La agricultura ecológica se la juega en Bruselas.

Leo esta mañana en “El País” un titular llamativo: “Europa Quiere Controlar la Comida ecológica.“, me llama la atención porque Europa siempre ha controlado la comida ecológica, que se rige por un reglamento Europeo desde el año 1991. Todo el proceso de acreditación y certificación depende de esta norma. Tengo que seguir leyendo para enterarme que se refiere a la negociación, que lleva ya más de un año y de la que hablé en este blog, sobre limitar las excepciones que se les concede generosamente a los productos certificados como ecológicos. Actualmente el reglamento obliga a que la producción ecológica venga de semilla ecológica, o que el ganado ecológico paste pienso ecológico, o que el estiércol ecológico sean deposiciones de animales ecológicos, pero como esto es complicado, se conceden excepciones, dispensas y bulas y se otorga el sello a productos que no cumplen estos preceptos (todo muy de derecho canónico ¿no?) Y se permiten las explotaciones mixtas, es decir, el productor tiene en la misma explotación una parte ecológica o no, lo que le permite según el mercado y las subvenciones dedicar más espacio a ecológico o a convencional. Este es el principal caballo de batalla. El que produzca ecológico, solo puede hacer ecológico. La argumentación es que esto evita las contaminaciones cruzadas, la realidad es que aquí los principales interesados son las grandes distribuidoras, que con ese cambio legislativo pueden argumentar que las explotaciones del sur de España e Italia (pequeñas) no cumplen este criterio, y empezarán a importar de terceros países como ya están haciendo. Por ejemplo, este año todas las naranjas ecológicas que se han vendido en Suecia eran de Egipto. Curiosamente en ningún momento se plantea hacer más ecológica la agricultura ecológica poniendo trabas a la importación o considerando la huella de carbono o la mochila ecológica. Eso no está en la agenda por qué no le interesa a nadie, que al final todo es dinero.

 

Me ha llamado la atención como argumentan los productores ecológicos este cambio de normativa. Por ejemplo, el productor de quesos ecológicos “Suerte Ampanera”

”. Pero Alfredo y Rafael, que entonces eran veinteañeros con mucha ilusión en su proyecto, tenían claro lo que querían. “Un negocio sostenible para nosotros y la naturaleza. No queríamos encerrar a los animales en un establo”.

Y a esta afirmación la acompaña esta fotografía:

 

¿Cabras sueltas?

Algo aquí no me cuadra, pero no acaban aquí las incongruencias:

 

Todos con el sello de la UE que los certifica como alimentos ecológicos. “Eso significa, por ejemplo, que una persona alérgica a los antibióticos tiene garantizado que no va a encontrar ni rastro de ellos en ese queso. Que las cabras se han criado al aire libre, pastando en el monte o, en la época de mayor frío, comiendo pienso ecológico. Que la corteza no tiene colorantes artificiales ni perfumes ni conservantes…”, enumera Rafael. Los inspectores de los consejos oficiales de certificación, dependientes de las comunidades autónomas, garantizan que efectivamente esto es así.

Parece que no conozca la reglamentación de producción ecológica, que en Europa permite el uso de antibióticos en el ganado. También da a entender que en un queso no ecológico vas a encontrar antibióticos. Pues no, el uso de antibióticos está estrictamente controlado y si los utilizas tienes un tiempo en el que no puedes utilizar la leche de ese animal, precisamente para que no queden restos. Lo mismo con el pienso, dan a entender que todo el ganado ecológico pasta pienso ecológico cuando esta excepción se concede con bastante alegría y de la que no se informa al consumidor.

 

Por cierto, que yo he pensado que el mundillo ecológico era de Paz y Amor y todo eso, pero este comentario me dejó via Facebook el fabricante de estos quesos después de la publicación de “Los Productos Naturales ¡vaya timo!”

 

Sin título-1
El típico buen rollo ecológico

 

Como veis, todo buenos modos y amabilidad.

Tampoco mencionan los estudios que indican que los quesos ecológicos acumulan más dioxinas.

queso ecologico

 

 

Y la leche ecológica tampoco es que lo pete, básicamente porque nutricionalmente es muy pobre, principalmente por tener poco iodo. Un estudio reciente desaconseja su consumo en madres embarazadas y lactantes:

 

leche organica

 

La noticia también menciona, así como de pasada, que el tribunal de cuentas ya denunció el problema de la trazabilidad en agricultura ecológica.

