Todo el mundo miente.

El pasado domingo publiqué en «El País Semanal» un artículo sobre como al ciencia de datos puede demostrarnos que todo el mundo miente en las encuestas. Aquí lo dejo.

 

 

Y aquí tenéis el artículo completo.



4 Comentarios

  1. El psicólogo Jonathan Haidt suscribe la metáfora budista que identifica dos partes en la mente humana: un jinete razonador y un elefante intuitivo. El débil jinete razonador trabajaría para el poderoso elefante intuitivo. El jinete actuaría como un mero abogado, inventando sobre la marcha cualquier argumento (sin importarle que sea verdadero o falso) para satisfacer a su jefe elefante.

    1. Perdón pero no es así, con permiso, el elefante simboliza a la mente (descontrolada) hay un mono que conduce al elefante que simboliza la agitación mental (más descontrol), el «jinete razonador» (meditador) va detrás tratando de controlar su mente con un lazo (atención) y un garfio (alerta). Ni el mono ni el elefante hacen puto caso al jinete razonador.
      El jinete razonador echa el lazo al elefante que vuelve la cabeza (mente un poco controlada), pero…aparece de la nada un conejo (el letargo mental, vamos el dormirse) que se sube al elefante, y el jinete tiene que apretar el lazo bien fuerte (eliminación del letargo).
      El elefante esta un poco más obediente y el jinete afloja el lazo, el mono ya va detrás del elefante, siguiéndole. El jinete ya puede aflojar lazo y garfio e ir delante de elefante y mono, y como antes, el conejo ha desaparecido de repente. hasta ya puede el jinete dejar que el elefante vaya delante (la mente ya es completamente obediente).
      Es un cuento de 11 etapas, en la novena el jinete se sienta y el elefante se duerme (la mente esta completamente concentrada).en la décima el jinete esta montado en el elefante. Y en la undécima y última el jinete lleva al elefante en otra dirección.
      Este cuento basado en la domesticación de los elefantes en India, se representa al jinete con un fuego a su lado de mayor a menor intensidad según avanza en la domesticación de su mente, que significa el esfuerzo por dominarla.
      Como ves el significado, la alegoría del conocimiento y domesticación de la mente no es tan sencillo como parece, no solo hay dos partes sino que ninguna de las 6 partes del cuento puede hacer o decir cualquier argumento (falso o verdadero), ni siquiera el elefante (ni el jinete) es el dueño de la mente (el «yo» que decimos).
      Y además tiene un significado más profundo, que es llegar a una meta determinada, para saber cual hay que empaparse de la filosofía budista.

      1. Gracias por la aclaración. Por lo que cuentas, las alusiones de Haidt a Buda serían erróneas, ya que en el fondo la metáfora del psicólogo resulta incompatible con la alegoría budista. Lo que sostiene Haidt, inspirándose directamente en Hume, es que el elefante (las pasiones) siempre tendrá el control sobre el comportamiento; o sea, justo lo contrario del ideal que predicaba Buda.

Deja un comentario

Por J. M. Mulet
Publicado el ⌚ 20 junio, 2019
Categoría(s): ✓ Comportamiento • Encuestas • Mentira • Psicología
Etiqueta(s): ,