristxs» o «guitarrist@s»).
            Empleemos el lenguaje con sentido, y no pateemos la cultura con invenciones postmodernas, que la lengua española es muy rica.
            Hace tiempo leí un gran artículo sobre el tema, que no consigo encontrar. Si aparece lo enlazo.

            un saludo

          3. Gran verdad… no digo que los que usan el «todos y todas», «tod@s» y «todxs» merezcan morir sufriendo mientras cuervos les comen los ojos y gusanos rebuscan entre sus carnes, no, no digo eso, pero… 😛

          4. No se si este es el articulo al que se referia Dr. Siel pero es recomendable leerlo:
            ddd.uab.cat/pub/elies/elies_a2002v16/Garcia.html

          1. Pues deberías leer lo que enlazas.

            «En español no existen sustantivos neutros, ni hay formas neutras especiales en la flexión del adjetivo; solo el artículo, el pronombre personal de tercera persona, los demostrativos y algunos otros pronombres tienen formas neutras diferenciadas en singular.»

      2. Hola,

        su opinión sobre los movimientos ecologistas es una opinión de corte puramente política. No me entienda mal, si usted quiere dejar clara su ideología no me aprece mal. Sin embargo resulta extraño que en una entrada donde se traten los asuntos con una aproximación científica se desmarque con opiniones políticas o morales en medio, y además de corte despreciativo.

        Por ejemplo a mí la entrada que ha escrito me parece instructiva para entender más sobre esta sustancia. Aún no sé si estoy de acuerdo con sus conclusiones (de hecho eso es la ciencia, no?: evidencias + conclusiones). Sin embargo en medio de la entrada, así como en sus respuestas, aparecen juicios de valor que entiendo son un reflejo de su inclinación moral y política (bastante obvio para las personas que nos interesamos por el tema de las ideologías y su inevitable injerencia en cuestiones científicas (le recomiendo las últimas publicaciones de Feynman, por ser el más conocido no el más claro, al respecto). Mezclar verdades de índole científico con manifestaciones que son únicamente opinión es la definición más aceptada de pseudociencia. ¿No cree?.

        Saludos,
        Pedro.

  8. Hola,

    siguiendo las referencias de la entrada que ha escrito he visto la referencias a la carta al editor (le recomiendo que cambie la palabra artículo porque lleva a equívoco a las personas ajenas al mundo académico) que escribió relacionada con el glifosato.

    Me ha costado mucho pero he visto finalmente su carta. Sin embargo también he visto otras cartas sobre el tema aunque no sé si rebatiendo sus argumentos ya que no he encontrado ninguna forma de leerlas. ¿Podría decirnos si conoce alguna forma de seguir la conversación a la que alude?. De lo contrario el enlace da muy poca información y desconocemos si los argumentos que ha utilizado en la carta han sido contrastados por otros expertos (como le digo no puedo acceder a ellos por lo que es complicado).

    Gracias.
    Pedro.

  9. Me pregunto porqué siempre se estudian los efectos de un determinado compuesto de manera «teórica», permitaseme la expresión, porque en la vida real rara vez se aplica el producto en una formulación exclusiva. Combinaciones con otros herbicidas de contacto como el oxifluorfen o con coadyuvantes como el sulfato amónico son muy comunes en los tratamientos agrícolas y de jardinería, y los posibles efectos sinérgicos o potenciadores quedan en el limbo, sospecho que por la complejidad de obtener resultados concluyentes dada la multiplicidad de factores intervinientes.

    En cuanto al glifosato fabricado en China, India y otras economías «emergentes», ¿podemos tener adecuados niveles de seguridad en cuanto a la ausencia de dioxinas como el TCDD o de furanos, tal y como ocurría con el 2,4-D fabricado 20 años atrás?

    Sospecho que tras esta guerra sin cuartel contra el glifosato hay otros oscuros intereses. Baste si no constatar el auge en el desarrollo de transgénicos, especialmente soja y maíz, resistentes al 2,4-D en los EEUU, y la presión de los lobbys fabricantes para su aceptación en base a su supuesta idoneidad como solución frente a las «supermalezas” que se han vuelto resistentes al glifosato.

  10. Yo en todo esto encuentro la verdad algo «curioso», y es la fijación de algunos «ecologistas» (leanse las comillas) llenos de pajaritos en la cabeza, sin formación y mas «buenas intenciones» que conocimientos reales frente a marcas.

    Ahora me desayuno yo, de que el espantoso, cancerigeno y satánico glifosfato es el único pesticida que existe, y que si se elimina, todos comeremos ecológico porque no existen otros (y mucho peores)

    Eso si, se ataca a uno en particular, porque es «el coco malo» de «la empresa satánica» gracias a un «documental» lleno de bobadas.

    Que bonito tiene que ser simplón. No tienes que pensar, ni molestarte en buscar información, solo repetir las tonterías del panfleto de turno para sentirte el mesias salvador del planeta que anda sobre la pureza de la ortodoxia.

    Y no deja de ser cómico, que una de las alternativas a los pesticidas… sean los transgenicos.

    Bueno, eso y morirse de hambre, o arruinar a los agricultores. Por cierto, espero que los seguidores a rajatabla de estas ideas, no tengan en su casa esas famosas pastillitas contra los mosquitos, ni insecticidas, porque son lo mismo. Un ecologista serio y responsable, deja que su perro se llene de garrapatas y deja que los mosquitos le piquen.

    1. Yo de joven doné a alguna organización ecologista, pero ya hace muchos años que no lo hago, desde que empecé a leer sobre sus magufadas. No se salva ni una sola organización. Todas las noticias que leo de ellas contienen alguna falsedad científica.

      1. Hola Antonio,

        todo en la vida tiene falsedades científicas en el sentido que creo que planteas (en cuestiones complejas, sean o no complicadas) porque de momento la ciencia no puede modelar ni explicar las complejidades de la actividad humana tanto individualmente como colectivamente. De Glifosato no estoy muy puesto pero de número de variables que afectan a cualquier actividad humana, así como su relación con el entorno, sí. Si se pudiese modelar efectivamente en mi campo estaríamos mucho más avanzados… pero de momento no nos da para tanto (y créeme que trabajan científicos muy brillantes incluidos premios Nobel, premios Turing, medallas Fields, etc). Y en ese sentido te aseguro que seguramente tú mismo (asumiendo que te consideres una persona completamente racional) no tienes en cuenta el conocimiento científico en el 95% de las decisiones que tomas en el día… Ni podrías aunque quisieras.

        Saludos,
        Pedro.

        1. No, no todas las afirmaciones tienen falsedades, ni todo es una indefinición nebulosa en que no sabemos nada. Me parece una manera bastante pueril de intentar defender las burradas que sueltan las organizaciones ecologistas (y no se salva ni una, por mi experiencia).

          1. Hola Antonio,

            yo intento ser muy preciso en mis expresiones aunque, como todo el mundo, comento errores en el intento. Este NO es el caso.

            Le recomiendo que relea mi comentario y seguro que verá rápidamente que no hablo de afirmaciones concretas sino de actividades humanas en general.

            De hecho tómese como ejemplo tanto su respuesta como la mía: no es fácil no dejarse llevar por cuestiones ideológicas, morales o simplemente de orgullo. De hecho yo creo que es imposible si hablamos de una actividad relacionada con los seres humanos.

            Saludos,
            Iván.

          2. Perdón, se me olvidó añadir algo:

            Yo no defiendo las «burradas» que sueltan las afirmaciones ecologistas. Básicamente por dos motivos: porque las desconozco (no sigo el tema) y porque me es difícil generalizar (¿todas?, debe tener mérito).

            Insisto en que relea mis argumentos. Le reto (de forma amable, espero que no se moleste) a que encuentre una defensa de una afirmación ecologista. Yo lo que defiendo es una forma de tratar la ciencia, con el respeto que se merece y poniéndola en el lugar adecuado (con su alcance definido y entendiendo la diferencia entre hecho y conclusión). Todo lo demás es opinión y de esas cada uno tenemos las nuestras.

            Saludos,
            Pedro.

      2. En ese aspecto si que debo disentir, creo que existen organizaciones ecologistas con los pies puestos en el suelo, lamentablemente son pocas y no suelen tener montones de publicistas gastandose el dinero de las donaciones en chorroflautadas de colores, folletos de «papel ecológico» y otras bobadas, sino que lo invierten en proyectos serios.

        Claro, tienen menos publicidad, sus proyectos suelen ser mas pequeños y centrados en asuntos concretos, pero me parece mejor una organización que se centra en un problema pequeño e intenta solucionarlo, a un grupo de idealistas sin la formación necesaria que se dedican a vivir del cuento y pretenden «arreglarlo todo» (sin tener ni idea de que arreglan)

        Pero vamos, si hay «ecologistas» que hasta están en contra de zoologicos serios (que los hay), espero que esa gente solo coma «productos orgánicos», a ver si les aprovecha

  11. Hola,

    ayer por la noche publiqué un comentario pero no sé si está aún en moderación. Resumo lo que dije (y espero que no se publiquen ambos para no meter ruido).

    Comentaba que he estado siguiendo las referencias de esta entrada. En concreto la referencia que hace el autor de la entrada a un artículo suyo escrito sobre el glifosato. Lo primero que sugería en mi comentario es que el autor de la entrada no utilice el término artículo ya que es una carta al editor. Aunque dentro del mundo académico se intente equiparar (lo cual entiendo por cuestiones de acreditación y demás) la realidad es que para personas ajenas a este mundo es algo totalmente distinto. Podemos hacer un símil: supongo que podemos compartir que en un periódico no es lo mismo escribir un artículo periodístico que una carta al editor indicando sus carencias. También explicaría que sea sin financiación porque las cartas, hasta donde yo sé, no se financian académicamente (si a nivel de industria pero ya ha comentado el autor que no tiene relación a nivel industrial).

    En cualquier caso a mí personalmente me interesa esa carta al editor (que he conseguido leer aunque no me ha resultado sencillo). Además me interesan las otras cartas al editor relacionadas con el artículo así como la respuesta de los autores del artículo. Le solicitaba al autor de la entrada si nos puede dar pistas sobre como acceder a esta discusión para conocer la fortaleza tanto de sus argumentos como de los argumentos de los demás autores. Sobre todo porque sospecho que habrá más cartas de otros agentes que tendrán intereses industriales y también una respuesta de los autores.

    Gracias.
    Pedro.

  12. Y lo peor es que este tipo de gentuza o ecolotontos hacen quedar mal a los que tenemos algo de formacion sobre el tema.

    Como licenciado en ciencias ambientales, me pone de mucha mala leche que la gente se crea antes las paparruchadas pseudocientificas que suelta el primer iluminado de la calle mientras que los estudios cientificos serios son descartados mediante teorias conspiranoicas.