Esta nueva legislación, mucho más estricta que la anterior, parte de un informe de 2012 del Tribunal de Cuentas de la UE que detectó deficiencias en el sistema de control.

Pero olvida mencionar que el problema de la trazabilidad, y por lo que salió el informe es que si esta hubiera funcionado no hubieran muerto 47 personas en Alemania y Francia en el 2011 y el gobierno Alemán no hubiera estado dando palos de ciego y acusando a los pepinos españoles.

peligro
La crisis del 2011, una verdad incómoda.

Por último el artículo dedica un espacio a los productores ecológicos “de buen rollo”, los que se centran en la producción de cercanía y no certifican.

Hay además muchos otros pequeños agricultores ecológicos que no certifican ni siquiera una pequeña parte de su producción. Algunos porque no pueden afrontar los gastos y otros, simplemente, por principios. “La certificación sirve cuando quieres competir en el gran mercado de la alimentación, pero ese mercado no nos interesa”,

Me parece muy bien lo que hacen (siempre que cumplan con la normativa de sanidad), pero habría que tener en cuenta que no pueden vender nada de lo que producen como ecológico, y que esto es así precisamente por la Sociedad Española de Agricultura Ecológica y por el comité andaluz, que estuvieron pleiteando para adueñarse los términos ecológico, biológico y orgánico. Por lo que son términos registrados y amparados por el sello oficial. Esto implica que vender algo sin ese sello implica incurrir en una falta administrativa.

 

En general, si la normativa acaba como parece que va a acabar la producción ecológica volverá a subir el precio, salvo que se compense con más subvenciones o aumentando la importación de países con costos de producción bajos (lease, África). El impacto que tendrá esta normativa en la producción alimentaria global será irrisorio. No olvidemos que mientras estamos dedicando ingentes cantidades de recursos a la producción ecológica, esta sigue siendo menos del 10% de la producción total en Europa y a nivel global menos del 1%. Y cuanto más dediquemos a ecológico, menos producción tendremos y más comida importaremos, por cierto, también OGM, que es la estrategia de producción que está siguiendo América y Asia, nuestros principales proveedores de alimentos. Por lo demás, la agricultura ecológica durará lo que duren las subvenciones, sin ella, el sistema desaparece. Es lo que tiene ser insostenible. 

 



32 Comentarios

  1. Hablando de la comida ecológica importada desde fuera de la UE, ¿qué certificación ecologica tienen estos productos? Si no cumplen los europeos ya me imagino lo que serán los traidos desde países donde las leyes se pueden saltar bastante fácil 😛

    1. Pasa algo similar con los OGM. En Europa no podemos casi ni sembrarlos, pero los podemos importar a cascoporro. Todo por la soberanía alimentaria (por joderla, vaya)
      Para cultivar con sello ECO en la UE, restricciones a saco. Pero luego reconocemos los sellos de terceros países sin apenas criterio.
      No se queda aquí la cosa. Para tener una granja de ponedoras en Europa, casi que hay que hacerles un hotel de 3 estrellas a las gallinitas. Los productores no se pueden gastar el dineral de adaptarse a la nueva normativa, y chapan el garito. Para compensar, importamos huevos de terceros que tienen a los animales en condiciones aun más lamentables de las que teníamos antes aquí.
      En resumen: las políticas europeas en éstos aspectos son nefastas (por decirlo suavemente)

  2. Me encanta cuando el señor de Ampanera le comenta que el mundo ya no existiría si todos fuéramos tan “radicales” como usted…
    Típico agorerismo de los “ecolojetas”. Es como cuando los de la SGAE se manifestaban diciendo que en 5 años se acababa la música (sic).
    Vamos lo de siempre. Menudo negociete…

      1. Hombre, un estudio no se puede rechazar por el mero hecho de no estar en una revista con peer review.

        Pero faltan citas por doquier para lo que afirma, y que se explique la selección de casos y controles (no lo hace), especialmente con una muestra tan reducida.

      2. Con todos mis respetos, creo que ese artículo de “mala divulgación o información”, también debería tratarse de desmontar, pues precisamente esa forma de comunicar al público general (con poca o nula formación académico-científica) está muy estudiada y pensada, cuando lo que se pretende realmente es desprestigiar algo o a alguien, con medias o ninguna verdad, creando confusión y desconfianza respecto a las demás formas de producir alimentos.
        Al mismo tiempo, todas esas informaciones procuran encumbrar al cielo a la agricultura ecológica, mostrándola como el verdadero y único camino, escondiendo al mismo tiempo muchas mentiras, como las relatadas en su artículo.

