Aprendiendo juntos sobre mitos alimentarios

Dentro de la serie de entrevistas de “Aprendiendo juntos” que patrocinan El País y BBVA estuve hablando sobre mitos y realidades de la alimentación saludable. Espero que os guste.

 

 

Si os interesa el tema, de todo esto hablo en el último libro ¿Qué es comer sano?, que por cierto, ya va por la tercera edición y ya está disponible en México.

 



3 Comentarios

  1. Estimados amigos; Mi más coirdial y sincerea felicitacion por lo magnificamente bién que haceis las presentaciones sobre los difrentes temas.

    !Enhorabuena!. Un gran abrazo Francisco Ferrándiz

  2. Identificar frutas y verduras de temporada no es tan facil, salvo unos pocos productos. Y si es por precios, menos todavia.
    Naranjas, melocotones y fresa es facil. Con las peras y las manzanas ya se vuelven borrosas las fronteras pues dada la cantidad de variedades practicamente todo el año es temporada. Con las verduras es imposible: pimientos, calabacines, tomates (ya se que no es verdura), cebollas, patatas estan más o menos igual todo el año, salvo olas de frios o superproducciones inesperadas.

    Y si nos fijamos en precios pues depende. En Levante se nota mucho la temporada de citricos pero en Madrid los precios llegan más atenuados. Igual sucede con la familia de los melocotones, en cuanto te alejas de las zonas productoras las oscilaciones de precios son menores, salvo ofertas puntuales.

    Otro mito es el de cultivo de proximidad. ¿Que es próximo? ¿El que se cultiva en un radio de un dia a caballo o el que te traen en el dia en una furgoneta? ¿No es próximo el que viene de 500 Km en un camión frigorifico de 20.000 kilos, consiguiendo costes de transporte por kilo inferiores a los de la furgoneta?.

    Además la proximidad esta muy sobrevalorada. Nos chantanjean emocialmente con el derroche que supone traer productos de paises muy lejanos pero se nos olvida que alli hay gente que planta y recoge esos frutos. Gente que es muy posible que este muy en precario pero que estaria peor sino tuvieran ni siquiera esa posibilidad de trabajo.

    Es muy paradójico que se demonice el traer alimentos de fuera pero en cambio se vea bien traer las personas a las que previamente hemos limitado o cerrado el mercado de trabajo y solo le hemos dejado la opción de emigrar.

Deja un comentario

Por J. M. Mulet
Publicado el ⌚ 31 enero, 2019
Categoría(s): ✓ ¿Qué es comer sano? • Aprendiendo juntos
Etiqueta(s): ,