    1. Hola,

      ¿Por qué insultas?. ¿Porque no opinan como tú?.

      Mi hija también estudió ciencias ambientales, como tú. Tuvo muy buena nota durante su etapa formativa, no sé si como tú. Por ello obtuvo una beca para hacer un doctorado en Berkeley, de nuevo no sé si como tú. Pero lo que sí sé es que seguro que no piensa como tú en cualquier aspecto. ¿Es una cuestión de sacar nivel formativo reglado?. ¿Te puede insultar si considera que te equivocas en un tema donde ella sea experta?. Desde luego si lo hiciese me sorprendería muy negativamente.

      El ejemplo anterior (real) es simplemente para indicarte que si lo que quieres es comparar formaciones en áreas siempre habrá alguien que te gane. A mí en mi área me pasa constantemente, incluso con gente mucho más joven que yo. Sin embargo lo que importa son los argumentos, tanto académicos como vitales. Si consideras que alguien no está razonando adecuadamente tratas de reconducirlo pero no es necesario insultar. Incluso si esa persona cree que cosas que tú crees que son inverosímiles.

      Con esto no me estoy definiendo porque estoy leyendo del tema para enterarme de que va y no haré ningún juicio antes de entenderlo mínimamente. Sin embargo hay algo que sí que conozco bien, aunque solo sea por edad: que se debe debatir con argumentos.

      Saludos,
      Pedro

        1. Hola,

          no entiendo su argumento respondiendo a mi posición sobre no insultar a otras personas por su opinión, posición o creencia (incluidos errores de concepto o datos).

          Saludos,
          Pedro.

  13. ¿Cómo se lee lectorxs?
    Compre su pack de tontería a mitad de precio: ecologismo y tontería de género.

    Voy a contar un secreto: las palabras no tienen atributos sexuales. Su género es gramatical, que no tiene que ver con penes ni vaginas. Ese neologismo semántico lo copiamos de los puritanos anglosajones (aunque más que copia se trata de aculturación), a los que les daba cosa decir sex y lo cambiaron por gender. Pero es que en inglés las palabras no tienen género gramatical, por lo que tiene sentido. Lo de la x y la @ ya es como para reírse y tirar la toalla.

  14. El Dr. Andres Carrasco, que fue Director del CONICET y Jefe de Embriologia Molecular de la UBA,( fallecido el año pasado), realizo numerosos estudios sobre la utilización de agrotoxicos. No es mi intención polemizar, pero en este link hay información contraria a la que aquí se enuncia,. Por lo tanto, que cientifico dice verdades y cuales no? http://www.academia.edu/4043615/Herbicidas_a_base_de_Glifosato_produce_efectos_teratog%C3%A9nicos_en_vertebrados_interfiriendo_en_el_metabolismo_del_%C3%81cido_Retinoico

    1. Si. Su mayor aportación fue un estudio en el que se decía que inyectar glifosato en una placenta es muy malo. Ahora ya lo sabemos, por suerte su uso no es intraplacentario. Por cierto, en ese mismo artículo cunado mencionaba los efectos sobre la saludo por los impactos ambientales del glifosato tuvo que inventarse las referencias porque no las encontró en la literatura científica, algo que señalé yo.

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21428289

      1. Unas preguntas al respecto:
        Que su uso no sea intraplacentario no significa que no haya transferencia intraplacentaria ante la exposición de la madre, ¿Es así? ¿Hay estudios que indiquen que no existe esa transferencia?

        Saludos,
        Pedro.

  15. Donde haces alusión a los estudios que acreditan la salubridad del glifosato marcas un enlace donde salen múltiples enlaces (1936) con variados nombres tal como: «Glyphosate, pathways to modern diseases III: Manganese, neurological diseases, and associated pathologies» que parecen dar a entender que si tiene efectos en la salud, perdona mi ignorancia pero yo utilizo el traductor de google. Por lo que puedo entender en este enlace hay estudios de uno u otro lado y no todos comulgan con la inocuidad del Glifosato.

  16. Hola,
    yo no entro en lo de cancerigeno, pero a estas alturas no reconocer que el glifosato no es inocuo para las especies no diana esta mas que demostrado: https://scholar.google.es/scholar?q=roundup+relya&btnG=&hl=es&as_sdt=0%2C5
    Similar a lo que comenta sobre atrazinas y otros pesticidas mencionados aqui.
    En todo caso, lo de ecologistas (que no deja de ser un «palabro» mal traducido) versus cientificos tambien huele. En todos lados cuecen habas, vamos a juzgar a todos los «cientificos» porque alguno(sss) se invente los datos? Ejemplos: http://es.wikipedia.org/wiki/Hwang_Woo-Suk y os recomiendo echar un ojo a: http://retractionwatch.com/
    Por no hablar de los lobbys que dicen que los campos de golf son un paraiso para la biodiversidad.
    Como diria Michael Robinson «seis de uno, media docena del otro».

    Saludos

    1. Si, y Mengele era médico, por eso hay que desconfiar de todos los médicos ¿no?, pues eso, no se que pinta aquí Hwang woo suk. Curiosamente los artículos retirados son los que alertaban de los peligros del glifosato de forma tremendista como el de Carrasco o el de Seralini, por eso tu argumento debería aplicarse a los artículos que aparecen en el primer enlace ¿no?

      1. No. si relees mi comentario precisamente lo que quiero decir es lo contrario, que hay argumentaciones erroneas en ambos bandos. En algunos comentarios se sostiene que los «ecologistas» estan desinformados, y que los cientificos solo producen estudios cientificamente probados. Pues ni lo uno ni lo otro
        O Seralini es un ecologuay?.

  17. Estupenda respuesta a la gran bobada del millón de firmas contra el glifosato. Enhorabuena y gracias por aportar esta valiosa perspectiva científica.
    Saludos

  18. Una cosa que me preocupa es que dentro de este miedo que se tiene y la moda de lo natural,hay personas que estan haciendo que sus hijos tengan una alimentacion deficiente haciendo que carezcan de los esenciales que un niño debe tener.Conozco casos de niños practicamente desnutridos,debiles fisicamente y mentalmente a la par, pagandolo con los resultados en el colegio.Esto lo veo porque compañeros de mi hijo,con diez años,tienen estas caracteristicas,eso si curiosamente si apartas a los padres de los niños y a estos les da por comer un dia en tu casa por ejemplo,ese dia les ves comerse hasta la guia de telefonos empanada.Esto me preocupa,el hecho de que los padres condicionen a sus hijos desde el primer momento vendiendoles algo que esta lejos de beneficiarles.

  19. Vaya por delante que no sé mucho del glifosato. Pero para lo que quiero escribir no es relevante.
    Cuando veo burradas escritas por periodistas «científicos», como el que se cita aquí, la verdad es que no me sorprende. Allá cada cual con lo que escribe y con lo que lee.

    Sin embargo sí que me preocupa cuando veo fallos básicos sobre el método científico en un profesor titular dedicado a la investigación, al que muy probablemente alguien con poder legislativo pueda tomar en serio en algún momento, y al que posiblemente pagamos con nuestros impuestos:

    1.- Se dice en este artículo que los estudios son » serios, rigurosos y DETERMINANTES», se pone una imagen que dice «800+ studies DEMONSTRATING safety», y que se hace «Cherry picking. 1938 estudios, la MAYORIA avalan la falta de efecto»
    2.- Basándose en esa superioridad numérica se ningunean los estudios que han motivado el cambio de clasificación del glifosato, contra los que no se aporta ninguna crítica de ningún tipo.
    3.- Y lo que es casi peor, se viene a decir que se conoce perfectamente el mecanismo por el que actúa el glifosato, y que por lo tanto no puede ser malo. Buen ejemplo de soberbia científica. Lo siento, sin duda sabemos mucho, pero no lo sabemos todo, hay que considerar esa posibilidad.

    Creo que es necesario recordarle al autor de este artículo los fundamentos del método científico, que deberían haberle enseñado en la universidad en algún momento:
    A.- No es posible demostrar que un efecto no existe, solo se puede constatar que no hay evidencia al respecto. Cualquier otra interpretación de un estudio denota soberbia científica y dificulta el avance de la ciencia.
    B.- De lo anterior se deduce que UN SOLO estudio que aporte indicios de ese efecto es suficiente para establecer la posibilidad de que exista ese efecto, aunque ese efecto no se haya visto en millones de otros estudios. Es posible que en el resto de estudios se haya pasado por alto algo importante, o justo que el efecto se dé en circunstancias muy concretas y poco habituales.
    C.- La única manera de anular esa posibilidad de que exista ese efecto es criticar el estudio que lo establece, encontrando serios errores metodológicos.

    Así que, por favor, si quiere defender su postura, critique los informes o las actuaciones que han llevado al cambio de clasificación del glifosato, pero no se rebaje a la altura del periodista «científico» que tanto critica usted.

    1. Gracioso que la mayoría de los. Estudios que están. En contra del glifosato fueron retirados por eso mismo, errores metodológicos o conclusiones que no pegaban con los resultados.

  20. Decía Isaac Asimov que «contra la estupidez los propios dioses luchan en vano». La encuesta de Percepción Social de la Ciencia presentada por la Secretaria de Estado de I+D+i, muestra, entre otros resultados igual de decepcionantes sobre el nivel científico de los españoles, que el 42% de nuestros conciudadanos está en contra del cultivo de plantas modificadas genéticamente, un 17% lo apoya, y un 24% considera que sus beneficios y perjuicios están equilibrados.

    ¿Cual es la razón de que los españoles estemos tan de mal informados? En un próximo comentario publicaré el texto sobre transgénicos que encontré en el libro de Ciencias para el Mundo Contemporáneo que estudia mi hijo en Primero de Bachillerato. Explica muchas cosas.

    Saludos

      1. En efecto, la frase es de Schiller, yo no he dicho lo contrario. Tan sólo la he puesto en boca de Isaac Asimov, que fue uno de los grandes divulgadores científicos del siglo pasado.

    1. Hola José María,

      no he entendido bien tu argumento. ¿Mal informados respecto a qué?.

      Supongo que te refieres a que son seguros para el organismo humano pero, ¿es esa la pregunta que hacen en esa encuesta (no estoy insinuando que no lo sea… sólo que no das información)?.

      Es posible que alguien tenga una percepción negativa por una cuestión política, económica, ecológica, social, religiosa, etc. La ciencia es un área de desarrollo muy interesante para el ser humano que ha dado lugar a muchos avances pero, según mi opinión, ni tiene la exclusividad de la razón, ni es el único aspecto a tener en cuenta a la hora de tomar una decisión. De hecho eso ya se intentó en otras épocas con resultados desastrosos para la humanidad.

