Reseña de “Agentes Terapéuticos: Ciencia o Cháchara al servicio de la salud”.

Una de las cosas buenas de escribir un blog es que de vez en cuando alguna editorial te envía un libro para que le hagas una reseña. Claro, esto tiene su peligro: que el libro no te guste, o que te guste pero haya alguna cosa que te chirríe… En esos casos siempre tienes la duda de pasar de hacer la reseña (algo que todavía no he hecho) o de hacerla aunque no es la que el editor espera. Después de mi última experiencia, con airada respuesta de ¿el autor? incluida pensaba que las editoriales habían tenido una ataque de racionalidad y habían decidido borrarme de todas las listas de receptores de copias promocionales.

SNC02677

Parece que todavía queda alguna editorial valiente y atrevida, como Hélice, que ha tenido la osadía de enviarme un ejemplar de su último lanzamiento “Agentes terapéuticos: Ciencia o cháchara la servicio de la sociedad”. Debo decir que he disfrutado leyéndolo y que sus apenas 200 y pico páginas se pueden leer en una sentada, cualidad que valoro mucho en los libros científicos. El libro de Eduardo Setti es muy entretenido y desde mi punto de vista, muy necesario.

Últimamente está muy de moda criticar a las grandes empresas farmacéuticas. Partamos de la base que son empresas (algunas extremadamente grandes) y que como cualquier empresa no se rigen por fines altruistas, sino que su objetivo es ganar dinero, cuanto más mejor. Cuando se manejan cifras tan astronómicas a veces es tentador forzar la ley y o saltársela, lo que ha pasado varias veces. No obstante un error frecuente es señalar alguno de los errores de las compañías farmaceuticas para acto seguido pasar al argumento de “por eso no confío en las farmacéuticas que juegan con nuestra salud y prefiero utilizar XXXX” donde XXXX puede ser homeopatía, acupuntura, naturopatía o cualquier pseudomedicina. Está falacia está demasiado extendida en nuestra sociedad y últimamente muy de moda a cuenta de la escandalosa regularización que ha hecho el gobierno de los preparados homeopáticos, dándoles una pátina de credibilidad y eficacia que realmente no tienen. La gente que argumenta de esta forma suele olvidar dos factores.

a) Para que un fármaco salga al mercado tienen que superar toda una serie de ensayos clínicos y pruebas que avalen su eficacia y los preparados de la pseudomedicina no.

b) Ir a un homeopata, acupuntor, naturopata, etc… es mucho más caro que ir a un médico.

En sus 4 capítulos el libro de Eduardo Setti explica como es el proceso de aprobación de un fármaco, porque es tan caro y todas las pruebas que puede superar. Una de las cosas que más me han gustado es que no elude la responsabilidad ni las malas prácticas en las que en ocasiones han incurrido las farmacéuticas, al contrario, explica los casos más llamativos, las consecuencias y lo que es más importante las sanciones y mecanismos de control que se establecieron para que no volviera a pasar (algo que los pseudomédicos suelen olvidar). Además lo hace siguiendo un esquema lógico que facilita la lectura.

El primer capítulo explica como es el proceso de descubrimiento de un medicamento a nivel de laboratorio, las diferentes estrategias que se siguen y que características tiene que reunir una molécula candidata. Luego habla del largo y caro proceso de ensayo del medicamento (la fase clínica) por qué se encarece tanto y el poco tiempo que tienen las empresas para amortizar la multimillonaria inversión. El tercer capítulo explica que productos naturales pueden llegar a convertirse en medicamentos, pero que no es verde ni natural todo lo que reluce y por último en el 4 capítulo habla de productos naturales y de su uso o publicidad engañosa en medicamentos o suplementos nutricionales. En general he aprendido muchísimo sobre síntesis de fármacos e industria farmacéutica, como era de esperar de un autor que es químico orgánico y trabaja en este campo desde hace años. Quizás la única crítica, que no llega a tal, es que el capítulo cuarto le falta un poco de acidez. Se limita a denunciar de forma objetiva pseudomedicinas como la homeopatía o los remedios milagrosos como el cáncer, diciendo porque no funcionan. Se hubiera agradecido que hubiera puesto en contexto la dimensión real del problema haciendo referencia a las miles de víctimas que causan cada año los remedios no oficiales, o los turbios conglomerados que hay detrás de empresas como Boiron, y no limitarse a explicar desde el punto de vista científico porque la pseudomedicina no funciona. Pero bueno, es solo mi opinión.