          1. No pretendo polemizar sobre esto, pero aparte del principio de Hitchens que comentas, también se debe considerar que estamos en un ámbito que no es sólo el académico o científico, sino en uno más amplio y menos riguroso, –no se preocupan en encontrar pruebas o justificaciones–, donde una mentira o media verdad, repetida hasta la saciedad a personas con poca o ninguna formación, sobre un tema concreto, –como por desgracia ocurre frecuentemente–, crea opinión, quizá falsa e irracional, pero suficiente para decidir y ejercitar el poder en muchas esferas políticas.
            Esto lo saben muy bien los expertos en comunicación, y este es el caso de todos estos asuntos relacionados con la AE, OGM, productos naturales, etc…
            Es imposible desmontar todas las falacias que se cometen diariamente, pero al menos se debe intentar hacerlo con todas aquellas conocidas, que para su difusión, usan medios de comunicación masivos.

    1. los medicos de pueblos fumigados, van mal desde el nombre. salvo algun caso que no puedo imaginarme, los campos no se fumigan; generalmente se pulverizan, se asperjan. de ahi para adelante, todo mal. su jefe, Medardo avila vasquez, hizo un acto de ecoterrorismo, disfrazando una accion de propaganda muy violenta, de encuesta medica. fue así: fue con permiso de la fac de medicina y un grupo de estudiantes, hizo unas preguntas un dia, y al siguiente declaró que el pueblo de monte maiz estaba siendo diezmado por los plaguicidas… fue tal el revuelo que se armo, que la facultad de medicina le pidio explicaciones… que fueron tan pobres que lo desautorizaron. lo mas divertido es que cuando este personaje era secretario de salud de la ciudad de cordoba, nos ponia a disposición personal y policias para que (ahora si) fumigaramos la ciudad entera con permetrina para el control de adultos del aedes aegyptii. tengo fotos.

    2. bueno, para empezar podrias decir que esos mismos efectos “nocivos para el ADN celular” por que las pruebas en platillo muestran como se daña, pues es simple, cualquier sustancia en la concentración adecuada ( y la mayoria suelen ser muy bajas) puede hacer esto, incluso con agua puedes, agregandole un poco, cambiar la presión osmotica de la celula y hacer que explote. es por esto que la prueba de toxicidad por excelencia es la DL50, porque la DL50 se hace en multicelulares, los organismos multicelulares tienen muchos sistemas de defensa contra sustancias potencialmente dañinas, así que cuando alguien te salga con un estudio en platillo, simplemente dile que es un estudio muy preliminar que no puede usarse para hacer un criterio debido a que su alcance no es el adecuado. los plaguisidas pueden matar celulas humanas? sip, pero tambien el jugo de naranja.

  3. “Organic milk is less healthly than regular milk and could harm child IQ”

    No, pues con razón la promueven tanto los ecologuays, si afecta la capacidad intelectual de los niños tienen más ovejas para su rebaño.

  4. temas aparte y buscando “lo humano” en todo esto. me preocupa porque sí bien no considero que la agricultura ecológica vaya a alimentar al mundo, si me parece que es un nicho de mercado que puede ayudar algunos campesinos, especialmente si los venden directamente al consumidor porque de esa manera pueden tener un margen de beneficios mas grande, los margenes de beneficios en la agricultura actual son pequeños. a lo que me refiero es que esto afectara economicamente hablando a muchos agricultores porque les aumentará los costos de producción.

    en fin ellos sabrán como se juegan su economía.

  5. Hace poco que he empezado a leer tu blog y me parece interesante. Lo que me extraña, como consumidora de prod. eco y lo que estoy percibiendo en los posts y comentarios que somos unos crédulos y puristas y además nos reimos de los demás porque no consumen como nosotros. No sé de dónde habéis sacado esa idea. Yo no lo vivo como tal. Cada uno consume lo que le parece más sostenible para su entorno y para generaciones futuras. No tengo ningun interés de defender a los de la suerte ampanera, pero yo consumo leche de cabra y te animaría que mostraras las otras alternativas que tenemos el consumidor medio de consumir este producto : la de puleva (mira el origen) y la de mercadona y estudiar la forma de producción de las mismas. Creo que es conveniente bajar el nivel de confrontación de una forma de consumo tan respetable como cualquier otra. Por lo demás tengo pendiente leer muchos posts tuyos y enhorabuena. porque si hay diálogo y sobre todo información, todos podemos elegir mejor.