      Dicho ésto, y para ser estrictos, cuando dices que están equivocados supongo que lo dices porque en la encuesta se pregunta directamente por sus efectos en el organismo y no por los problemas de otra índole que puede causar el desarrollo científico y su aplicación a la tecnología (o en este caso a la biotecnología). ¿Es así?. Si no lo es creo que estás equivocado en tus conclusiones por generalizar cosas no demostradas.

      Siempre que pongo una entrada de este tipo las respuestas van orientadas a que yo ataco la ciencia por lo que para adelantarme presento mis credenciales al respecto: creo que la ciencia es el mejor sistema para obtener conocimiento cierto que tenemos (aunque no el único). Yo me dedico profesionalmente a investigación científica si bien no en este ámbito (aunque curiosamente ahora mismo estoy comenzando a trabajar con modelos relacionados con la ecología ya que trabajo en redes complejas). También creo que la ciencia no es el principio o fin de todo conocimiento aunque para mí es un conocimiento valioso a tener en cuenta. Para finalizar pienso que hay que definir muy bien el ámbito de una investigación científica, aspecto que, en mi opinión, la mayor parte de las personas omite.

      Saludos,
      Pedro.

      1. Hola Pedro: entiendo que están mal informados porque ese repudio del cultivo de plantas transgénicas vendrá de algún temor sobre su consumo. Temor que no tiene ninguna justificación a tenor de los múltiples estudios que se han realizado en los últimos decenios y que puedes consultar en muchas de las entradas de J.M Mulet. Manifiestas que alguien puede tener percepciones negativas por motivos políticos, sociales, religiosos, etc. El problema es que en ciencia las percepciones no cuentan, lo que cuentan son los hechos comprobados. Y cuando alguien tiene una percepción negativa sobre unos cultivos cuyo consumo se ha comprobado hasta el hartazgo que no tienen ningún efecto perjudicial, entonces lo que está expresando es un prejuicio.

        Saludos

        1. Hola José María,

          estando parcialmente de acuerdo con tu postura en esta respuesta, creo que argumentas algo distinto a lo que yo te sugiero. Utilizo una parte de tu exposición para aclararlo:
          «El problema es que en ciencia las percepciones no cuentan, lo que cuentan son los hechos comprobados.».

          ¿El estudio que citas es un estudio exclusivo para científicos?. Como supongo que no, y es para la sociedad, la cuál creo que hace bien en no asumir únicamente hechos científicos, creo que es normal que se incluyan todos los demás aspectos. Que algunas personas no sean sensibles a ciertos aspectos no significa que otras dejen de serlo.

          Yo, leyendo (estos días) en distintos foros sobre estos temas, he visto numerosas opiniones relacionadas no con su consumo (que también) sino con el modelo económico, político y social que lo acompañan. Insisto en que no me defino al respecto sino que considero que como científicos creo que es indispensable no sólo mostrar la fortaleza de la ciencia, que sin duda alguna la tiene, sino también su alcance, que sin duda el limitado.

          Saludos,
          Pedro.

  21. Hola JM, me gustó mucho tu artículo desmitificando los riesgos del glifosato. Dicho esto, opino que no le das suficiente importancia a los riesgos potenciales de trabajadores rurales expuestos al químico. Si bien la evidencia epidemiológica es limitada y sus resultados no son consistentes, existen (decenas de? centenas de?) miles de trabajadores en el tercer mundo en contacto frecuente con la sustancia. Debemos monitorear su exposición e investigar mejor si esta población, generalmente muy carenciada, tiene riesgo aumentado de desarrollar cáncer y si este aumento puede ser prevenido.

    Saludos sinceros, Javier (PhD en epidemiología)

    P.D. En octubre 2015 la IARC evaluará la carcinogenicidad de carnes rojas y carnes procesadas. Ya sabemos que son carcinogénicas, pero dudo mucho que los uruguayos dejemos de consumirlas. Tampoco veo a los españoles renunciando al chorizo colorado.

  22. No lei todo, no tengo suficiente interés, pero solo mencIono dos falacias de tu defendido argumento pro ciencia. Si la ciencia lo dice y el saber popular no lo elige, pues que la libertad mande, dado que la ciencia no debería ser autoritaria ni limitante de libertades de elección de la gente. Y por otro lado, esto de «demostrar su inocuidad»: cualquier científico bien formado sabe muy bien que la ciencia no está para demostrar lo que NO pasa, sino solo lo que pasa, y solo en PORCENTAJES CERCANOS AL 100%, es decir hay una cuota de indeterminación en toda afirmación científica. LA CIENCIA NO DEMUESTRA VERDADES, SOLO PROBABILIDADES.

    1. Liliana, dices: » la ciencia no debería ser autoritaria ni limitante de libertades de elección de la gente»
      La ciencia identifica realidades. Tu hablas de opiniones. Si opinas que la tierra es plana, pues vale, bien por ti. Pero eso no quita que la realidad sea otra. Si prefieres vivir en la ignorancia, pues ignorante serás.

  23. Damas y caballeros… cualquiera puede demostrar que el glifosfato es toxico.

    Por supuesto que lo es… es un herbicida, si no fuera inocuo sería completamente inutil, sería como combatir a una plaga de insectos o a las malas hierbas poniendo cirios a un santo o pidiéndoles «por favor» que no se coman una cosecha.

    Cualquier producto de control de plagas, TODOS son tóxicos en una medida u otra, y no digamos ya nada de los tradicionales «ecologistas de la muerte» autorizados en la agricultura ecológica. Porque claro… como son tradicionales «son buenos». Espero que esa idea no se propage mucho, o terminaremos sacrificando virgenes para tener buenas cosechas (es tradicional, ¿o no?)

    La cuestión es mucho mas simple: Es saber que un producto determinado, tiene un efecto conocido, una toxicidad aceptable (y el planeta está lleno de tóxicos, no seamos meapilas), que no es perjudicial para los consumidores finales ni para los operarios (con las precauciones debidas) y que no se acumula en el ecosistema.

    Esas son las preocupaciones reales, el resto son ganas de «hacer el gamba». Esas son las cosas importantes: ¿Funciona?, ¿se acumula en la cadena trófica?, ¿que dosis son seguras para los expuestos al mismo?, etc. Esas son las cosas que deberían de preocuparnos.

    Si nos ponemos triquismiquis, recuerdo a los «ecologistas» que el sol contiene radiación ultravioleta que es cancerígena, que la tierra emite radiación ionizante y ya puestos, que somos atravesados a casa momento por miles de millones de neutrinos, y que no se han hecho estudios serios sobre su efecto sobre la salud humana

    Esto último es sin duda una soberana idiotez, pero lo suelto para ver si algún «ecologista superconcienciado de la muerte» le da por proponer a la CEE que se tomen medidas sobre la radiación de neutrinos, a ver si así al menos nos echamos unas risas

  24. La comparación que pone en el articulo del mate y glifosfato no es serio para un blog de divulgación científica.

    En el sentido contrario se podría decir que preocuparse por el arsénico es un sinsentido aunque este en el grupo 1, el mas alto de sustancias cancerígenas , si otros componentes como el ethanol que bebemos habitualmente en cualquier bebida alcohólica, el polvo de cuero o madera están en el mismo grupo.
    No es un argumento valido.

    Se puede contradecir perfectamente el articulo de El Mundo con menos generalizaciones, mas datos y menos ataques injustificados al termino ecología.

    1. Tiene sentido desde el momento que nadie hace campaña pública para prohibir el arsénico ahí donde puede ser usado sin riesgo. Aquí estimado, se trata de hacer frente a una campaña desvergonzada ecologista. Nadie ataca a la ecología, ciencia fascinante por cierto.

      1. Hola Fernando,

        en el caso concreto del arsénico no hay campaña alguna porque, según tengo entendido, está muy limitado (e incluso prohibido en muchos países) su uso en alimentos (hablo del arsénico inorgánico, claro). Si no lo estuviese probablemente existiría, tarde o temprano, una campaña.

        Además indicas en tu argumento «…prohibir el arsénico ahí donde puede ser usado sin riesgo.» y creo que esa es precisamente la clave: ¿A qué te refieres con «sin riesgo»? ¿En qué ámbito lo aplicas? ¿Con qué alcance lo aplicas? ¿Bajo qué pruebas se puede aplicar? ¿Bajo que premisas (orgánicas, económicas, políticas, morales, etc)?. Lo que intento decir es que, además de una discusión sobre si afecta o no al organismo de forma negativa, existen planteamientos sobre su uso racional en otros muchos ámbitos.

        No entro a valorar en si la campaña del Glifosato, o la imaginaria del arsénico, son adecuadas o no. Tampoco en si existe «riesgo» o no. Simplemente digo que tu argumento es muy ambiguo y poco preciso por lo que he comentado.

        Creo que estas reflexiones son perfectamente asumibles para las personas que defienden la prohibición, o al menos su restricción, del Glisofato. Sin embargo creo que en seguridad alimentaria la carga probatoria principal debe estar del lado de los defensores de la seguridad de los productos y por eso soy más puntilloso con esos argumentos.

        Saludos,
        Pedro.

        1. Y así sería, si no fuera por algunos detalles.

          Uno de ellos, es que el argumento de los que quieren prohibirlo, son completamente falsos. Ni es de «la satánica Monsanto» (la patente venció), ni es «terriblemente tóxico».

          De hecho hay montones de estudios al respecto, y todos dicen lo mismo, la toxicidad es baja. Igualmente hay muchos estudios sobre la toxicidad de pesticidas usados en cultivos «ecológicos» que son aterradores, pero curiosamente esa gente no pide nada al respecto. Se ve que el baremo para ver si un producto es bueno o no, depende de quien lo sacó al mercado (o eso parece)

          Cuando señalas solo a una cosa, obviando otras que son peores, está claro que estamos ante maniobras cuanto menos muy poco éticas, y que hacen sospechas (y mucho) sobre los motivos reales de estas campañas.

          No me parece mal que haya por ejemplo campañas contra el tabaco, pero si la misma gente se hace la loca sobre marihuana, psicodelicos y derivados opiaceos, me saltan las alarmas de «aquí hay algo raro»

          Y a todo esto, no veo la opinión de los agricultores, que supongo «algo tendrán que decir» antes que un montón de «especialistas» que no reconocerían un campo de cultivo ni aunque este les mordiese el trasero

          1. Hola,
            sobre los argumentos que indica en su entrada algunos matices y comentarios:

            – Que las patentes venzan (y por tanto puedan ser aprovechadas por otras compañías o entidades) no significa que no hayan tenido efecto a la hora de desequilibrar un mercado y que ese efecto no se mantenga durante un periodo importante. Este argumento, el de las patentes, es engañoso en ambos sentidos no solo en el sentido de los «prohibicionistas» (llamo así a esa postura por abreviar aunque espero que se entienda que asumo que hay muchísimos matices).