Lo dicho, un libro recomendable y muy necesario en estos días que los homeópatas andan envalentonados.

Agentes terapéuticos: Ciencia o cháchara al servicio de la salud (O3pinión)


18 Comentarios

Participa Suscríbete

Miguel Blanco

Miguel: A pesar de tener razón en la cuestión ortográfica, por favor no cites a una entidad tan deleznable como la RAE, donde sus miembros apenas hacen nada, ni siquiera corregir errores notables, que perduran largo tiempo. Saludos.

Miguel Blanco

“[…] la homeopatía o los remedios milagrosos como el cáncer, diciendo […]”

Estimado JM: creo que debería figurar “contra” el lugar de “como”.

Saludos.

Meritxell Castells

El problema es mucho más profundo de lo que parece. La salud no debe ser un negocio, natural o químico son sistemas basados en dependencias. Tras esto hay una lección que la sociedad no quiere aprender y que se ha fomentado por los que mantienen el negocio a que sea así. El valor de la materia viva como un ser capaz de restablecer su propio ecosistema. Sí, la homeostasis es posible hasta niveles que no imagináis y yo personalmente lo he puesto a prueba. Un sabio de millones de años de evolución lleva en sí mismo la capacidad de restablecer la vida por sí mismo.
Ahora ya no es necesario usar medicamentos de ningún tipo, ni naturales ni químicos. El restablecimiento del orden natural puede hacerlo perfectamente nuestra identidad biológica.

J. M. Mulet

Pues nada, me parece un actitud genial. Cuando tú o alguien de tu familia enferme confia en la homeostasis, que es lo más natural que hay, concretamente “selección natural” y así haces un servicio a tu especie. Si no te importa yo, cuando sea necesario, seguiré tomando los medicamentos que me recete el médico.

LauraLaura

Creo que esto es lo que más o menos se sabia en la edad media sobre homeostasis, ecosistemas, evolución… y biología en general. O puede que no: es probable que entonces ya supieran que enfermar y morir forma parte del orden natural…
Al lado de esto, la astrología es una ciencia.

Carlos ZarcoCarlos Zarco

Si usted cree que ya no hay ninguna necesidad de usar medicamentos, me pregunto por que se mata la gente por conseguirlos donde no los hay. Quizás usted nunca ha estado realmente enferma, pero no trate de convencernos a los demás de que si usted tuviera sífilis (por poner un ejemplo de enfermedad cruda), no necesita medicamentos, ya que se cura sola a base de actitud positiva. Eso es magia y la magia no existe. Ahora va a resultar que toda la gente que ha muerto por enfermedades a lo largo de la historia, murió por que no sabia algo que usted sabe… simplemente ridículo por no decir soberbio. ¿Por que “ya no hace falta medicamentos, ni naturales ni químicos”? ¿No sera por que tenemos vacunas y agua clorada? Dejando creencias religiosas a parte, ¿quiere hacernos creer que podemos curarnos con filosofía? Un cordial saludo.

LuisLuis

El buen funcionamiento de los mecanismos de homeostasis es lo que nos permite mantenernos saludables. Sin embargo, en algún punto esos mecanismos naturales se deterioran y es allí cuando aparecen las enfermedades. El equilibrio homeostático muchas veces se recupera en forma natural, en otras, no. Creo que hay que tratar de evitar consumir productos sintéticos en lo posible ya que en mayor o menor medida, conduce a un deterioro de los órganos; no obstante, en casos como el cáncer no nos queda otra alternativa que apelar al uso de productos farmacéuticos si queremos maximizar nuestras chances de sobrevida.

LuisLuis

El hecho que un producto sea natural o sintético es irrelevante desde el punto de vista de su toxicidad. Hay productos naturales altamente tóxicos como también productos sintéticos de muy baja toxicidad.

Miguel Blanco

¿natural vs. químico? Lo natural también tiene sustancias químicas, por supuesto.

Valor de la materia viva, propio ecosistema, homeostasis, orden natural, identidad biológica…

Cháchara niueuchera sin parecido alguno con la realidad que intenta explicar.

jesus lloret gregorijesus lloret gregori

universidad de Valencia biologia o biotecnologia. Primer curso les ha proyectado varias veces “EL MUNDO SEGUN MONSANTO”
Hay tronaos tambien en la universidad?

Deja un comentario

Tu email nunca será mostrado o compartido. No olvides rellenar los campos obligatorios.

Obligatorio
Obligatorio
Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>