    1. No acabo de ver el punto de confrontación por qué yo solo hablo de ciencia, pero si dicen cosas que no son ciertas de mi ámbito, tendré que desmentirlas. Por lo demás. ¿alguna vez has visto a un biotecnólogo destrozando una tienda de productos ecológicos? Pues al revés ha sucedido muchas veces. El principal error del marketing de los productos ecológicos es haber hecho la promoción “en contra de”, tratando de decir que los demás nos estamos envenenando por no comer eco… cuando muchas veces es al revés.

      Te recomiendo que elas el comentario que me dejaron por Facebook los de suerte ampanera para que veas el nivel…

    2. “Creo que es conveniente bajar el nivel de confrontación de una forma de consumo tan respetable como cualquier otra.”

      No, lo siento pero no. La agricultura/ganadería ecológica tiene una productividad menor que la convencional, sin ningún beneficio adicional. Al optar por consumirla estás desperdiciando tierra cultivable, quitándosela a los ecosistemas salvajes, además de, en algunos cultivos, gastar más fitosanitarios, necesitar más arado de la tierra, etc., con lo que ello conlleva de gasto energético, contaminación del suelo, etc. Es una forma de producción bastante irresponsable y falta de ética (asunto aparte es si se debe prohibir o no, que ahí no entro, de momento tenemos libertad religiosa).

      1. Buenas tardes, Antonio.
        Vayamos por partes.
        La segunda frase es inapelable hasta “convencional”. Añadir “sin ningún beneficio adicional” es un mero juicio de valor.
        La tercera frase entra, de lleno, en la falacia lógica y en lo capcioso; en las dos acepciones de la palabra.
        La cuarta es, sencillamente, insultante. (Incluso sintácticamente.) No tanto porque se otorgue usted poderes judiciales supremos sobre ética y responsabilidad, cuanto por lo que pueda tener de irónica amenaza.
        Rectifique, pues, si lo estima conveniente. O cuanto menos, matize si quiere obtener cierto grado de credibilidad dialéctica.
        Un saludo cordial.

        1. “Añadir “sin ningún beneficio adicional” es un mero juicio de valor.”

          No es ningún juicio de valor, es un dato objetivo. No tienen beneficios adicionales ni económicos, ni medioambientales, ni de seguridad alimentaria, ni de control de plagas, …

          “La tercera frase entra, de lleno, en la falacia lógica y en lo capcioso; en las dos acepciones de la palabra.”

          No, sigue siendo un dato objetivo. Y, si tanto le gusta la lógica, podría empezar por dar alguna razón que justifique lo que dice. Simplemente afirmar algo no demuestra nada.

          “La cuarta es, sencillamente, insultante.”

          No, sigue siendo una simple constatación de un hecho que se deduce de lo anterior.

          “(Incluso sintácticamente.)”

          ¿Ein? ¿Qué es algo ‘insultante sintácticamente’? ¿Sabe lo que es la sintaxis?

          ” No tanto porque se otorgue usted poderes judiciales supremos sobre ética y responsabilidad, cuanto por lo que pueda tener de irónica amenaza.”

          ¿Ein? No me otorgo ningún poder, y menos supremo, simplemente describo un comportamiento.

          “O cuanto menos, matize si quiere obtener cierto grado de credibilidad dialéctica.”

          Si quiere obtenerlo usted, dé algunas pruebas o datos, en vez de simples afirmaciones.

          Saludos cordiales.