            – Argumentar que un producto debe ser utilizado porque hay otros peores es, en general, una afirmación muy discutible. Para argumentarlo convenientemente se entraría en cuestiones relacionadas con la economía de subsistencia, cosa alejada a los postulados que yo he visto en esta entrada y sus comentarios. Aún así entiendo que previamente comenta que la toxicidad del Glifosato es baja.

            – Estoy de acuerdo en que el baremo sobre si un producto es o no bueno depende de quien lo saque al mercado. De hecho no creo que haya ningún producto, en cualquier ámbito, que no cumpla esa premisa. En este caso hay un conjunto de personas que opinan que habría que prohibirlo según sus conocimientos, ideologías o creencias. Seguro que usted (permítame ejemplificar sin conocerle y me disculpo si no es el caso) también haría campaña si creyese o sospechase que un producto es altamente nocivo.

            – En efecto, de forma ideal, habría que señalar todos los aspectos relacionados con un producto como usted comenta (y no solo los que convenzan). Yo personalmente por eso llevo unos cuantos días (a ratos, sin exagerar 🙂 ) leyendo al respecto. A nivel científico comparto muchas de las conclusiones del autor de la entrada si bien hay algunas sobre las que, en mi opinión, echa balones fuera (a nivel científico). Sin embargo también he investigado teniendo en cuenta otras perspectivas: política, económica, social, y sobre todo matemática (que es mi campo). Créame que los efectos de cualquier sustancia moderna (y digo cualquiera) pueden ser más imprevisibles de lo que cualquiera pueda creer.

            – Entiendo y respeto su opinión pero yo creo que es compatible hacer campaña contra el tabaco y no contra el cannabis (por poner un ejemplo). Yo no conozco a ninguna persona que lo haya hecho pero en general lo admito. Entra dentro de la forma de entender el mundo de cada uno. No es una cuestión tan simple como el efecto fisiológico que te deja. Casi todo es mucho más complejo y por eso aparecen las ideologías, para aligerarnos la complejidad.

            – Totalmente de acuerdo con lo de los agricultores. Pero de todas las personas que se dediquen a la agricultura: los grandes propietarios y los pequeños agricultores en todas sus variantes (agricultura familiar, de subsistencia, etc).

            Saludos,
            Pedro.

  25. Te dejo el link de una entrevista con un poco de informacion sobre experimentos científicos realizados por Andres Carrasco en Argentina, ex presidente del CONICET y Jefe de Laboratorio de Embriología de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en el que quedó demostrada la nocividad del glifosato a dosis relativamente bajas, principalmente por su alteración en el metabolismo y en los niveles de ácido retinoico, favoreciendo la presencia de malformaciones en embriones.

    http://www.puntal.com.ar/noticia.php?id=91277

  26. Quienes defienden a Monsanto y dicen que el glifosato es benigno que esto es una campaña de los ecologistas , incluso se mofan de ellos, pero en ningún momento dicen quien es Monsanto y de donde vienen,nada dicen del agente naranja,ni que en la mayoría de los países europeos les han echado, parece que todos los países donde no les permiten la entrada son tontos , nada dicen que es una multinacional que a los agricultores les obliga a comprar su semilla , claro que no es el único pesticida nosivo para la naturaleza y los ecosistemas , claro que hay que eliminarlos a todos los que son nocivos , pero claro es mejor poner a alguien con una maquinitao fumigando con aviones tirando el pesticida en todos lados siembras caminos etc , que poner hombres a quitar la hierba como lo hacíamos antes , esos puestos de trabajo se los ahorran en beneficio de la humanidad ? No! ! en sú propio beneficio , esta multinacional está trabajando para que erradicar el hambre del mundo ? por eso trabajan ? que ha hecho Monsanto por los países que pasan hambre ,hay tanto por decir…
    No soy ningún erudito en la materia, sólo se que las multinacionales sólo quieren beneficios , sin importarles para nada las desigualdades que hay en este mundo, al contrario les quitan lo poco o mucho que tienen , en África se lo llevan todo el coltan, los fosfatos, el cobre, los diamantes etc, no tienen moral ni principios ni empatía , claro que los gobiernos corruptos les dejan hacer allí en África y en todas partes del mundo incluso en Europa , podría poner más ejemplos pero no creo que aquellos que defienden las multinacionales lo entiendan

    1. «No soy ningún erudito en la materia» De acuerdo contigo, pr eso empiezas hablando del glifosato pero no has aportado ni un solo argumento. De hecho, el glifosato no es de Monsato. Y por facor, sé consecuente el Coltan que se llevan de África las multinacionales es el que utiliza el dispositivo desde el que lees mi blog, así que no seas hipócrita.

      1. Falacia ad hominem.
        Venía saboreando un gran post, pero se derrumba cuando veo que en las respuestas a las preguntas o intentos de refutaciones, en vez de considerar argumentos, te dediques a decalificar al que opina distinto. Una y otra vez.
        Este intento de ensayo tiene mas de insulto que de intento de comprensión, un pavoneo diciendo «yo lo se y el resto son idiotas».
        No, no son idiotas, y estan en su derecho y posibilidad de estar equivocados, lo que de ninguna manera permite que usted se arrogue el derecho a la descalificación e insulto.
        Defienda su opinión que argumentos no le faltan, no hace falta ponerse el traje de compadrito para evitar hacer uso del cerebro.
        La arrogancia jamás es buena para la divulgación, por mas justificativos que tenga.

  27. En mi entrada anterior prometía transcribir y comentar un párrafo sobre biotecnología agrícola que figura en el libro de Ciencias para el Mundo Contemporáneo de Primero de Bachillerato de la editorial McGrawHill. La sección se titula Biotecnología agrícola, ganadera y biorremediación. Tras la descripción y comentarios sobre sus aplicaciones, esta sección finaliza de la siguiente manera:

    «Junto a innegables beneficios, la utilización de organismos transgénicos presenta inconvenientes no desdeñables. Destacan la posible aparición de especies nuevas cuyo nicho ecológico se desconoce, el tránsito de genes de unos organismos a otros, la reducción de biodiversidad, el desarrollo de resistencia en insectos y el crecimiento de malas hierbas, con efectos en los ecosistemas imprevisibles e irreversibles. Su consumo también podría acarrear riesgos sanitarios y alergias aún no evaluados. Además, podrían incrementar las diferencias socioeconómicas entre países ricos y pobres.»

    Revisemos esos «inconvenientes no desdeñables»:
    – aparición de nuevas especies. Todavía no se ha documentado ninguna nueva especie cuyo origen se deba a la utilización de plantas transgénicas. Por el contrario si existen híbridos como el tritordeum que fueron creados mediante técnicas convencionales de cruzamiento.
    – tránsito de genes de unos organismos a otros: tampoco se ha documentado, al contrario de los múltiples casos de transferencia horizontal que han ocurrido en el curso de la evolución (y de forma absolutamente natural) tanto en bacterias como en eucariotas.
    – reducción de la biodiversidad: en esto sí tienen razón. La utilización de plantas transgénicas, por ejemplo aquellas que expresan el gen de la toxina Bt, contribuye a la reducción de la biodiversidad de plagas en los cultivos, lo cual ha sido uno de los propósitos de la agricultura desde su nacimiento.
    – desarrollo de resistencia en insectos y crecimiento de malas hierbas: la inmensa mayoría de las variedades resistentes a plagas y/o enfermedades conseguidas mediante técnicas convencionales de Mejora Genética acaban resultando sobrepasadas por nuevas razas de plagas y patógenos. Esto es una constante de la lucha contra el stress biótico, que determina que el esfuerzo mejorador no pueda pararse en ningún momento. No hay razón por la cual las plantas mejoradas con este fin mediante transgénesis se comporten de forma diferente de aquellas conseguidas mediante cruzamientos.

    Y así podría continuar con el resto de presuntos inconvenientes.

    Resulta sorprendente, y a la vez revelador, que en un libro sobre ciencia para alumnos de Bachillerato se expongan argumentos como los mencionados, sin apenas base experimental. Y todavía más revelador es el hecho de que se manifieste tamaña prevención contra los organismos transgénicos de uso en agricultura justo al lado de la sección sobre Biotecnología Médica, en la cual no se indica el más mínimo recelo sobre la posibilidad , real, de efectuar cambios en la línea germinal humana cuyos efectos podrían tener consecuencias imprevisibles e irreversibles sobre el genoma de nuestra especie.

    Saludos

    1. Me parece Pedro que no tiene un claro conocimiento de las campañas ecologistas. Digo esto porque esencialmente coincido con casi todo lo que dice, pero disciento en que no están en contexto.
      El asunto de las patentes: es como usted dice, es lógico pensar que en algún momento «desequilibraron» el mercado. Pero puesto en ciertos contextos, la cosa es más compleja aún. En Argentina, por ejemplo, jamás se pagó patente por la soja rr, sin embargo no hay página o publicación ecologista que no mencione el pago de patentes sobre la soja.
      Sobre utilizar un producto porque no hay otro mejor, también opino, al igual que usted, que como premisa es discutible. Ahora bien, el asunto concreto en Argentina, es que cuando se utilizaron productos más tóxicos, jamás cacareó ecologista alguno, ni cuando se utilizó el glifosato para otras cosas. Es más ignoran que también se utilizan en otros cultivos, o que en otras actividades agrícolas la cantidad de agroquímicos supera en 22 veces el uso que se da en soja o maíz transgénico, sin embargo hay u hubo CERO campañas sobre eso.
      Creo que sus críticas al blog son muy válidas, atendibles y entendibles, pero no perdamos de vista que estos es un blog que está tratando de difundir algo de verdad en un medio donde tal cosa brilla por su ausencia. En una supuesta «comisión» para determinar el uso o no de glifosato, o de OGM, usted sería seriamente escuchado y atendido, pero sospecho, que de existir tal cosa, siendo el Dr Mulet parte de la misma, no hubiera tenido ni que hacer mención alguna a sus argumentos.
      Espero que mi escrito se entienda solamente para poner las cosas en contexto, y no como voto de censura o crítica. Todo aquello que eleve el debate es bienvenido pero, no pierda de vista el contexto como ya le dije. Saludos.

      1. Hola Fernando,
        en primer lugar decirle que por supuesto no lo entiendo como un voto de censura. Todo lo contrario. Agradezco su intervención. A continuación le comento algunas cuestiones al respecto:

        – Mi intención no es criticar el blog, ni al autor en concreto. De hecho, como comento en otras entradas, me ha parecido instructiva y me estoy informando (y colaborado en las discusiones) para poder hacerme una idea más precisa (y ha sido gracias a esta entrada). Siempre hablo en el contexto de la entrada porque no conozco al autor de nada ni había oído hablar de su actividad (ahora he visto que aparentemente es relativamente conocido en ciertas comunidades). En el blog si había estado (en Naukas) y mis intervenciones son en la misma línea que las de esta entrada: la ciencia no es una religión, y el que así la interprete (en mi opinión muchísima gente según leo en las entradas) le hace un flaco favor.

