Longevidad del tomate

Como todos los años empezamos con al serie de posts escritos por los alumnos.

Artículo realizado por Irene Azcona, como parte de la evaluación de la asignatura de comunicación científica, perteneciente al máster de biotecnología molecular y celular de plantas.

Este proyecto se centra en el papel que tiene la cubierta de la semilla en la longevidad (tiempo que tarda la semilla en perder su viabilidad). Los factores de transcripción AtHB25 y COG1 tienen una gran importancia en el reino vegetal y en el sector agrícola. Estudios realizados demostraron que estos factores de transcripción están implicados la síntesis cutina y suberina en la cubierta de las semillas de Arabidopsis thaliana y trigo alargando su longevidad.

El objetivo de mi TFM es comprobar si AtHB25 y COG1 cuentan con el mismo papel en la planta modelo de Solanaceas

Para ello se cultivan estas plantas transformadas en invernadero bajo condiciones controladas y con variaciones de temperatura y humedad. Con la finalidad de comprobar la expresión de los factores de transcripción y la influencia del cambio de condiciones ambientales en la viabilidad de las semillas de tomate se realizan una serie de ensayos de longevidad comprobando así la funcionalidad de COG1 y AtHB25 en tomate.

7 comentarios

Participa Suscríbete

Irene Irene

La diferencia es que COG1 está implicado en el desarrollo de la cubierta de la semilla, mientras que HB25 es un factor que incrementa la longevidad de la semilla. Ayudando así a qué no sufra tantos estres a los que de normal se ve una semilla no transgénica.

Silvia Pérez San Miguel Silvia Pérez San Miguel

Está muy bien como solución a los problemas de sequía y/o estrés que sufren las plantas debido al cambio climático. ¡Muy buena propuesta Irene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *