No todas las fábricas son de cerveza

Trabajo presentado por Cristina Valero

 

 

Si te digo que te imagines una fábrica seguro que lo último que se te viene a la cabeza es la imagen de una planta. De hecho, yo pienso siempre en una fábrica de cerveza. Algo así: (figura 1)

 

figura 1- fábrica de cerveza

Si te digo que te imagines una biofábrica y lo buscas en google, puede que la imagen que asocia fábrica y planta se forme en tu cabeza, pero no pienses que estamos hablando de producir tomates para gazpacho o algo así. La verdad es que aunque sea un rompecabezas de solo dos piezas, plantas y su uso como fábrica (fuera de la agricultura), son difíciles de encajar, pero el caso es que funciona. Estas fábricas tienen este aspecto:

figura 2- biofactoría Nicotiana

No te preocupes, no creo que haya muchas personas que piensen en una planta cuando escuchan la palabra fábrica o factoría. Pero lo cierto es que el uso de las platas como fábricas o biofactorías o biofarm (que suena más guay porque está en inglés) es más cotidiano de lo que creemos.

En primer lugar, es oportuno definir de forma general el concepto de biofactoría. Se podría definir como el aprovechamiento del excedente en la producción de moléculas específicas de alto valor añadido como metabolitos secundarios con actividad terapéutica, inhibidores, enzimas, anticuerpos, antígenos, etc.  En este punto he de aclarar que para este efecto no solo se usan plantas como organismos factoría, también se usan bacterias, levaduras, o células de ratón, por ejemplo. Pero el caso es que este post va dedicado íntegramente a las plantas de mis amores.

¿Y qué productos están produciendo las plantas?

Proteínas recombinantes que son básicamente productos biofarmacéuticos. También se producen enzimas industriales, citoquinas, factores de crecimiento, hormonas, agentes terapéuticos tales como anticuerpos, vacunas humanas y veterinarias.

¿Cómo lo hacemos?

Pues usando un compendio de técnicas biotecnológicas, tan apasionantes como difíciles de entender explicadas en las palabras que caben en un post. Sólo diré que para producir todo lo mencionado necesitas:

– Unas plantas (cuantas más mejor), por ejemplo de Nicotiana benthamiana

Agrobacterium tumefaciens, que es una bacteria que actúa introduciendo la información de la proteína en la célula vegetal.

Cuando tienes todos los ingredientes, solo queda la expresión transitoria de las proteínas en la planta usando una técnica que se conoce como Agroinfiltration. Por último, purificas las proteínas y están listas para ser usadas.

Espero que hayáis aprendido algo más sobre las plantas, os dejo algunas fotos de la expresión  transitoria, que aunque son imágenes preciosas de ciencia, más tarde serán parte de un medicamente, una vacuna, una crema,…

figura 3- GFP y DsRed en hojas de nicotiana benthamiana

 

¡No olvides dejar tu comentario!



13 Comentarios

      1. Antonio, algunas de las razones que hacen a las plantas una bueno opción son:
        Su alta capacidad productiva
        Fácil de escalar
        Células eucarióticas (como las humanas, interesante para producir anticuerpos, por ejemplo)
        Distancia filogenética mayor que disminuye la transmisibilidad de patógenos
        Son “Freedom to Operate”
        Además, al final son una herramienta más, como pueden serlo las bacterias o las levaduras.

  1. Me parece muy interesante el uso de las plantas como fábricas, cambia ese concepto tan industrial que tenemos de las fábricas, dándonos una imagen más natural y mostrándonos las grandes aplicaciones y avances que se pueden conseguir con las mismas.
    Estupenda está aplicación desconocida para mi.

  2. Es una forma interesante de sintetizar sustancias que nos son necesarias. Además, es más favorable para el medioambiente que los procesos empleados usualmente en la industria química.
    Enhorabuena por el trabajo

  3. Me ha gustado tu trabajo. Invita a hacer una reflexión a cerca de la importancia de avanzar en investigación de la biotecnología, ya ello hara posible generar importantes beneficios en muchos campos como son la medicina preventiva o la mejora de la producción vegetal entre otras.
    Felicidades por tu trabajo.

  4. Totalmente de acuerdo: cuando pienso en una fábrica lo último que imagino es en un vegetal, antes pienso en una factoría de panceta, pero por suerte existen estas biofarms (es que queda super pro dicho en inglés, totalmente). Y lo que más me gusta es que lo explicas de manera sencilla, cercana y divertida, lo que se espera de una buena científica que divulga ciencia en los tiempos actuales.

Deja un comentario