        – Tampoco trato de defender al movimiento ecologista en general. No pertenezco a ninguno aunque no negaré que políticamente hablando tienen mis simpatías. En cualquier caso es algo intuitivo porque no sigo sus actividades. En ese sentido le doy la razón, no tengo conocimiento de las campañas ecologistas. Por lo tanto desconozco las actuaciones que puedan ser consideradas erróneos y partidistas al igual que desconozco las actuaciones que puedan ser consideradas positivas y adecuadas. Como le digo mi aproximación es puramente política y no de actuación.

        – En lo referente a las actuaciones negativas de los movimientos ecologistas en Argentina estoy convencido de que probablemente las habrá habido (por su información). Pero, como usted bien dice, hay que ponerlo en contexto: ¿Podría indicarme alguna organización desde el inicio de la historia de la humanidad que no las haya tenido?. Por supuesto eso no significa que no sea criticable. De hecho, en mi opinión, se debe criticar con dureza ya que la sociedad debe hacer presión como mecanismo de control ante esas actuaciones. Pero criticar una actuación no es lo mismo que criticar a toda una forma de entender la vida política. Si fuese así no entiendo como hay países, bancos, mercados, partidos políticos, y en general cualquier agrupación de personas con un fin concreto.

        – Coincido de nuevo con usted en que el asunto de las patentes es complejo. Por eso comenté que es un argumento engañoso de forma independiente a quien lo utilice. Aquí entraríamos en cuestiones políticas.

        – La mayor parte de las críticas que hago en esta entrada no tienen nada que ver con el Glifosato. Simplemente comento que se trata de argumentar en términos de blanco o negro. Es típico argumentar de esa forma si se tiene una perspectiva muy limitada. De hecho en la entrada se podría decir que el Glifosato no es tan perjudicial para el organismo como se está comentando y ante eso, aunque puede ser discutible en algún aspecto según estoy leyendo (en esta misma entrada), es mucho mas abarcable. Pero no se concluye eso sino otra cosa mucho más ambiciosa: que la sociedad está mejor con el Glifosato y que hay gente que por intereses económicos, o por maldad, quieren evitar su aplicación. Eso implica un estudio de variables mucho más elevado que unos cuantos ensayos limitados a establecer la toxicidad en un organismo. No se me entienda mal, no trato de quitarle valor a los avances y descubrimientos técnicos y científicos, sino de ponerlos en contexto.

        Saludos,
        Pedro.

        1. En ningún momento pense que usted quiso criticar (en sentido peyorativo) el blog, que por otra parte no es mío. Pero en realidad es que lo hizo y sus críticas son bienvenidas, y, por lo menos por mí, bien entendidas. Por lo que confiesa usted no está muy familiarizado con lo que aqui llamamos «ecologismo». Tal vez, sea una palabra «guiño» para algunos de aqui, y resulte un poco extraña para otras personas como usted. Es una deficiencia de nuestra parte, reconozco, pues la idea es de divulgar y no darnos la razón entre nosotros e inventar jergas solo para «expertos».
          Con lo que la ciencia no es una religión creo que todos estamos de acuerdo y es, precisamente, ahí, el punto en cuestión. Por lo menos mi concepto de que la ciencia no es una religión es que siempre está en revisión, pero esto no invalida que no genere conocimiento del cual se pueda confiar. Analicemos el caso puntual del glifosato: nadie dice que no tenga un cierto grado de toxicidad, nadie dice que no debe ser usado dentro de ciertos parámetros, pero sí es cierto, que en la agricultura actual hay ventajas evidentes de usar tal sustancia y no otra. Cuando apenas comenzaban a aparecer los transgénicos, uno de los argumentos en contra de científicos no muy convencidos de ellos, como Marcel Mazocer era que una cruza de plantas resistentes al glifosato se crucen con malas hierbas y que éste pierda su efectividad. Transcribo de «La más bella historia de las Plantas», editado por primera vez en 1999, una opinión de Marcel Mazoyer «una innumerable cantidad de malas hierbas van a convertirse en resistentes… y lo que es más grave es que no existen actualmente más que dos grandes herbicidas totales . El glifosato y la fosfinotricina… son herbicidas sistémicos … pero se degradan en contacto con el suelo. POR ESO SON POCOS CONTAMINANTES, NO MUY CAROS Y EXTREMADAMENTE ÚTILES. Como verá hasta hace unos años los que se oponian a los OGM, aceptaban que el invento del glofosato era un buen invento, es decir que la humanidad está mucho mejor con glifosato, que con, por ejemplo, el uso de otras sustancias, y estaba mejor con éstas que con el uso de trabajo esclavo para arrancar la mala hierba. De la misma manera está mucho mejor con internet que sin él, o con la imprenta que sin ella. No veo por qué en algunas cosas podemos afirmar que estamos mejor, y en otras, generalmente relacionadas con la química tenemos que mostrar cierta duda, para ser «políticamente correcto» (no digo que sea su caso, por favor, no me mal interprete), pero parece que los químicos últimamente tienen que estár pidiendo perdón.
          Siendo más puntuales ¿Por qué tengo que mostrar dudas sobre su uso, si hasta uno años atrás hasta los que se oponían a los OMG, utilizaban el argumento de la posible pérdida de su utilidad para oponerse a los OMG? Más aún, como la ciencia no es una religión, se sigue investigando y del 99 hasta ahora, se han efectuado cientos de estudios más, se conoce mucho más y nada indica que la opinión tenga que cambiar demasiado a pesar de que se han hecho ajustes en cuanto su posibilidad de uso. Otra cosa es que en biología esos conocimientos «confiables» están siempre dentro de ciertos parámetros. De pronto aparece un estudio como el de Carrasco, le inyecta glifosato a embriones y descubre que el mismo interviene en una vía metabólica. La reacción ecologista es «prohibamos el glifosato», la reacción de un científico es «no se usa para inyecciones, su uso es otro, posiblemente si en lugar de inyectarlo a un embrión se lo administre endovenosamente a una rana adulta la mate, antes de que pueda poner huevos, pero este no es el caso». Hace poco me tocó refutar un estudio donde los efectos positivos de glifosato en ratas, equivalía a inyectarle por via peritoneal 25 cm cúbicos de glifosato a una persona. En dosis cuatro veces menores, no se observaban diferencias con el suero fisiológico. Sin embargo este estudio fue presentado como «prueba» para prohibirlo. Me parece que los que toman las cosas como una religión no somos justamente nosotros y los ejemplos creo que son suficientemente demostrativos.
          Sobre que «hay gente que por intereses económicos o por maldad quiere evitarlo». Pues yo no diría tal cosa. A menos que suceda que alguna empresa química tenga un producto a patentar que reemplace al glifosato y no sea muy distinto al mismo, no creo que sea interés económico. Y sobre la maldad, me gusta aplicar una frase de Mark Twain. «No atribuyas a la maldad lo que puede ser atribuido a la estupidez». Saludos.

          1. Hola Fernando,

            en primer lugar agradecerle que continúe la discusión en estos términos. Espero que entienda que yo estoy lejos de ser un experto en estas cuestiones por lo que seguramente haya términos que desconozca o que interprete de forma distinta a como lo hacen las personas especializadas. Sin embargo sí considero que soy capaz de razonar en términos científicos, más que nada porque llevo muchísimos años haciéndolo y en ese sentido intentaré expresar mis dudas respecto a sus argumentos:

            – Primero una observación sociológica: la sociedad es mucho más sensible a la tecnología química (sobre todo aplicada a alimentación) que a otras tecnologías porque está mucho más presente. Ya no es una cuestión solo de efectos fisiológicos sino que gran parte de la economía de subsistencia a nivel mundial depende de la agricultura y ganadería y la tecnología química es la herramienta más actual para cambiar paradigmas en su producción.

            – Ligado a la anterior: insisto en que no es únicamente un problema de índole fisiológico (o al menos yo lo entiendo así). Es un problema de desequilibrio de mercados, de manejar precios de semillas de forma caprichosa en función de como estén los mercados en un momento determinado (provocando miseria en determinadas partes del mundo), de efectos a largo plazo o incluso de cuestiones ideológicas (la ideología es una parte importantísima en cualquier persona, y no habría que obviarlo). El tema de los mercados y su capacidad de influencia en la economía de subsistencia es sencillo de detectar solo leyendo prensa algo especializada. Puede parecer que es independiente del Glifosato pero, según estoy leyendo, no es tan independiente como parece. Insisto de nuevo en que no es un argumento químico, sino puramente económico. En mi opinión hay pruebas claras en los sitios con economías de subsistencia.

            – Cuando me refiero a la ciencia como religión quiero decir que un hecho científicamente probado es algo que debe tener un peso importante en una decisión, pero no todo el peso en la decisión. En este punto me ha parecido entender al principio de su entrada que estaba de acuerdo conmigo pero seguidamente me comenta que el Glifosato no es nocivo (en unos rangos adecuados) para el organismo (y que incluso hay entidades que han cambiado de opinión sin un criterio claro). Entiendo que la entrada es sobre ese tema, y le agradezco su aportación pero es importante entender que no es la única visión posible.

            – En cuanto al efecto de Glifosato en embriones, entiendo el argumento de que no se utiliza para ser inyectado en el cuerpo. Sin embargo, siguiendo la misma línea de razonamiento, prácticamente ninguna sustancia (incluida la radiación ionizante) sería nociva para un embrión porque no están diseñadas para ser inyectadas en la placenta. Para mí la pregunta interesante sería: Qué transferencia intraplacentaria existe ante la exposición de la madre por vía regular, es decir, a través de los alimentos. Ya he realizado esta pregunta más arriba (en otra entrada) ya que es algo que me parece preocupante.

            – Para finalizar, es posible que no sea usted el que dice que la supuesta tergiversación de argumentos usados por los ecologistas son por maldad o interés económico pero la mayor parte de las intervenciones de esta entrada están, según mi criterio, orientadas a ese aspecto.

            Saludos,
            Pedro.

  28. Algunos «argumentos» no son tan argumentos

    «Cruce de Genes»… perfectamente evitable, pero lo que no podemos es negar la posibilidad de producir semillas cuyo fruto sea esteril (que curiosamente si que lo hacemos con frutas) y luego quejare por las posibles hibridaciones. O blanco o negro… las hibridaciones ocurren en la naturaleza, y de hecho todos los alimentos modernos (y si no todos la inmensa mayoría) son hibridaciones que tienen muy poco de natural. De hecho el objetivo de una «semilla comercial» no es que sea «de dispersión sencilla», sino que las mismas sean recogidas (en la mayor parte de los casos obviamente). Una variedad de bioingeniería de maiz, trigo o cualquier otro cereal que «explotara» como muchas variedades «nativas» (lo que facilita su expansión) sería como poco de risa.