          1. Hola, Antonio.
            Agradezco que se haya tomado la molestia de contestarme.
            Y, ahora, vayamos al grano:
            Imagine usted algunas actividades que “No tienen beneficios adicionales ni económicos, ni medioambientales, ni de seguridad alimentaria, ni de control de plagas, …” . Concluye usted -al generalizar la ausencia de los beneficios citados- que no puede haber otros. Siga imaginando, y suponga que alguien sí pueda obtener algún tipo de beneficio ajeno a los suyos. Creo que lo verá claro si apela, por ejemplo, a la interpretación de una partitura musical. Admitirá que puede que se le escapen algunos: estéticos, pragmáticos, culturales e incluso de realización personal, por citar sólo cuatro. Por tanto, me reitero: puede que alguien obtenga “beneficios” por practicar la agricultura/ganadería ecológica, ajenos a la productividad.
            Sigo. ¿”Desperdiciar tierra cultivable quitándosela a los ecosistemas salvajes” le parece a usted una afirmación objetiva? Tendrá que definir antes qué diablos significa “tierra cultivable” a la que pueda otorgar el atributo “desperdiciada”. No se me alcanza que este tipo de frases tenga algún sentido “objetivo” si no se admite la comparativa con la agricultura/ganadería convencional y se niega la mayor.
            Del mismo modo, con emplear frases tajantes del tipo “afirmar algo no demuestra nada”, vuelve usted a entrar en la falacia, si no más, argumentativa. Decir, por ejemplo, “es muy pronto para cenar” o “el cielo está precioso”, quizás no sean afirmaciones falsables -sensu popperiano-, pero son demostrativas sensu lato. No es necesario que le recuerde que querer extender y generalizar los criterios de una exigua parte del pensamiento científico al resto de actividades cotidianas es -o puede llegar a ser- una visión simplista, o cuanto poco limitada.
            Y termino. Como usted eligió la ironía en su tercer párrafo, yo me creí en el derecho -perdóneme si no lo tenía- de responder también irónicamente. Una frase “sintácticamente insultante”, como muy bien habrá entendido, es aquella que destroza la lógica de la sintaxis habitual. (Y vea, de nuevo, como yo sí limito el campo de mi crítica a la filología. De cualquier modo, perdóneme si le ofendí.)
            P.S.: Cuando oigo hablar a alguien de “falta de ética” de un adversario, me pongo a temblar. Pasar de la acusación a la prohibición, y de ahí a la estigmatización, puede ser -como hemos observado en determinados avatares históricos- sólo cuestión de minúsculo matiz.
            Me insta usted a dar “algunos datos”. No los necesito, porque yo no estoy tratando de demostrar ninguna tesis. Únicamente le recriminaba -y vuelvo a pedir su perdón si el verbo le ofende- su forma y fondo de escribir y argumentar.
            Reciba un cordial saludo.

        2. “. O cuanto menos, matize si quiere obtener cierto grado de credibilidad dialéctica.”

          lo que debería usted es hablar claro en lugar de juntar palabras que al final no dicen nada concreto, que no tienen ningún sentido y mas bien se usan para querer dar un aire intelectual a un escrito que tiene poco contenido, el triunfo de la forma sobre la substancia le dicen.

          1. Perdóneme, “mirage”, si le ofendí con mis ínfulas intelectualoides y mi rebuscada forma sin substancia. No era mi intención.
            Voy a intentar hablar más claro: Querer limitar (o condenar) una actividad -¡una actividad casi siempre personal y particular, sin ánimo de lucro en la gran mayoría de ocasiones!- en pos de la “madre ciencia”, usando cañones para matar mosquitos, me parece tan absurdo como enviar un ejército acorazado a luchar contra el hechizero de la tribu.
            ¿Me entendió ahora? Pues me alegro.
            Un saludo cordial.

    3. la confrontación no suele ser contra los consumidores de ecologico, es mas bien contra su modelo de promoción. la mayoria de las ocasiones los prodcutores de ecologico se llenan la boca diciendo que lo suyo es mejor, que los demas estan comiendo veneno y hacen publicidad falsa con respecto a su producto y mentir sobre la competencia, y además competencia desleal, si solo se concentrarán en que “tratan mejor al animal y no usan plaguisidas sinteticos” no abría problema, pero cuando pasan cosas como que quierán prohibir que haya cultivos transgenicos a cierta distancia de cultivos ecologicos por “la contaminación” como han intentado hacer en estados unidos es algo que no se puede callar. los que estamos a favor de la biotecnología en el campo no pedimos que se prohíba nada,, solo pedimos que cada quien tenga la libertad de sembrar y comercializar lo que mejor le plazca, cumpliendo con los estandares fitosanitarios de salubridad y seguridad, sin tener que sufrir los señalamientos de miedos infundados y falases, esto ultimo es una practica muy común en el sistema de producción ecologíca de cara al publico,

  6. Buenas tardes:
    Leo a menudo sus comentarios y, como soy de la profesión, sobre ellos nada tengo que decir porque en general coincido con ellos, sin ser un especialista específicamente en ese tema. Escribo para aclarar la foto de las cabras, que es una sala de ordeño mecánico, en las que las cabras solo entran para ser ordeñadas, generalmente dos veces al día. Los comederos se desplazan para dejarlas entar y luego se les pone algo de piens para que estén tranquilas durante el ordeño. El ordeño mecánico grantiza una extracción de leche en las condicones higiénicas adecuadas para su utilización en la producción de quesos.
    Es de suponer que el resto del tiempo esas cabras estén sueltas comiendo en el campo o en un rebaño con un pastor. Quizá la foto no ha sido una elección afortunada.