    Y cuidado, el cruce se produce también en variedades «ecológicas», siendo mas cómico que ninguna de esas variedades es tampoco «natural». Lo gracioso es que si un campo de una variedad extrajera de un país (pero ecológica de la muerte) se hibrida con una local, aquí no ha pasado nada, un lamentable accidente. Si ocurre lo mismo con una variedad creada por ingeniería genética, se desencadena el fin del mundo y los arcangeles tocan sus trompetas anunciando el apocalipsis.

    Hay un dicho muy bruto y muy de pueblo (que no se si ofenderá a alguien) que dice «o follamos todos o la puta al rio»

    O dicho de una forma menos grosera y dramática… o se imponen unas normas para todos iguales, o lo que estamos haciendo es política.

    Dicho esto, no deja de ser gracioso que todos los agricultores que se ganan los garbanzos, pero todos… usen pesticidas de un tipo u otro. Igual los «payeses» saben de estas cosas mas que unos muy concienciados urbanitas con camisetas y chapas.

    Lo «natural de toda la vida» no es necesariamente mejor, podemos dar gracias de que se haya terminado (hasta cierto punto) con algunas tracidiones «muy ecológicas» como el sacrificio de animales en granjas sin control veterinario (y a cuchillo y tardando lo que haga falta)

  29. Aah ya entiendo, entonces estamos discutiendo con un bioquimico que piensa que las sustancias no pueden llegar desde la madre al embrion durante el embarazo

  30. Felicito al autor de este artículo. Como química y biotecnóloga, estoy a favor de los transgénicos y de los plaguicidas. Yo también discrepo con la gran mayoría de los movimientos «ecologistas», porque encuentro que sus argumentos son en general bastante irracionales y eso me molesta bastante. Por tanto, cuando alguien se toma la molestia de rebatirlos adecuadamente y divulgar información contrastada, no solo lo aprecio, sino que me parece que están haciendo un servicio social.

    Dicho esto, también me gustaría felicitar a Pedro por sus comentarios, que me parecen, en líneas generales y a pesar de que no estoy 100% de acuerdo con ellos, lo suficientemente sensatos y respetuosos como para abrir un debate bastante interesante y así enriquecer esta entrada.

  31. Cuando Araujo dice que no ha necesitado a la industria química para alimentarse el señor Mulet le mienta al productor de sus gafas, de manera que por un momento temí que el señor Araujo hubiera tenido que comerse las gafas. Ya veo que se trata de un fallo argumental del señor Mulet, como cuando habla de manera genérica sobre «el rigor periodístico del ecologismo» (cuando esa frase debería tener siempre un destinatario concreto).
    No ha sido una banda de adictos a Salvame quien ha clasificado al glifosato en esa categoría de riesgo, sino el personal científico de una agencia internacional de reconocida solvencia (IARC). Los compuestos son clasificados por IARC según su carcinogenicidad en humanos en una escala de certeza decreciente: el grupo 1 para carcinógenos probados; el 2A para los probables carcinógenos; 2B, posiblemente carcinógenos; 3, no clasificable; y 4, probablemente no carcinógeno.
    El glifosato se ha asociado a tumores en animales (rata, ratón) y daño en el ADN de células humanas expuestas. Esas evidencias en animales y humanos le han dado una clasificación 2A
    La exposición a los compuestos inorganicos de plomo, la creosota, o la exposición ocupacional al refinado de petroleo, a los insecticidas no formulados con arsenico, los horarios laborales con perturbación circadiana, o la peluquería (por su exposición a colorantes, tientes) están en esa clasificación 2A. No parece una actitud muy científica hacer unas risas con el cierre de peluquerías.
    Los informes de IARC y otros como el Informe sobre Carcinógenos (RoC), no presentan evaluaciones cuantitativas sobre el riesgo de cáncer asociado con las sustancias, porque tal riesgo depende de la carcinogenicidad intrínseca de cada sustancia, de la dosis y duración de la exposición, y de la susceptibilidad individual. Ni hacen un ranking con las sustancias según su riesgo relativo. Son otras instituciones las que cuantifican.
    En 20 Minutos puedes mezclar café con DDT, como haces en tu artículo, pero su falta de relevancia científica es persistente.

    1. Osea que niega un derecho fundamental como la aliemntación, pero el lo utliza para ver mejor. Y tampoco le hace ascos a los ordenadores. Por cierto, de todas esas circunstancias de la categoría 2A que nombras… ¿Cuantas prohibiciones han solicitado? ¿Ha escrito el señor Araujo sobre los peligros de la peluquería? Por cierto, lleva el pelo corto.

      1. Estimado Mulet, sigue sorprendiéndome tu forma de argumentar. Es como si alguien te dice que lleva muchos años sin necesitar condones en sus relaciones amorosas y le acusas de negar la sexualidad, tan fundamental y placentera. Y como has visto condones de poliuretano en la mesita lacada, le echas en cara que no prescinda de la química de síntesis.
        Siguiendo con el ejemplo diremos que, sencillamente, ha querido y ha podido prescindir de esos accesorios (tan útiles en determinadas circunstancias); y que cuando lo desea usa preservativos de poliuretano porque el látex, tan natural, le da alergia. Podría usar condones elaborados con intestino de cordero, también muy naturales, pero son mucho más caros; y tal vez sea vegetariano muy estricto.
        Aunque sin duda menos estricto que esos fundamentalistas que sienten el rechazo racional a determinados biocidas (y a determinadas prácticas capitalistas opuestas al principio de precaución) como una insoportable impugnación a la santísima Industria Química.
        La presión del movimiento ecologista (del que forman parte muchos científicos y personas muy cualificadas) ha conseguido invertir la carga de la prueba: que corresponda a los fabricantes, importadores y usuarios intermedios garantizar que sólo fabrican, comercializan o usan sustancias que no afectan negativamente a la salud humana o el medio ambiente. Tambien ha conseguido que la legislación otorgue un estatus subsidiario al uso de plaguicidas, priorizando los métodos no químicos en la intervención fitosanitaria: «El objetivo de la presente Directiva es la protección de la salud humana y del medio ambiente frente a posibles riesgos derivados del uso de plaguicidas […] Los Estados miembros deben fomentar la gestión de plagas con bajo consumo de plaguicidas […] La aplicación de los principios de la gestión integrada de plagas es obligatoria […] concediéndose prioridad, cuando sea posible, a los métodos no químicos de protección fitosanitaria y de gestión de las plagas y los cultivos» (Directiva 98/8/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de febrero de 1998, relativa a la comercialización de biocidas).
        Araujo reafirma que es posible mantener esa prioridad; y su actitud, además de ser conforme con la legalidad, es muy racional y profundamente ética, pues a nadie perjudica (salvo a un puñado de vendedores) y a todos beneficia. Creo que todos debemos celebrar estos logros del movimiento ecologista. Saludos.

        1. ¿Y eso son logros? Que yo sepa en ciencia se demiestra que algo existe, no que algo no existe. la postura de los ecologistas en el tema de los OGM o de los pesticidas es típica de gente que tiene la barriga llena, pero juega con el alimento de los demás. Por cierto, Joaquí Araujo puede demostrarme que el proceso por el que se han fabricado sus gafas no se ha producido ningún producto contaminante que dañe la salud humana o al medio ambiente. Utilizar gafas sin haber aclarado antes este aspecto me parece una irresponsabilidad, más sabiendo en cuenta que en la industria del vidrio o del plástico se utilizan elementos muy contaminantes. Por principio de precaución tendría que abstenerse de utilizar estos instrumentos.

  32. La verdad que me da vergüenza contestar sus preguntas porque aquí hay gente más capacitada que yo para esto, pero, bueno, les ahorraré el trabajo y en última instancia me corregirán, así aprendemos todos.
    Coincidimos en que la sociedad en mucho más sensible a la tecnología química, sin embargo, gran parte de esa sensibilidad se debe a ignorancia (no lo tome como peyorativo). Hay cierta responsabilidad de los científicos, pero mucho más en los que tenemos la labor de enseñar. Pero también hay factores que se me escapan. En la provincia argentina donde yo vivo es cada vez más difícil encontrar un profesor de química. La materia en escuela media la dan profesores de biología, o vaya a saber quién. Me parece que la mejor defensa es la perspectiva histórica. Padecemos de una gran amnesia, así es bueno recordar qué, cuánto y cómo se comía no hace mucho tiempo atrás. También sería bueno recordar de qué y cómo se moría. A esto le tendríamos que agregar que la química interviene en “procesos físicos”, como la construcción de un ordenador: germanio, arsénico, oro, cobre. Todo esto sale de procesos químicos, desde los más “brutales” que es la extracción, pasando por los más finos que son la purificación hasta la “cuestión teórica” de cómo una sustancia funciona como semiconductor, por decir algo muy simple. Para colmo de males, en la cuestión salud y alimentos (se trata de algo que la humanidad sacralizó hasta no hace mucho) se tiene que luchar día a día con cosas como la dieta alcalina, el agua de mar o medicina ortomolecular, donde su propaganda se hace en base a desprestigiar a la química que funciona, basada en evidencias. En este caso sería muy lindo entablar un debate serio, pero hasta ahora, por lo menos a mí me ha resultado imposible: después de tener que dar pruebas de que glifosato, por ejemplo, no está prohibido en Europa, desmontar los experimentos de Seralini, explicar que las críticas al mismo provino hasta de países tan remotos como Vietnam, cuando llegamos a cuestiones importantes, como discutir si la vía metabólica que bloquea está presente en animales, la única vía que me quiero tomar es la del tren, que me lleve a casa (aquí vías se les dice a los carriles de los trenes).
    Creo que es entendible lo que usted plantea sobre el impacto sobre las economías de subsistencia. Pensar que la tecnología puede ser la solución mágica, es al menos ingenua. Se me ocurre que, si por ejemplo, un país africano exportaba X producto y le aparece en América un país tecnológicamente más avanzado exportando eso mismo a menor costo, la cosa puede ser problemática. Es un buen punto, pero que solo usted, hasta ahora – y mire que tengo años de polémicas y discusiones- lo plantea de una manera no fanática. Se me ocurre, además, que si bien la tecnología está relacionada, la cuestión pasa por la política.
    Sobre las miserias en gran parte del mundo, bueno, hasta ahora, India, China, y en menor medida Brasil y Paraguay, no parecen ser un ejemplo de que aplicar estas tecnologías traigan miserias. Ahora, si vamos a buscar cada caso particular que sufrió el cambio (que los hay) y hacer un relato lacrimógeno, entonces lo mismo valdría para todas las actividades: los escribientes que fueron desplazados por la máquina de escribir, los mecánicos de éstas que fueron desplazados por los ordenadores. Yo viví el “boom” de las soja rr en Argentina, y más allá que salvó a más gente de la que hundió, también conozco gente perjudicada (pues los alquileres de campos subieron y no pudieron pagarlos), sin embargo no se lo tomaron de forma dramática. La mayoría se adaptaron al cambio y otros cambiaron de rubros, pues paralelo a esto se desarrolla toda una industria de maquinarias y servicios que ocupa mucha gente. Sin embargo uno, dos o mil ejemplos no indican que las cosas sean mal manejadas. Por eso necesitamos más que nunca discernir la verdad de la mentira.
    Acortando un poco responderé a una pregunta suya como final.
    Hay varias entradas sobre la cantidad de glifosato en que se encuentra nociva de una u otra manera en experimentos y los que se usan. Para tener una idea vaga, tal vez, y siempre recordando que la placenta tiene una barrera, le recomiendo estos cálculos.
    https://jmmulet.naukas.com/2014/06/23/podemos-intoxicarnos-con-el-glifosato/
    Saludos.

    1. Eso ni siquiera es ciencia. Es chusmerio y ni eso.
      1- Si el pueblo es parte de una población mayor, y tiene una media de mortandad X, mucho más alta que el resto de la población, y esa poblacion mayor tiene los mismos factores, es evidente que esos factores no son. De lo contrario, la media sería en toda la población tan alta o similar a la del pueblo. Es lógica pura. Pero esto además se cumpliría si hablamos de tasa de incidencia, o sea enfermos por cantidad de habitantes.
      2- Si hablamos de porcentaje de muertos por una causa X dentro de una población y la comparamos con otra, es lógico esperar diferencias. El pueblo tiene 13000 habitantes. El promedio general está infleuciado por ciudades y conglomerados urbanos de millones de habitantes, donde existen otras causas de muertes: accidentes de autos, inseguridad, que evidentemente el pueblo no tiene o tiene muy poco. Es difícil imaginarse muchos accidentes de tránsito en un pueblo con esa población. Es lógico que la media estará incidida por esas muertes que en el pueblo no ocurren, haciendo que los muertos por cáncer bajen en proporción.
      3- El glifosato no es tan importante en el cultivo de arróz. No hay arroz resistente a glifosato, por lo tanto si el cultivo de arroz es lo que predomina, poner «con el glifosato a la cabeza» es de una gran ignorancia.
      4- Las encuestas hechas por estudiantes, así como pintan, «indagando casa por casa» son muy pocos serias. Seguro saldrá otro disparate, como el de Córdoba que hará reir a científicos de otros países. Como ya ocurrió aqui.
      4- Damián Varcenassi no es epidemiólogo es catedrático de una materia que se llama «Práctica final». Su «metodología» es hacer «campamentos sanitarios» de este tipo, verdaderamente lamentables por lafalta de seriedad.
      http://www.unr.edu.ar/noticia/6416/campamento-sanitario
      5- El «polvo blanco» que vuela tal vez sean partículas vegetales propias del grano. «Cargadas de agroquímicos» es una burrada tremenda. Primero porque no aportan pruebasa alguna, más que su ideología. Segundo porque es muy difícil que el grano seco, que luego se procesa para ser envasado tenga agroquímico alguno.

      PD: Por favor, se lo digo como argentino, no pasee su ignorancia por blog extranjeros. Ya demasiado tenemos con estos militantes luditas con título universitario mintiendo, Demuestre un poco de inteligencia.

      1. Debo pedir disculpas a Alicia, interpreté mal su pregunta. Sin duda que al menos se trata de «mala ciencia». Retiro lo «por favor no pasee su ignorancia…»
        Y al dudar del artículo, demustra inteligencia, el que se comportó como un burro fui yo.

  33. Estimado Sr. Mulet
    Quisiera resumir un breve comentario que enviara recientemente pero que desgraciadamente no ha salido publicado. Yo vivo en la Argentina y conozco la realidad palpable de la problemática de los transgénicos, no desde un punto de vista teórico. El Sr. Heidegger, el filósofo, dijo una vez: «la ciencia no piensa», lo que es fundamentalmente cierto ya que si lo hiciera, aunque fuese sólo por un momento se detendría, y si esto ocurriese se aniquilaría instantáneamente, puesto que la ciencia es progreso constante, pero ¿Hacia dónde? Es aquí cuando comienzan esa serie de oscuros interrogantes que el científico evita, ya que si se los plantease, inmediatamente se vería obligado a pensar, y eso, por definición, no le está permitido. Más aún, uno podría indagar en si vale la pena acometer sin límites el proyecto monumental del desciframiento de lo real. ¿Es lo real descifrable? ¿Y si lo real fuera una dimensión maldita? ¿Quíén les dio permiso para entreabrir sus compuertas? Sr. Mulet, creo que los científicos deben hacerse cargo de que sus ecuaciones y curvas estadísticas, primero verificadas sobre montones de cadáveres de animales de laboratorio, y luego aplicadas en el mundo por ese ejército de empresarios y de cabezas huecas que desde sus oficinas de regulación certifican la inocuidad de cualquier cosa, deben hacerse cargo, digo, de que sus álgebras etéreas y neutras producen cadáveres por todos lados. Sr. Mulet, sus «papers» producen cadáveres aquí, a la vuelta de mi casa. E=MC2 es hermosa, lástima las estatuas de hollín en que se convirtieron instantáneamente ciertos habitantes del japón. Sr Mulet, ¿No ha leído Ud. esas historias del Kimono estampado en la piel, o la de la lluvia de pájaros que se arrastraban con sus alas quemadas por las ruinas de aquellos lugares del Japón? Son historias muy tristes, y por aquí están las Madres de Ituzaingó con sus hijos muertos y enfermos por la fumigación. También es triste. Y en la medida que defienda el sistema productivo de la agricultura transgénica, que mata, desertifica y empobrece, Ud. Sr. Mulet es también RESPONSABLE, no lo olvide.

    Gracias.

    PD.
    Le renuevo mi invitación para que venga a hacer un estudio de campo viviendo una temporada en un campo fumigado verificando los efectos inocuos de los agroquímicos en su propio cuerpo y en los de su familia

    1. Interesante perorata sobre filosofía de la ciencia, pero no aportas ni un solo dato sobre toxicidad de glifosato más allá de lo «que a ti te parece». Lee el hilo de comentarios y obtendrás información útil.

  34. Ya lo he comentado antes: el glifosato, si es en lo que estoy pensando, es tóxico y obliga a bastantes precauciones para su uso -formación, usar equipamiento especial como mascarilla y gafas, etcétera-. Una cosa es eso y otra muy distinta es que sea cancerígeno -recuerdo como la dosis era de un vaso -calculo que 25 cl- por 25 litros, dosis que quedaba muy dispersa además por donde se echaba (un campo entero) y además con la precaución de no echarlo a los (en ese caso) olivos-. Entre esa dispersión y que -supongo- que el glifosato se acaba degradando de modo natural, no debería ser tan peligroso como lo pintan.

    Claro está, que si uno se bebe un vaso de eso va a tener problemas muy serios.

      1. No se de que producto estuviste hablando, pero en general, todos, hasta los más tóxicos sufren el efecto de dilución que dices, incluso el glifosato, que por cierto tienen una DL 50, bastante alta que la sal.

  35. Me gusta como te apoyas en los datos de la IARC (que depende de la OMS) para decir que tiene el mismo riesgo que tomar mate pero criticas a la OMS por considerar al glifosato como carcinogenico

  36. Me encantaría saber a santo de que viene relacionar la relatividad, las bombas nucleares y el glifosfato.

    Estoy por relacionar la ley de newton con el montañismo, e indicar que la ciencia es responsable de las muertes de los montañistas, de los pasajeros de autobuses que se despeñan desde un puente y no hablemos ya de los pobres viajeros de líneas aéreas que han muerto por la insensatez de Newton que le llevó a formular esas terribles ideas.

    Seguro que si Newton no le hubiera dado tantas vueltas al asunto ese de la manzana, no moriría tanta gente. Si no hubiera sacado esa otra insensatez de las leyes de la inercia, nos habríamos ahorrado también muchos muertos.

    Y a todo esto, no deja de aburrirme la iteracion de «E=Mc2» con Hiroshima, sobre todo porque en Tokyo, los bombardeos con Napalm mataron a tanta o mas gente que la famosa bomba atómica. Los muertos los provocan las guerras, las armas, los políticos que las inician, pero no las leyes físicas que existen detrás de las mismas.

    Simplemente buscando un poco de información, veamos cual es la dosis letal para el glifosfato en mamiferos, ojo al dato:

    Glifosato: 4000 mg/Kg
    Sal: 3320 mg/Kg
    Vitamina A: 3600 mg/Kg

    Obviamente depende del mamífero. Para que no me acusen de «hacer trampa», la dosis letal para un ser humano oscila entre 0.5-5.g/kg. Pero vamos, a menos que nos pongamos a beberlo directamente, complicado lo tenemos

    Contra… si hacen falta 4 gramos por kilo para matar a un animal, y solo 3 de sal, y 2 de vitamina A… creo que deberíamos de reunir urgentemente firmas para prohibir la vitamina A y la sal.

    A todo esto, ¿donde están las cifras de muertos y enfermos?

    Porque digo yo, si se pide su prohibición, deberá de existir un peligro, y claro… debe de haber datos al respecto que indiquen eso claramente.

    Por contra, es curioso que si uno se molesta (por ejemplo) en buscar el efecto de sobredosis de vitaminas (si… vitaminas) las secuelas que pueden dejar son acojonantes (así como suena), y no veo a nadie recoger firmas contra las «pastillas de suplementos vitamínicos», que a todo esto está demostrado que el el enorme porcentaje de los casos, y excepto en casos muy concretos indicados por un médico, no tienen mayor efecto que oscurecer la orina.

    1. Orbatos; en Argentina hay una «movida» anti OMG y anti glifosato con «investigaciones» llevadas a cabo por gente que trabaja en la universidad. Son espantosas, y sin embargo son publicadas. El nivel es similar o menor de los «datos epidemiológicos» obtenidos en el pueblito de Monte Maiz. Los datos que van a escupir no resisten el más mínimo análisis. Yo estoy muy preocupado, porque si los que deberian hacer ciencia hacen estas cosas, que queda para el resto.
      ¿Creo que ustedes tienen una lista de la vergüenza por ahí?

  37. «Los muertos los provocan las guerras, las armas, los políticos que las inician, pero no las leyes físicas que existen detrás de las mismas» y los filósofos que con su cháchara avalan régimenes autoritarios, o ideas retardatarias, como Heidegger, justamente.