    Un saludo.

  7. Estimat Mulet:
    En cuanto al fondo del artículo…como siempre…irónico y punzante sobre los puntos débiles de la parte normativa de la agricultura ecológica. Por supuesto…las excepciones acaban siendo grandes…y eso permite estas críticas…pero estas excepciones son necesarias para que el sistema funcione. Vale¡¡
    Me gustaría hablar del final y de las críticas constantes al ” despilfarro ” en subvenciones a la agricultura ecológica. Cuando se inicia en Europa la revolución verde al principio todas las ayudas son a la producción…sin control de otros factores…con el tiempo Europa se encuentra con tres graves problemas…una montaña de excedentes, muchos problemas medioambientales…y un sistema dopado por las ayudas. Al redefinir la política agraria en estos últimos tiempos la política agraria comunitaria ha intentado solucionar los dos primeros problemas redefiniendo los conceptos de cantidad por calidad, salud y seguridad medioambiental para intentar recuperar zonas y poblaciones contaminadas, y un intento de mantener poblaciones en el medio rural sin tener en cuenta su rentabilidad a corto plazo. La agricultura ecológica parecía una buena alternativa para llegar a cumplir los tres objetivos. Y a esto se ha dedicado fianlmente una ” pequeñísima ” parte de los fondos de la nueva PAC…por desgracia finalmente, y como siempre los grandes recursos de las ayudas han ido a para a los de siempre…todo cambia para que nada cambie…y como en todos los negocios…engaños, manipulaciones, estafas,….

  8. Hola,

    Me gustaría saber tu opinión sobre los libros y las dietas que proponen “Paleovida” y “Paleotraining”. Y también que hay de verdad en la Psiconeuroinmología (medicina evolutiva). ¿Los avances en genética van a hacer posible las dietas personalizadas?

    1. Hola Lidia. La paleodieta surge de una idea profundamente rara, y es pensar que en el paleolitico la dieta era mejor que ahora y que podemos vivir o comer como hace varios milenios. Dicho esto, si tienes una mala dieta, o comes demasiado, y te controlas la dieta puede ser beneficiosa, a pesar que la base doctrinal sea estrafalaria. La psiconeuroimunología es una auténtica estafa, sin base científica y cuyo máximo exponente es una especie de guru-curandero.

      Y/ respecto a tú última pregunta la respuesta es si, pero todavía no ha llegado, a pesar que se ofrecen dietas basadas en los genes.

  9. Hola,

    Primero agradecerle su contribución, disfruto mucho leyendo sus posts.

    ¡Al turrón!

    De tanto en tanto me voy topando con este vídeo colgado en muros ajenos:

    https://youtu.be/oB6fUqmyKC8

    El vídeo es claramente un anuncio de un supermercado sueco y obviamente se debe a intereses económicos (como la mayoría de asuntos en este mundo, obviedad). Me llama la atención el tema de los pesticidas y recurro a ti para despejar dudas al respecto:

    i) Primero, ¿qué hay de verídico en este anuncio y en los datos aportados?
    ii) ¿Cuántos pesticidas se utilizan actualmente? ¿Están estos controlados? (Tanto en agricultura ecológica como en la convencional).
    iii) ¿Comportan los pesticidas un riesgo para nuestra salud? De ser así, ¿existen estudios?
    iv) Si la comida se debe a intereses económicos, ¿cómo el ciudadano de a pie puede confiar en los resultados o estudios expuestos sin tener conocimientos tan avanzados? Y, ¿cómo saber si esos estudios están libres de sobornos o coacciones?

    Siento el bombardeo de preguntas, pero de verdad me interesaría resolver estas dudas.

    Muchísimas gracias de antemano por tu tiempo.

    Saludos,
    K.

    1. Ni de coña. Para empezar no hay ningun tipo de control y te tienes que creer el estudio, punto. En caso que fuera cierto ¿los productos entran dentro de los niveles permitidos? Si después de cambiar la alimentación desaparecen señal de que no se acumulan. Por lo demás ¿miran el nivel de alcaloides y de coliformes fecales en la comida ecológica?

      http://www.losproductosnaturales.com/2013/03/residuos-de-pesticidas-y-marketing-del.html

Deja un comentario

Por J. M. Mulet
Publicado el ⌚ 15 julio, 2015
Categoría(s): ✓ Agricultura ecológica • Crisis del Pepino • Queso ecológico. • Suerte Ampanera • Trazabilidad