  38. Creeria yo que el glifosfato es mas bioacumulable que la sal, además de que estas sacando fuera de contexto que el glifosfato en plantaciones es rociado en grandes cantidades (y mas en Argentina con el monocultivo de soja, que ademas desgasta el suelo, pero eso es tema del manejo). Además el uso excesivo de uno de ellos es a gusto propio, mientras que el uso excesivo del otro uno no lo controla, sino que lo hace el productor con el fin de mejorar su beneficio. Yo creo que ahí esta la gran diferencia, si vos elegis dietas o estilos de vida que puedan generarte algun efecto nocivo (sal, mate O SER PELUQUERO…) es tu decisión, no la de productores que buscan llenarse mas los bolsillos. Y no me vengan con que son necesarios, porque con los metodos existentes de produccion de alimentos de hace años, ya es posible abastecer a la poblacion mundial.

    1. Mr vas a disculpar, pero el glifosfato no es acumulable. Es una sustancia que se degrada con bastante facilidad, en cambio la sal debe de ser expulsada del organismo por diferentes vías.

      Si hablaramos por ejemplo del DDT estaría de acuerdo, pero el glifosfato si que se degrada y no es bioacumulable, es degradado por microorganismos del mismo suelo.

      Y por cierto, lo de «con los medios actuales podemos abastecer a la población mundial» es una afirmación cuanto menos atrevida, en vista de las hambrunas que asolan el planeta, y ya puestos «los medios acuales» ¿incluyen el uso de plagicidas y transgenicos?, porque dicho de ese modo no queda claro

    2. Hay un error en atribuir al cultivo de soja el mayor uso de agroquímicos. En agroquímicos totales, el cultivo de frutas en Argentina gasta más de veinte veces más Kg o litros por hectáreas. No he hecho la cuenta de glifosato, pero también su uso por hectárea es mayor.
      Decir que el glifosato desgasta el suelo es de una gran ignorancia. Al contrario, al facilitar la labranza mínima, contribuye a proteger el suelo de la erosión.
      Y tampoco es cierto que el productor usa agroquímicos en exceso. Todo uso de agroquímicos es una PERDIDA para el productor. Es un desembolso de dinero que lo hace para no tener pérdidas mayores. Así que trata de ser lo más medido posible.
      ¿Por qué repiten una y otra vez falacias ecologistas sin ponerse a pensar un poquito?

  39. Las hambrunas que asolan al planeta son fruto de una desigualdad que viene de raiz, establecida por una sociedad en la que si no podes comprarlo, no tenes. Con medios actuales si, me refiero a transgenicos como por ejemplo con resistencias incorporadas en su genoma a diferentes insectos, asi disminuyendo la dependencia de tantos plaguicidas que pueden mantenerse en el suelo o drenar a napas y contaminar el agua. O tampoco conocen el termino de «eutrofizacion»? Segun tengo entendido el glifosato es un herbicida organofosforado.
    En cuanto a la respuesta de Fernando, creo que deberias releer mi opinion, yo dije que el monocultivo de soja como el de cualquier cultivo desgasta el suelo, (no el glifosato) y eso tiene que ver con el manejo, pero hoy en dia con la soja transgenica que tiene un amplio mercado en el sector oriental, los campos de soja se expandieron muchisimo y con ello el uso de glifosato (use mal el termino excesivo, quise decir que aumento tambien su uso). Por último no estoy del todo seguro, pero creo que te equivocas al decir que se usa mas glifosato para frutas que para soja o maiz transgenico, de donde sacaste esos datos?

  40. Orbatos:
    Pues si, interpreté mal. Está relativamente claro que te referís al monocultivo. Rectifico.
    El monocultivo, coincido, degrada los suelos, pero en realidad, por lo menos en la zona «tradicional» agrícola, siempre se realiza alguna rotación. El maíz, trigo, sorgo y cebada que Argentina produce, salen de la misma zona en que se cultivan soja. El problema de uso continuado de soja tiene que ver más con decisiones individuales que con una «obligatoriedad». A veces se busca ganacia rápida, pero no es la general de la mayoría de los campesinos.
    El glifosato no es ester entre un aminoácido y ácido fosfórico. El enlace ester le confiere a la molécula propiedades distintas a los clásicos «organosfosforados» persistentes como parathion.
    ¿De donde saco los datos sobre el uso de agroquímicos? De organismos oficiales de Argentina.
    En el informe del Conicet (Consejo nacional de investigaciones científicas y técnicas) sobre glifosato, se dan datos de utilización de agroquímicos en la página 26.
    http://www.msal.gov.ar/agroquimicos/pdf/INFORME-GLIFOSATO-2009-CONICET.pdf
    Si sumamos la cantidad total de agroquímicos utilizados para barbecho y soja, nos da 167 182 526 en Kg o litros.
    El área sembrada de soja, según la Bolsa de Comercio Rosario es de 18 millones de hectáreas (Tomo año de menor cifra y redondeo hacia abajo, en 2014 se llegó a 20 millones)
    Esto nos da un índice Agroquímicos / hectáreas sembradas de 9,28 Kg ó l /ha.
    La cantidad de agroquímicos utilizada para el cultivo de fruta de pepita y carozo (manzana y durazno, como ejemplo respectivos) es de 15.933. 113 Kg ó litros, según CONICET, misma página 26, para las provincias de Rio Negro y Neuquén.
    La cantidad de hectáreas cultivadas con estas plantas, para Rio Negro y Neuquén es de 53500 hectáreas, que es el 71,2 % de la superficie total, según INTA, página 3.
    http://inta.gob.ar/documentos/cadena-frutales-de-pepita/at_multi_download/file/INTA_Programa%20Nacional%20Frutales_Cadena%20frutales%20de%20pepita.pdf
    Yo voy a suponer que el CONICET se equivocó y que la cantidad de agroquímicos para éste tipo de cultivo utilizada es para toda la superficie, y no solamente para éstas provincias, así que extiendo la superficie total cultivada a 75 200 hectáreas.
    Esto nos da un índice de agroquímicos usados/superficie de 211 Kg ó l /ha.
    La relación entre un cultivo de soja y cultivos de frutales de carozo y pepita nos dice, entonces, que SE UTILIZA POR HECTÁREAS 22, 7 VECES MÁS AGROQUÍMICOS PARA CULTIVAR FRUTAS, QUE PARA CULTIVAR SOJA.
    En cuanto al glifosato:
    Según Conicet, la cantidad utilizada en la zona Neuquén-Rio Negro, es de 2 244 696 litros. Si se lo divide por la superficie da un índice de 30,96 l /ha.
    En cuanto al cultivo de soja tenemos que se utiliza 59 millones de litros, que dividido la cantidad de hectáreas (18 millones) nos da un índice de 3,27 litros (nada descabellado, puesto que las dosis varían entre dos y cuatro litros por hectáreas, como sabe cualquier campesino).
    La diferencia entre uno y otro cultivo es de 9 veces más.

  41. mulet es verdad lo que ud dice yo hice una evaluacion de un estudio muy famoso aqui en la Argentina hecho en uruguay por «cientificos» uruguayos en donde ni siquiera tomaron muestras sanguineas de las personas afectadas para conocer los intermdediarios y ver si los sintomas -que eran coincidentes Prima face con intoxicaciones con insceticidas , eran coherentes con el glifosato…. es increible un estudio de toxicologia heho por supuestos toxicologos que prescindan de la bioquimica elemental en cualquier proceso de intoxicacion..por supuesto que le echaron la culpa al maldito Monsanto la soja y al glifosato…..hay que leer el informe de nuestro instituto de investigaciones el CONICET que ya fue citado mas arriba ,para darnos cuenta que bien usado es de toxicidad bastante escasa….http://www.msal.gov.ar/agroquimicos/pdf/INFORME-GLIFOSATO-2009-CONICET.pdf . Hay que escuchar a nuestro heroe Norman Burlaug en este videito y prestarle atencion a las cifras que da de cuando el nacio 1914 y cuando tenia en ese video 84 años…. sin ciencia agricola mas de 4000 millones de nuestros compatriotas estarian viendo crecer la soja desde abajo–https://www.youtube.com/watch?v=byqGGZH5xzI -un abrazo

  42. Noman Borlaug dijo cierta vez …»algunos de los grupos de presión ambiental de las naciones occidentales son la sal de la tierra, pero muchos de ellos son elitistas. Nunca han experimentado la sensación física de hambre. Ellos hacen su trabajo de cabildeo desde cómodas suites de oficina en Washington o Bruselas … Si vivieran sólo un mes en medio de la miseria del mundo en desarrollo, como he hecho por cincuenta años, estarían clamando por tractores y fertilizantes y canales de riego y se indignarían que elitistas de moda desde sus casas les estén tratando de negar estas cosas»

  43. Escuche que en un estudio del año pasado creo, se encontraron concentraciones altas de glifosato en leche materna, por lo tanto no seria tan facilmente eliminado como dicen y si seria bioacumulable. Es posible?

  44. Me temo que todo vale en la carrera para ver quién se pinta más de verde. El (para mí) desconocido hasta hace un par de semanas Movimiento RED me dejó esto en el buzón:

    https://movimientoreddotcom.files.wordpress.com/2015/05/111.jpg

    Aquí está la publicación en su web:
    http://movimientored.com/2015/05/20/movimiento-red-pinto-se-hace-eco-de-la-denuncias-de-varios-vecinos-y-una-asociacion-de-consumidores-no-al-uso-de-herbicidas-peligrosos-en-nuestros-parques-y-jardines/

    Con vídeo y todo:
    https://youtu.be/Cn2SuiK6_Uc

    Todo indica, según las aportaciones vecinales de Pinto, que se puede estar utilizando el famoso herbicida ROUNDUP cuyo componente activo es el Glisofato.
    Este componente activo obliga a las empresas usuarias a proteger al trabajador con trajes especiales similares al del Ébola; como se muestra en estas imágenes aportadas por vecinos de Pinto realizadas en el barrio de la Indiana hace un par de meses.
    Por otro lado están obligadas a acordonar las zonas fumigadas durante unos días, según circunstancias, para que se extingan los componentes perjudiciales para la salud humana; Cosa que no se hace ¡nunca!
    La Organización Mundial de la Salud ha declarado que hay pruebas convincentes de que el Glisofato produce cáncer.
    ¿Cómo hemos llegado a esto?
    La empresa pública de Aserpinto nunca utilizó productos de este tipo por ser altamente peligrosos.
    La privatización de los servicios municipales como en el caso pinteño hace que empresas como Baloriza utilicen estas prácticas para ahorrar personal ya que Aserpinto utilizaba para desbrozar los parques y jardines medios convencionales inocuos para la salud.
    El uso de herbicidas, más efectivos pero peligrosos; hace disminuir la mano de obra para enriquecimiento de la empresa adjudicataria poniendo en riesgo nuestra salud.

Deja un comentario

Por J. M. Mulet
Publicado el ⌚ 22 abril, 2015
Categoría(s): ✓ César-Javier Palacios • Ecologismo • Glifosato • Joaquín Araujo • La crónica Verde • Pseudoperiodismo